ENTREVISTA A RICARDO TALENTO


" Hace tres años nos reunimos con vecinos de Barracas en el Centro Cultural Barracas en el Taller de Teatro para armar una historia sobre nuestro barrio. Surgió la necesidad de definir en qué consistía el Barrio ahora, porque uno siempre tiene una imagen idílica del Barrio, del Barrio solidario, de los vecinos tomando mate en la vereda, cosa que no ocurre más. Entonces empezamos a indagar con los propios vecinos qué pasa en el Barrio ahora... .
"

 

"Surgió el tema del vecino cerrado, del vecino con miedo, la vereda que antes era un lugar transmisor cultural se transforma en un lugar peligroso. Hablamos de los chicos abandonados, de los chicos que nacen en un lugar y no tienen lugar, o sea, que la sociedad no está preparada para aceptarlos.

Surge así el tema de "Los Chicos del Cordel" como metáfora de los que quedan desplazados, de los que nace y no tienen lugar.

En la obra todo el desarrollo que vamos haciendo recorriendo 12 cuadras, viendo distintas escenas que nos muestran qué pasa en el Barrio, qué pasa con estos chicos que constantemente están reclamando diciendo: somos de aquí, acéptennos, no crucen la vereda diciendo que para bien o para mal también estamos.
Es un tema que como vemos nos interesa.
Decimos qué pasa con toda esta gente que va quedando marginada. ¿Qué pasa con la exclusión?.

Y como no tenemos una solución y desde el teatro pienso que no la encontraremos, pero por lo menos decimos qué nos pasa como artistas y vecinos y queremos comunicarlos a otros vecinos porque en definitiva el público que viene son vecinos que están diciendo algo.

Estamos hablando de la exclusión, de lo que alegremente los economistas dicen que "no están dentro del sistema". Y como gente de un barrio nos preguntamos ¿Cómo si alguien nace en un lugar, si nace en el mundo, si nace en un país, cómo es que no tiene lugar?.

Usemos la imaginación. Busquemos el lugar. pero es un ser humano que debe tener un lugar.

Esto es mas o menos en pocas palabras la historia de "Los Chicos del Cordel". Esto contando con distintos elementos.

El barrio está atravesado por el ferrocarril, por la basura, por los galpones abandonados que en algún momento fueron signo de trabajo, signo de dignidad. En esta Estación en donde estamos, la Estación Hipólito Irigoyen de Barracas, miles de personas todas las mañanas llegaban y miles de personas todas las tardes si iban. Esto ahora se ha convertido en un lugar fantasma. Porque no está la fábrica, no está la Fabril Editora, la Medias París y podría seguir enumerando fabricas que estaban aquí a 10 cuadras a la redonda.

Por eso usamos el barrio como espacio escénico porque cuando vamos caminando y vemos un galpón olvidado y vemos pilas de basura en la esquina, vemos el abandono. Eso es también una de las narraciones que va haciendo este espectáculo, más allá de los textos. Porque si uno toma los textos, los mismos son fragmentados. Por ejemplo, hay vecinos que hasta parecen locos, como el caso de un vecino que dice "no confío más en el correo porque el correo me ha estafado" y diríamos metafóricamente ¿qué está diciendo esta vecina? ¿será el correo, serán los distintos gobiernos, las distintas cosas que nos prometieron, el año 2000 en el cual creíamos que la humanidad iba a vivir un mundo justo y de paz y ahora nos encontramos con una nueva amenaza de guerra?.

Todas estas cosas, con esta fragmentación que tiene el espectáculo, se va narrando la temática y terminamos diciendo: aquí termina lo que no termina.

No termina lo que no termina y decimos que estamos embarazados con el futuro.
Y nuestro compromiso está del lado de lo que podemos hacer, que es el teatro."

Ricardo Talento