MENSAJE DEL SECRETARIO GENERAL DE LA OMT
CON MOTIVO DEL DÍA MUNDIAL DEL TURISMO DE 2001

Al elegir la "Paz" y el "Diálogo entre civilizaciones" como tema del Día Mundial del Turismo de 2001, la Asamblea General de la OMT, reunida en Santiago de Chile, en octubre de 1999, ha querido recordar la eminente contribución del turismo a la consolidación de la paz entre los pueblos y al fortalecimiento de la interacción de los intercambios económicos y culturales entre las civilizaciones.

En este sentido, y apoyándose en los principios enunciados en el Código Ético Mundial para el Turismo, adoptado en la misma Asamblea General de 1999, nuestra Institución tomó la iniciativa de organizar en septiembre último, la Semana del Milenio en Tierra Santa, con la finalidad de favorecer, a través del desarrollo turístico, la amistad entre las poblaciones y la comprensión y la paz en el Próximo Oriente.

A pesar de su éxito, esta feliz iniciativa desgraciadamente no ha dado los frutos esperados, debido a la reaparición, poco después, de nuevos conflictos en la región. No obstante, confío, en que a medio plazo y con la buena voluntad de todos, pero también gracias a las solidaridades concretas establecidas entre los actores económicos del turismo, este último podrá constituir un factor determinante en la reanudación del proceso de paz para esta región del mundo.

El "diálogo entre civilizaciones" es inseparable de la paz duradera a la que todos aspiramos.

Al adherirse al "Año de las Naciones Unidas del diálogo entre civilizaciones" proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas para 2001, la OMT entiende reafirmar el papel clave que le asignan sus Estatutos: procurar que el turismo promueva a la vez el reconocimiento de las identidades culturales y el intercambio de ideas y de experiencias entre los pueblos del mundo.

Con esa iniciativa se pretende impulsar una asociación viva entre los diferentes actores públicos y privados del desarrollo turístico, con vistas a la utilización del patrimonio cultural de la humanidad para los fines del desarrollo económico, al mismo tiempo que se cuida su salvaguardia y su preservación para las futuras generaciones.

Con esta misma idea, la OMT ha establecido, hace varios años, estrechas relaciones con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) con la finalidad de promover proyectos interculturales y turísticos a largo plazo. Las dos organizaciones cooperan especialmente en el desarrollo de grandes proyectos interregionales de itinerarios culturales: la "Ruta de la seda" y la "Ruta del esclavo". Esos y otros proyectos -que favorecen la expansión del turismo cultural- contribuyen sustancialmente a una mayor concienciación por parte de las diferentes poblaciones del valor de su patrimonio turístico de carácter histórico, cultural y artístico.

En el momento en que vamos a celebrar, el 27 de septiembre, este primer Día Mundial del Turismo del tercer milenio, invito insistentemente a todos nuestros asociados a cooperar activamente en favor de un turismo durable, responsable y ético.

Mayo 2001


Francesco Frangialli


La Organización Mundial del Turismo celebrará oficialmente el 22º Día Mundial del Turismo, el jueves 27 de septiembre de 2001, en la República Islámica del Irán.