Julio Sosa


Nació el 2 de Febrero de 1926 en la ciudad de Las Piedras, en Uruguay. Proveniente de una familia de origen muy humilde tuvo que trabajar para ayudar a su padre, Luciano Sosa, que era peón de campo y a su madre que era lavandera. Hizo de todo: fue lustrador de botas, canillita, mandadero, etc. Ya de adolescente se enroló como marino, pero esa carrera fue muy fugaz ya que no resistía el estricto régimen militar. En el año 1949, viaja y toma como residencia Buenos Aires, para probar suerte como cantor. En Montevideo había participado en algunas agrupaciones y concursos pero todavía no había desarrollado del todo su voz grave y directa, tal como lo recordaríamos más adelante. Comienza cantando en el café "Los Andes" en Chacarita, pasa por la orquesta de Joaquín Do Reyes y luego se agrupa con Enrique Francini y Armando Pontier, con quienes logra su primera actuación en el "Picadilly". En este momento Sosa comienza a adquirir jerarquía y un mejor pasar económico. En 1953 se incorpora a la orquesta de Francisco Rotundo, y definitivamente se convierte en el cantante más popular del momento. Además, se gana el apodo de "El varón del Tango". En 1958 se independiza y forma su orquesta junto con el bandoneonista Leopoldo Federico. Sus presentaciones eran multitudinarias, su estilo y masculinidad eran estandarte del tango, despertaba tanta admiración en los hombres como suspiros en la muchachas. Su estilo era el de gente de barrio, de alguien familiar, su carisma en el escenario era comparable sólo con el de Carlos Gardel, algunos se atrevieron a decir que era el reemplazante de "El zorzal criollo". Sosa supo despertar el interés de los jóvenes al tango en una época en que había invasión de música de otros continentes. El hacía que el tango fuera algo exquisito y moderno, pero sin dejar de lado las raíces porteñas de principio de siglo. Al igual que Gardel también incursionó en el ambiente del cine en la película "Buenas Noches, Buenos Aires", en 1964. En otra de sus facetas artísticas escribió un libro: "Dos horas antes del alba" (1960) y un tango: "Seis años" (Música: Edelmio D’Amari). Casi como si hubiese una maldición sobre los grandes cantores de la historia, Julio Sosa falleció en un trágico accidente automovilístico el 26 de Noviembre de 1964 en la cima de su popularidad y con una gran carrera por delante. "El varón del tango" fue velado, al igual que Gardel, en el Luna Park. Fue llorado por todo un pueblo y es, hasta el día de hoy, recordado y homenajeado como lo que fue: Un Grande del Tango. (www.elportaldeltango.com)


~ Fuente: http://galeon.com/elortiba//index.html ~