La relevancia de la integración entre el comercio y el turismo, en el Foro de CAME

El comercio puede ser un atractivo turístico de la Argentina post devaluación

Un grupo de expertos en turismo afirmó hoy que el comercio puede constituirse en un atractivo más de la Argentina para aumentar su caudal de turismo, dada la depreciación del peso respecto del dólar, que hizo que el país pasara de estar entre los más caros ser uno de los más baratos del mundo, al disertar en el Segundo Foro Internacional "Ciudad, Comercio y Turismo" organizado por CAME.

El director del departamento de Planificación Económica y Turística de la Diputación Provincial de Málaga, Rafael Fuentes, remarcó que "Argentina, junto con Chile, es el líder de la región en ventas turísticas en España", y destacó que "a pesar de la situación de crisis por la cual vive el país, el turismo parece estar liberado".
En ese sentido, Fuentes señaló que en la Argentina "parece que todo marcha mal, pero la situación del turismo puede mejorar", y puntualizó que "hay algunos destinos turísticos que no sólo no están en crisis ni estancados, sino que están creciendo".
"Antes venir a la Argentina era muy caro y ahora es muy barato", subrayó el catedrático, quien propuso "hacer una campaña de compre en Argentina porque es más barato", como método de atraer mayor turismo al país.
Fuentes sostuvo que "es fundamental elevar la actividad del turismo al rango social", por lo cual consideró que "la mejora del sector turístico debe ser considerada a nivel de la economía en general", y subrayó que "en muchas provincias españolas es el motor de la economía".
Al respecto, aseguró que el turismo "es el sector que tiene un efecto arrastre en toda la economía más fuerte que ninguna otra actividad", y destacó que "si aumenta el ingreso turístico, mejorar la actividad comercial".

Por su parte, el director de la Escuela de Turismo de la Universidad Nacional de La Plata, Angel Merlo, consideró que "es preciso tener información sobre el tamaño y las características del comercio en las diferentes ciudades", para encontrar la manera de "cómo el comercio puede ser un atractivo para el turismo".
"El turismo ha comenzado a ver al comercio como un atractivo más", aseguró Merlo, quien "la oportunidad de mercado que otorga el valor del dólar puede darnos la oportunidad mejorar la producción en los diferentes niveles de la economía".
En ese sentido, el ex subsecretario de Turismo bonaerense evaluó que "todavía no hay una estructura seria ni consistente que garantice la construcción de una política receptiva" del turismo, y afirmó que "es inviable manejarse hoy sin una correcta red de comunicación".
En la misma línea, indicó que "la motivación del acto turístico no responde a una sola cuestión", y remarcó que "no hay que creer que comprar más barato puede ser el gran atractivo de venir a la Argentina".

Con todo, Merlo señaló que "el comercio es la actividad más dinamizadora dentro de las actividades turísticas", pero estimó que "se necesita una nueva forma de gestión urbana, como el desarrollo de centros comerciales a cielo abierto".

Para el consultor externo de la Secretaría de Turismo Jorge Busquets, "hay que ir a la búsqueda de los visitantes y no esperar que lleguen solos", pero reconoció que "falta compromiso político" para mejorar el afluente de turistas al país.
"Hay cuestiones a resolver en las ciudades, como la forma en que los visitantes llegan, dónde se alojan, qué comen, qué actividades hacen y qué compran", remarcó Busquets, quien indicó que "es preciso contar con un plan que demuestre un compromiso básico entre el sector público y el privado".
Al respecto, el experto consideró que es necesario contar con un "mayor presupuesto para inversiones en la actividad" turística, y sostuvo que se debe "asumir el riesgo de ir con nuestras ciudades a los mercados externos, pero hay que contar con las asignaciones necesarias para ir a buscar a los visitantes".

A su turno, el presidente de la consultora HVS Argentina, Arturo García Rosa, consideró que Argentina "tiene en el turismo una de las armas para generar empleo, generar divisas y atraer nuevas inversiones. Es bueno entender esto en un país que está obligado a repensarse como Nación".
"Argentina debe competir con un pie de igualdad con aquellos países que compiten en el mercado mundial del turismo. Y este es un tema clave", señaló el empresario, al disertar ante más de mil empresarios pymes.
Para García Rosa, el turismo "se consolida como una industria en pleno desarrollo, con un crecimiento notable, y por ello tiene una gran cantidad de competidores", por lo cual resaltó que "cuando salimos a vender la Argentina turística, tenemos que tener productos para mostrar. Así, el sector privado la Argentina turística debe procurar la construcción de una marca poderosa en el corto plazo".
Según el especialista, "la práctica de calidad es una estrategia permanente para mejorar la competitividad" dentro de la actividad turística, a la que calificó de "herramienta transformadora de la realidad social y cultural de los argentinos".

En tanto, el asesor de la Cámara Argentina de Turismo Pascual Barbieri expresó que para la actividad mercantil, "la crisis es una oportunidad, siempre que se apliquen en la realidad la capacitación, la asociación y la creatividad".
"Esto implica austeridad para reducir costos y achicar estructuras, con lo cual se encuentra un nuevo equilibrio, sin necesidad de cerrar el comercio. Pero lo importante es aumentar las ventas, más allá de encontrar primero un punto de equilibrio", puntualizó.
Barbieri propuso además a los comerciantes que "se unan a una empresa de turismo y desarrollen así circuitos turísticos. No quiere decir que el guía los lleve al local, sino que el local esté dentro de ese circuito".
Por otra parte, el especialista sostuvo que la ciudad de Buenos Aires recibe el 70 por ciento de los turistas extranjeros que arriban al país.

Buenos Aires, 12 de julio de 2002


auspiciaron este evento