Los Diez Fraudes más Frecuentes en Internet, y cómo Evitarlos

 

Oportunidades de Enriquecimiento Meteórico, Publicidad Engañosa, Programas Robapulsos: un Repaso de los "Cuentos del Tío" que Circulan por la Red · Y una Serie de Medidas para evitar Comprar un Buzón


MARIA COPANI
Las oportunidades comerciales que se ofrecen en Internet (por vía de los sitios web o por correo electrónico) han llegado a crear en los monitores una contaminación visual equiparable a la de las peatonales de Buenos Aires, con sus carteles encimados, sus puestos de venta ambulantes y —¿cómo podrían faltar?— los "cuentos del tío" de diversos grados de peligrosidad que desde tiempos inmemoriales circulan por las ciudades.

También en la "aldea global" acechan los tristemente legendarios vendedores de buzones. Para reconocerlos, basta aplicar las mismas precauciones que se toman en las calles del "mundo geográfico". No obstante, quien no suele circular con frecuencia por la autopista informática debe conocer el modo en que se han travestido los vendedores de buzones en la era digital.

La Federal Trade Commission (FTC, el ente encargado de regular el comercio) de los Estados Unidos ha publicado en su sitio web (http://www.ftc.gov/) un "top ten" del engaño en red: las diez trampas más frecuentes que van al encuentro del inadvertido internauta.

El documento completo está en el link www.ftc.gov/bcp/conline/edcams/ dotcon/text.htm. Algunos consejos son útiles sólo en aquel país, pero sirven como base para alertar a posibles víctimas. En esta nota se añaden los agravantes registrados en Argentina.

SALDOS Y RETAZOS EN EL SHOPPING VIRTUAL

Usted recorre felizmente un shopping virtual que ofrece una gran selección de productos a buenos precios. Después de enviar el dinero, recibe un producto cuya calidad es muy lejana a la prometida o, peor aún, usted no recibe nada. En Argentina se ha informado de una variante: la mercadería llega, pero los costos de aduana suben el precio original hasta las nubes.

LA TARJETA DE CREDITO NO ES UNA NIÑERA

Algunos sitios web ofrecen ver online espectaculares imágenes para adultos. Dicen que es gratis y piden que se cumpla un "pequeño requerimiento" para salvaguardar a los niños de la visión de material no apto. De modo que le piden que escriba el número de tarjeta de crédito "sólo a los efectos de comprobar que usted es mayor de 18". ¿Hace falta decir que esto es una puerta abierta a los fraudes con tarjeta de crédito? ¿Y que por principio la tarjeta debe ser doblemente cuidada en la Web?

PROGRAMAS EROTICOS QUE ROBAN PULSOS TELEFONICOS

En este caso, la oferta es descargar un programa que permite "visualizar" imágenes para adultos. Y es tan "gratis" como el caso anterior: en realidad, el "visualizador" es también un "discador" que desconecta la conexión al proveedor habitual y hace una llamada de larga distancia, a la intranet o red interna del sitio en cuestión. A veces tienen la gentileza de avisar, pero en otro idioma y/o en letra chica. La consecuencia es la aparición de llamadas de larga distancia imprevistas en la factura telefónica. En otros países, las empresas telefónicas han advertido sobre este fraude. En Argentina, no. No se sabe quién paga los platos rotos... ni quién los cobra.

NUEVO DILEMA: TURISMO ONLINE O VIAJES A CIEGAS?

Un "crucero de ensueño" (tan lujoso como sospechosamente barato) puede hacer de usted el pasajero de una pesadilla. Hay "operadores turísticos" que venden pocilga por recámara imperial. La FTC reporta quejas de consumidores que recibieron comodidades inferiores a las prometidas, o ningún viaje, o que debieron pagar extras "camufladas". Aquí, como en el resto de los casos, hay que aclarar que no todas las ofertas son engañosas. Compruebe las referencias de la empresa virtual: no le compre al inexistente Señor Internet.

LLENE ESTE FORMULARIO Y GANE UN PREMIO

El formulario para "ganar fabulosos premios" le pide sus datos personales (por regla general, es aconsejable no darlos). Sujetos inescrupulosos usan estos "concursos" para obtener su número de teléfono y cargar a su cuenta telefónica algún tipo de servicio. Las "aclaraciones", que son difíciles de comprender y están en letra chica, pueden decir que completando el formulario usted autoriza ese servicio. "Usted nunca tendrá el servicio: sólo las facturas", advierte la FTC.

OTROS BUZONES EN VENTA, A PRECIOS MODICOS

Servicios de acceso a Internet. Simplemente "cobrando" una especie de "cheque", usted tiene un acceso gratis a Internet. La FTC informa que se han registrado casos en que el usuario queda atrapado por contratos a largo plazo.

"Le hacemos el website." La oferta es: tenga su página web, diseñada de acuerdo a sus necesidades y gratis, por un período de prueba de 30 días. Hubo reportes de cargos telefónicos o envíos de facturas, aunque el usuario no haya aceptado continuar el servicio.

La ciberpirámide. Tuvo su momento de gloria hace décadas y llegó a Internet el famoso fraude de la "pirámide". Huya de estos planes de reclutamiento.

Ciber-cuentapropista. "Sea su propio jefe y gane muchísimo dinero", dicen. Haciendo una "pequeña inversión", eso sí. La FTC aconseja tener a mano un abogado que le dé una miradita a la propuesta, antes de aceptarla.

Cuide su salud. Servicios y productos ausentes de los canales de venta habituales se ofrecen como remedios "comprobados" para enfermedades serias o aun fatales. El efecto es el mismo que en el mundo "geográfico": las terapias "milagrosas" conllevan el riesgo de que un paciente grave abandone el tratamiento que realmente necesita.

COMO ESQUIVAR LAS TRAMPAS

Más que consejos aislados, puede trazarse una "línea de conducta en red". En general, basta aplicar el mismo sentido común que uno debe esgrimir en la vida offline.

  • Lea las "letras chicas" de los contratos. Y si los términos parecen incomprensibles, casi seguramente son también engañosos.

  • Sigue vigente la vieja regla: no aceptar caramelos ofrecidos por un desconocido. La FTC aconseja tener una actitud escéptica ante las compañías que no dicen claramente su nombre, dirección y número telefónico. Y siempre controlar estos datos.

  • Desconfíe por principio de una frase en especial: "no credit card is needed". Esta frase suele ser el inicio de la odisea que culmina con el cargo de una llamada a algún país lejano cuyo nombre usted quizá ni siquiera conocía, y que no deseará recordar.

  • Tenga cuidado con los programas que habilitan su módem para hacer nuevos discados. Si aparece un "acceso telefónico a redes" nuevo y con un número que usted no conoce, ¡bórrelo ya! ¿qué espera?

  • Recuerde que el prefijo para conectarse a su proveedor local de Internet es 0610... y ¡de ninguna manera 00! Si en su computadora se abre un cuadro con un mensaje que indica que usted está discando hacia un lugar que no es el habitual, ¡cancele inmediatamente esa conexión!

FUENTE: CLARIN Lunes 27 de noviembre de 2000