Las Cumbres y sus temas

Abril de 2001 - Cumbre de Quebec

Comunidades conectadas

Las tecnologías de información y de comunicación (TIC), además de la rapidez con que se producen las innovaciones y los cambios, están transformando nuestro mundo. Esta revolución de la información es causa de profundos cambios en las instituciones democráticas, económicas y sociales.

Las nuevas tecnologías suprimen las barreras y modifican la naturaleza de las relaciones entre el gobierno, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil. Ellas han abierto el camino a nuevas formas de participación que llevarán a los gobiernos a reorganizarse de manera que puedan satisfacer las necesidades de afirmación de los usuarios-ciudadanos y de las comunidades.

La conectividad es un medio y no un fin. Apoyar un programa de conectividad no significa ni abandonar objetivos de desarrollo más fundamentales, ni negar el hecho de que los que luchan para conseguir para sí y para su familia elementos necesarios para vivir deben recibir una ayuda que les permita satisfacer en primer lugar sus necesidades más urgentes.

Pero en este sentido, lo que los gobiernos y los habitantes de las Américas enfrentan no es la posibilidad de escoger entre una u otra opción. Un compromiso integral en favor del desarrollo puede y debe comprender no solamente acciones que permitan satisfacer las necesidades fundamentales, sino que también debe garantizar que las ventajas de las nuevas tecnologías sean ampliamente compartidas y que se multipliquen las posibilidades de participar en economías basadas en el saber.

La adopción de una perspectiva más estrecha podría privar a las poblaciones marginalizadas de nuestras comunidades de la posibilidad de estar integradas a la sociedad y de compartir plenamente los beneficios que suponen los avances tecnológicos.

El rápido desarrollo y expansión de la tecnología de información y de la conectividad ofrecen a las Américas la promesa de posibilidades de desarrollo político, económico y social jamás vistas. Es preciso actuar de manera que los beneficios de este extraordinario potencial sean maximizados y compartidos.

El alcance de estos beneficios será mayor en aquellos lugares en que exista un mayor grado de penetración tecnológica y en los que los usuarios estén mejor equipados para aprovecharlos. A este respecto, se han planteado inquietudes respecto de las consecuencias que pueden producirse si no se eliminan las "barreras digitales" existentes en el interior de los países y entre éstos. Es necesario considerar iniciativas que permitan promover un acceso más equitativo a los beneficios que aporta la tecnología a fin de aumentar la prosperidad, reducir la inseguridad y fortalecer la comunidad de las Américas.

Se deben implantar nuevos enfoques de asociación que se basen en modelos competitivos y cuenten con la participación de los gobiernos, del sector privado y la sociedad civil, y promuevan el desarrollo de nuevos contenidos y nuevas conexiones, tanto a nivel horizontal como vertical. Para cada uno de los temas, habría que analizar la forma en que las tecnologías de información y de comunicación pueden ayudar a hacer avanzar las iniciativas.

Al estudiar el desarrollo de la conectividad en las Américas, los principales objetivos deben ser la creación de nuevos vínculos y nuevos instrumentos que permitan:

Icon

favorecer la diversidad;

Icon

fomentar el acercamiento entre puntos de vista diversos;

Icon

aumentar la capacidad de suministro de servicios de los gobiernos;

Icon

ayudar a que los ciudadanos puedan mejorar su vida;

Icon proporcionar nuevos conocimientos y habilidades a quienes lo necesiten.

El objetivo es crear conexiones que permitan realizar cambios positivos y ayuden al desarrollo de una comunidad que incremente la fuerza colectiva del hemisferio incorporándose a ella.