Quebec en síntesis

Política

Entidad democrática, la provincia de Quebec cuenta con un sistema político que se basa en la libertad, la igualdad y la participación de los ciudadanos en asociaciones y en partidos políticos.

Quebec es una sociedad de derecho. Existe una constitución que establece la independencia de los poderes legislativo, ejecutivo y judicial y reparte competencias entre el gobierno federal y los gobiernos provinciales.

La Carta Quebequense de los Derechos y Libertades de la Persona enuncia los valores fundamentales de la sociedad de Quebec. Esta Carta define el derecho a la igualdad, prohíbe la discriminación bajo todas sus formas y garantiza el respeto a los derechos fundamentales políticos, judiciales y sociales de los ciudadanos.

Para fomentar la igualdad política de los ciudadanos, Quebec cuenta con una ley que rige el financiamiento de los partidos políticos. Esta ley prohíbe a las empresas públicas o privadas contribuir al financiamiento de los partidos políticos e impone un limite máximo a las contribuciones de los ciudadanos.

Todos los ciudadanos pueden tener fácil acceso a los textos de las leyes, los reglamentos y todas las otras regulaciones que rigen la sociedad quebequense.

RÉgimen parlamentario

El Parlamento quebequense, uno de los más antiguos del mundo, fue creado en 1791. Es un poco más reciente que el Congreso de Estados Unidos, pero data de la misma época que la Asamblea Nacional de Francia.

El Acta de la América del Norte Británica de 1867, por la cual nacía Canadá, creaba dos niveles de gobierno: uno central o federal y otro provincial. El Parlamento Federal tiene competencia en ciertos campos (relaciones exteriores, defensa, moneda, etc.) y  la Asamblea Nacional de Quebec es competente en otros sectores (salud, educación, recursos naturales, justicia, asuntos municipales, derechos civiles, etc.).

Los diputados de la Asamblea Nacional aprueban las leyes (poder legislativo). El teniente-gobernador, representante de la Corona, las sanciona.

El primer ministro y su consejo de ministros se encargan de la administración de las leyes y de la adopción de los reglamentos que definen su aplicación (poder ejecutivo). Ellos establecen igualmente las orientaciones generales de la acción gubernamental.

Las elecciones

La Asamblea Nacional está constituida por 125 diputados elegidos mediante sufragio universal, cada uno de los cuales representa una circunscripción electoral. El jefe del partido que consigue elegir más diputados pasa a ser primer ministro. Éste ocupa dichas funciones durante un período máximo de cinco años, y una vez finalizado, el gobierno debe llamar a elecciones.

Los diputados son elegidos mediante escrutinio uninominal con una sola vuelta: el elector elige un solo nombre entre los candidatos que compiten en su circunscripción. Es elegido el candidato que obtiene más votos.