Restauran una Obra de Miguel Angel

 

Es el Moisés, que está en la Tumba del Papa Julio II, en el Vaticano · Las tareas demandarán US$ 240.000

El Moisés de Miguel Angel, una de las Obras Maestras de la Escultura Universal, será restaurada por primera vez en casi 200 años. Los trabajos de recomposición podrán ser seguidos por Internet.

La obra, pieza central de la tumba del Papa Julio II en la Basílica de San Pedro Encadenado, comenzará a ser restaurada en enero de 2001. La Ministra de Cultura de Italia, Giovanna Melandri, estimó que los trabajos durarán nueve meses y el costo será de 540 millones de liras (241.000 dólares).

El proyecto fue presentado en Roma la semana pasada y abarca de hecho todo el complejo donde se ubica la colosal escultura. Además de la restauración, la importancia del proyecto radica en que habrá una red de cámaras que permitirán seguir en vivo los trabajos a través de Internet. Para ello, el gobierno italiano creó el sitio http://www.progettomose.it/.

Aquellos que visiten el Vaticano el año próximo también podrán visitar el Moisés, ya que se montará un dispositivo especial de andamios transparentes sobre su emplazamiento.

Melandri subrayó que "con esta iniciativa se abre un nuevo período en las restauraciones de las grandes obras de arte a la vista del público".

MONUMENTAL. El Moisés es de mármol y se comenzó a esculpir en 1505.


El proyecto de restauración de la monumental obra de Miguel Angel comenzó a partir de los trabajos de limpieza parcial que se realizaron con miras al Jubileo del año 2000. Y una de sus principales características es la libertad con que van a trabajar los restauradores, ya que parte de una serie de planteamientos previos que sólo se materializarán a medida que transcurran los trabajos.

Los puntos de partida son los planes originales de Miguel Angel, basados en un proyecto tridimensional, y las transformaciones que fue sufriendo a lo largo de los años el complejo que alberga al Moisés.

Melandri estimó que la escultura del profeta bíblico "será movida hacia adelante para descubrir su espalda". El Moisés está ubicado en el centro de la Tumba de Julio II, apoyando su brazo derecho sobre las Tablas de la Ley y mirando de perfil con su espalda pegada al muro.

También tienen planeado reabrir la ventana central que originalmente se abría en lo alto del conjunto y que fue cerrada a mediados del siglo XVIII, lo cual generará una reposición de ese foco de luz y su consiguiente efecto sobre la penumbra que hoy rodea al Moisés.

Considerada una de las obras maestras de Miguel Angel Buonarrotti, y uno de los símbolos del estilo renacentista, el Moisés es una gran mole de mármol esculpida en un nicho. El artista comenzó a trabajar en ella en 1505, por encargo del papa Julio II. La idea original del Pontífice era que estuviera adornada por 40 figuras, pero el proyecto se vio reducido finalmente al Moisés y Los Esclavos, debido a problemas financieros.


FUENTE: CLARIN Lunes 27 de noviembre de 2000