Organización Mundial del Turismo

Sección de Estudios de Mercado y Técnicas

de Promoción

Madrid, 18 septiembre 2001

Informe especial

Impactos de los atentados en los Estados

Unidos sobre el turismo internacional:

Un Primer análisis

Informe especial

2 Organización Mundial del Turismo - 2001

Impactos de los atentados en los Estados Unidos sobre el turismo

internacional: Un primer análisis

El atroz ataque terrorista sufrido en los Estados Unidos el día 11 de septiembre de 2001 ha

sido de carácter y consecuencias hasta ahora desconocidos. Aún conmovidos por la

brutalidad de esa acción, se analiza en los siguientes párrafos los principales aspectos que,

desde la óptica del turismo, concurren en este caso excepcional. La situación internacional

tiende, poco a poco, a recuperar su normalidad y, en consecuencia, el turismo, como tantas

veces lo ha hecho en el pasado, se dispone a acompañar y potenciar dicho proceso.

I La situación previa

I.1 El turismo internacional en el año 2000

El turismo internacional durante el año 2000 se cifró en 699 millones de legadas, casi

cincuenta millones de llegadas adicionales a las registradas en 1999. Supuso que el turismo

internacional creciese en un 7,4 por ciento, casi el máximo de los años noventa y cerca del

doble del que se registró en 1.999. Por encima de la media mundial se situaron: Asia

Oriental y el Pacífico (14,7 por ciento), Oriente Medio (12,9 por ciento), Asia Meridional (11

Por ciento) y subregiones como El Caribe (7,5 por ciento), Europa Meridional (8,4 por ciento)

y Europa Mediterránea Oriental (26,1 por ciento). Norteamérica registró un aumento

respecto a 1999 del 5,7 por ciento, dos veces la tendencia de crecimiento durante el período

1995-2000.

Este flujo de turistas generó 476.000 millones de dólares de los Estados Unidos, un 4,5 por

ciento más que el año anterior. A la hora de interpretarlo se debe tener presente que está

expresado en dólares corrientes y la apreciación que el dólar registró frente a varias divisas

en los pasados años.

Según la OACI el tráfico regular aumentó un 8 por ciento y un 10 por ciento el tráfico aéreo

regular internacional respecto a 1.999. Las compañías estadounidenses miembros de la Air

Transport Association of America (ATA) tuvieron un incremento del 8 por ciento en el tráfico

internacional y un 5,9 por ciento del en tráfico interno.

Fue un año de fuerte crecimiento potenciado por una situación económica boyante en buen

número de países, una situación estable en lo que se refiere a conflictos internacionales,

con excepciones como la de la confrontación entre Israel y Palestina, la recuperación de los

mercados asiáticos y numerosas celebraciones vinculadas al inicio del milenio o

acontecimientos excepcionales (Exposición de Hannover, Año Jubilar, Olimpíadas en

Australia, entre otros).

I.2 Los ocho primeros meses del año 2001

Hasta septiembre del año 2001 la evolución de la economía internacional se vio marcada

por: a) una desaceleración lenta pero persistente que llevó a una revisión a la baja del

crecimiento anual esperado del Producto Interno Bruto mundial: del 3,2 por ciento al 2,7 por

ciento, b) una disminución de las cotizaciones de determinados valores en las principales

bolsas mundiales; y c) una significativa baja de los tipos de interés en los Estados Unidos y

en menor medida en la Unión Europea para colaborar en la reactivación de sus economías.

Aunque las previsiones sobre la economía internacional para el año 2002 eran más

Informe especial

3 Organización Mundial del Turismo - 2001

optimistas, la confianza de los consumidores continuó contrayéndose y contribuye, hasta el

presente, a la tibieza de la economía internacional.

A pesar de esas expectativas, el FMI confiaba en una reactivación de la economía

internacional; por la tendencia a la baja de los precios del petróleo, por las políticas de los

bancos centrales, sobre todo, en Estados Unidos y Europa y por que existe potencial de

crecimiento, especialmente en el sector de nuevas tecnologías. En síntesis, la situación de

la economía mundial parecía estar próxima a un giro positivo.

Previsión del FMI septiembre 2001

País / Grupo de países Tasa de crecimiento del PIB (en porcentaje)

Mundo 2,7

G7 1,4

Estados Unidos 1,5

Zona Euro 2,0

Alemania 1,2

Japón - 0,2

La situación descrita explica, en parte, que el crecimiento del turismo internacional se

mantenga por debajo del habido en el año 2000. Los datos del turismo receptor en varios

países y los del tráfico aéreo confirman esta tendencia.

En dicho contexto, y a comienzo del mes de septiembre de este año, las previsiones

iniciales de crecimiento del turismo internacional para el año 2001 se podían situar entre el 2

y el 3 por ciento. Tal resultado hubiese supuesto mantener el importante crecimiento

conseguido en el año 2000 y agregar una modesta tasa adicional de crecimiento al turismo

internacional.

II. La situación tras los ataques terroristas en los Estados Unidos

Resulta muy prematuro, en estos momentos, hacer una evaluación que lleve a conclusiones

válidas. La situación deberá ser analizada a la vista de la evolución de los acontecimientos a

corto plazo. Los resultados del año 2001 sin duda se verán afectados por estos hechos pero

ha de tenerse también en consideración que en el hemisferio norte los meses de mayor

afluencia turística ya se habían cerrado, con resultados generalmente positivos aunque lejos

de los habidos en 2000.

II.1 Consecuencias inmediatas

Los ataques a ciudades estadounidenses han causado impactos posiblemente más amplios

que cualquier crisis del pasado. Es una situación excepcional y la experiencia acumulada

sólo en parte puede ayudar a analizar las consecuencias que se derivan de tan trágicos

hechos.

A una situación económica poco brillante se agregaba una crisis de alcance impreciso que

por un lado directamente afecta a los Estados Unidos, un país clave en el turismo y en la

economía mundial, y por otra, apunta a reacciones, que de haberlas, son extremadamente

difíciles de concretar. Los Estados Unidos recibieron, en el año 2000, 50,9 millones de

llegadas turísticas lo que supone una cuota de mercado del 7,3 por ciento del total mundial.

Ese flujo turístico generó unos ingresos de 85 miles de millones de dólares de los Estados

Unidos. Como país emisor en el año 2000 los Estados Unidos generaron unos 35,4 millones

de viajes exclusivamente por vía aérea al extranjero (5 por ciento del total mundial), de los

cuales 4,9 millones a México, 3,8 millones a Canadá, 4,7 millones al Caribe, 12,9 millones a

Informe especial

4 Organización Mundial del Turismo - 2001

Europa y 3.9 millones a Asia. El gasto turístico emisor total ascendió a 65 mil millones de

dólares EE.UU. (13.7 por ciento del total mundial). Según la Travel Association of America

en 2000 los ciudadanos de los Estados Unidos realizaron además casi mil millones de viajes

dentro de su país, de ellos un 83 por ciento tuvo una duración superior a un día.

Las compañías de transporte aéreo se han visto afectadas, en general, y, en especial, las de

los Estados Unidos, ya que han cancelado unos días tanto los vuelos nacionales como los

internacionales. El transporte aéreo vinculado con América del Norte ha sufrido un paro

hasta el 13 de septiembre. En ese día se reiniciaron paulatinamente los vuelos a y desde los

Estados Unidos. De esa manera se desbloquea la situación de turistas que no podían volver

a sus lugares de residencia habitual. La IATA estima que las perdidas directas solo de esta

semana ascenderían a 10 mil millones de dólares.

Otro de los efectos posibles es la reticencia a utilizar el transporte aéreo, un factor que es

difícil de medir y sobre todo de prever cual será su duración. Una posible retracción de la

demanda, los costes adicionales asociados a procedimientos de operación y control más

rigurosos así como las alzas que puedan darse en algunos capítulos, tales como los de las

pólizas de seguros, aún no se pueden evaluar. Lo que resulta evidente es que pueden influir

de forma significativa en la estrategia empresarial con vistas a poder llegar a resultados de

explotación satisfactorios para las compañías aéreas.

Los datos disponibles sobre la evolución de las reservas hechas a través de sistemas

globales de distribución como AMADEUS muestran que descendió el total de reservas en

Europa Occidental. Hubo pocas cancelaciones de viajes ya reservados, pero bajaron las

cifras relativas a nuevas reservas. Este tipo comportamiento de turistas es normal y ha sido

observado en situaciones similares en el pasado. Su duración dependerá, por una parte, del

desarrollo del conflicto y, por otra, de las reacciones de los proveedores de servicios

turísticos.

Los líderes políticos y los agentes económicos han asumido estos hechos y la actitud

generalizada ha sido redoblar sus esfuerzos por normalizar, lo antes posible, la vida de la

sociedad y la economía mundial, sus mecanismos y operaciones. Uno de los principales

objetivos era reestablecer la confianza en la economía internacional.

II.2 La economía mundial

Horst Köhler, Managing Director del IMF, declaró, el pasado 12 de septiembre, "Our present

statement is that, despite the scale of the human tragedy, these terrible events will have only

a limited impact on the international economy and global financial system". Los principales

Bancos Centrales han facilitado recursos para mantener la liquidez del sistema financiero.

La Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco Central Europeo han reducido un

medio punto el tipo de interés. Por otro lado los tipos de cambio no han experimentado

cambios sustanciales respecto a la situación previa.

Las bolsas europeas y asiáticas más importantes reaccionaron los primeros días a la baja.

Después la reapertura el lunes 17 de septiembre de la bolsa americana de Wall Street el

Dow Jones sufrió una baja de 7,13 por ciento, menor a la temida por muchos expertos. Entre

los valores afectados de forma especial se encuentren los de las empresas de seguros, las

compañías de transporte aéreo y los grupos vinculados a la actividad turística. Las

aerolíneas americanas registraron caídos hasta el 52 por ciento y las europeas hasta el 40

por ciento.

Es cierto que la industria vive un momento difícil, pero parece que los mercados han

sobrereaccionado dada la incertidumbre sobre resultados que son difíciles de cuantificar en

Informe especial

5 Organización Mundial del Turismo - 2001

este momento. Una buena mayoría de las empresas en el sector turístico (alojamiento,

restauración, distribución, animación, etc.) tienen una base económica sana y una

diversificación geográfica importante de sus operaciones. Sin embargo, es difícil prever la

evolución que puede seguir a corto plazo. Todavía en este momento el mercado de valores

se muestra muy volátil.

El precio del petróleo sufrió, inicialmente, una tendencia alcista. No obstante, se podría

revertir esa tendencia una vez que los países productores han asegurado que van a

mantener o incrementar los niveles de producción.

III Escenarios posibles

Lo que esta situación pueda significar para el turismo internacional aún no se puede evaluar.

Los impactos de una crisis dependen de los acontecimientos negativos que se asocian a

ella. En cualquier caso, la experiencia muestra la rigidez de la demanda turística, su

resistencia a las crisis y una gran capacidad para superar situaciones adversas de

inestabilidad política, económica o debida a catástrofes naturales.

No se espera que la demanda turística mundial se contraiga de forma severa. Desde la

óptica turística uno de los escenarios posibles sería una redistribución de la demanda total a

favor del turismo regional e interno, sin cambios sustanciales en las motivaciones de los

viajes, acompañada con posibles modificaciones del gasto total y de la estancia media. El

sector de transporte aéreo se podría ver más afectado que los demás modos de transporte.

Podrían ser mayores los impactos sobre los viajes a larga distancia que los vuelos internos o

de corto alcance.

III.1 Experiencias del pasado reciente

En el período 1950–2000, sólo se ha registrado una única vez un decrecimiento del turismo

internacional, que fue del –0,4 por ciento y acaeció en 1982. Éste año se vio influido por un

lado por un ambiente económico desfavorable y por otro, por las restricciones a viajar que

surgieron en Europa Central y Oriental a causa de la declaración del estado de sitio en

Polonia.

Dos de los grandes conflictos armados, de los años 90 -la guerra del Golfo en 1991 y el

conflicto de Kosovo en 1999-, aunque solo son en parte comparables con la situación actual,

generaron un freno significante en el crecimiento del turismo, pero no una bajada en el total

de llegadas. Nótese que ese tipo de compartimientos llevaron asociados crecimientos muy

importantes en el año siguiente, es decir mientras en el año 1991 (guerra del Golfo) el

turismo internacional creció 1,2 por ciento, en 1992 llegó a crecer un 8,3 por ciento; en 1999

(conflicto de Kosovo) el turismo internacional subió un 3,8 por ciento y en el año 2000 un 7,4

por ciento. Los datos de ambos años muestran además lo siguiente:

- los turistas evitaron las zonas implicados y las percibidas como próximas;

- se produjo un clara baja del trafico interregional, por ejemplo en 1999 el turismo desde

las Américas a Europa bajó un 1,2 por ciento mientras que el total del turismo emisor de

la región creció 1,6 por ciento;

- se produjo un efecto ‘desplazamiento’ a destinos alternativos sobre todo dentro de la

propia región o dentro del país de residencia del turista.

Los hechos terroristas que afectaron a finales del año 1997 destinos como Luxor,

determinaron en buena medida que el país recibiera en 1998 3,2 millones de turistas; en el

conjunto de la región, Oriente Medio, no decreció el número total de llegadas. Un año más

tarde, en 1999, el turismo internacional creció en Egipto un 40 por ciento y se cifró en 4,5

Informe especial

6 Organización Mundial del Turismo - 2001

millones de turistas. Esta evolución positiva se vio directamente beneficiada por una política

turística activa y bien dirigida a los mercados emisores más relevantes.

La inestabilidad financiera y económica que afectó a un buen número de países en Asia

Oriental en 1997 y 1998 así como los disturbios sociales que se dieron en ellos, tuvieron un

peso determinante en que el turismo en la región se cifrase en 88.0 millones de llegadas en

el año 1998, tras registrar 89,1 millones en 1997 y 90,3 millones en 1996. Sin embargo en el

año 1999 recibió 97,6 millones de turistas, un 10,8 por ciento más que el año precedente y

en el año 2000 ascendió otro 14,7 por ciento, y el total de llegadas se cifró 111.9 millones de

turistas. Esta recuperación ha sido mucho más rápida de lo previsto en los estudios

previamente preparados.

III.2 Evolución de la situación actual

En el actual conflicto habrá sin duda reacciones políticas, militares y económicas por parte

de los Estados Unidos y sus aliados. Las consecuencias de estas reacciones para el

turismo, en parte dependerán de la naturaleza, el momento y las zonas geográficas que

resulten implicadas. Si las medidas adaptadas no impiden la realización de viajes de forma

generalizada, es previsible que se repita el modelo anteriormente descrito. Por lo tanto, a

medio plazo un escenario probable es que se produzca un retraso de meses en el

crecimiento. Si se mantienen unas condiciones razonables de seguridad para los viajes, la

expectativa es que si algunos destinos se viesen afectados más severamente, los flujos

turísticos se orientarían hacia otros de similar naturaleza.

En situaciones similares siempre existe el riesgo de que parte del publico tiende a

generalizar y hacer condenas indiscriminadas a grupos sociales que nada tiene que ver con

las causas de una crisis. Esta actitud errónea es peligrosa y las autoridades y otros agentes

sociales tienen la responsabilidad moral de tratar de rectificarla.

Para destinos que injustificadamente pudieran verse involucrados por alguna razón,

sociológica, étnica o religiosa, es importante actuar de forma activa, decidida y a tiempo. A

pesar de las limitaciones lógicas de este análisis, si es cierto que una visión estratégica de la

situación podría llevar a que algunos países inicien una serie de acciones de respuesta

anticipada para conseguir que sus destinos turísticos sean percibidos por los mercados

emisores de forma clara y diferenciada, lo que sin duda reforzará su posicionamiento.

Los impactos negativos asociados a una situación de crisis en un destino específico suelen

depender en buena medida de cómo se manejen esas crisis. En general, pueden reducirse

esos impactos con un tratamiento abierto y transparente, gestionando los problemas de

forma profesionalizada en vez de tratar de negarlos. Esa gestión de crisis comprende

acciones relacionadas con campañas específicas de relaciones públicas, de promoción, de

comunicación y de comercialización.

Lo excepcional de la situación vivida hace que sea necesario mejorar las soluciones que

fueron válidas en el pasado. Consecuentemente la OMT hará que en el Programa de

Trabajo 2002-2003 se preparen nuevos estudios sobre la mejora de la seguridad de los

turistas así como sobre el posicionamiento y consolidación de la imagen de destinos

turísticos.

Informe especial

7 Organización Mundial del Turismo - 2001

IV Conclusiones

- En este momento y con la información disponible se espera que en el año 2001 el

turismo internacional reduzca su crecimiento de forma no severa. Sin nuevos

acontecimientos extraordinarios, la reducción del ritmo de crecimiento turístico se podría

cifrar en el entorno de un punto y medio inferior a la previsión inicialmente formulada que

ya había sido rebajada dada la evolución de la economía mundial.

- Si las medidas políticas, militares y económicas que se esperan no generan

consecuencias sociológicas y sicológicas muy graves se cumplirán los efectos de

compensación geográficos y temporales descritos. Por lo tanto a medio y largo plazo es

de esperar que el turismo internacional mantenga el ritmo de crecimiento previsto por la

Secretaria de la OMT en el entorno del 4.1 por ciento medio anual hasta el año 2020.

OMT - Turismo: Panorama 2020 - Proyección del turismo receptor en el mundo y por regiones

Llegadas de turistas internacionales por regiones receptoras (millones)

Año de Proyecciones Tasa de crecimiento Cuota de mercado

referencia anual medio (%)

1995 2010 2020 1995-2020 1995 2020

Mundo 565,4 1.006,4 1.561,1 4,1 100 100

África 20,2 47,0 77,3 5,5 3,6 5,0

Américas 108,9 190,4 282,3 3,9 19,3 18,1

Asia Oriental y el Pacifico 81,4 195,2 397,2 6,5 14,4 25,4

Europa 338,4 527,3 717,0 3,0 59,8 45,9

Oriente Medio 12,4 35,9 68,5 7,1 2,2 4,4

Asia Meridional 4,2 10,6 18,8 6,2 0,7 1,2

Intrarregional a) 464,1 790,9 1.183,3 3,8 82,1 75,8

Larga Distancia b) 101,3 215,5 377,9 5,4 17,9 24,2

Fuente: Organización Mundial del Turismo (OMT) © (Datos reales de la base de datos OMT, julio 2000)

Notas: a) Intrarregional: incluye llegadas cuyo país de origen no se especifica

b) Larga distancia: todos los viajes excepto los intrarregionales