Los Especiales de...
El Turismo y La Hospitalidad.

Producción Televisiva Realizada en El Calafate en Marzo de 2005.

Programa Nº 966 Fecha: 17 de Abril de 2004
Para ver el Video del Programa Completo .::Hacer click aquí...

ARGENTINA
Provincia de Santa Cruz

EL CALAFATE
Un Paisaje de Asombro

Colaboración Elaborada por Carlos Horacio Bruzera para
Los Especiales de... El Turismo y La Hospitalidad

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Información General.

Patagonia, país de enigmáticos coloridos donde moraban los misterios, los enigmas. Fabuloso universo de 800.000 kilómetros, un territorio más grande que Francia y Gran Bretaña juntas.
En 1898, Roberto J. Payró decía de ella: "Patagonia hará su camino más lento, más rápidamente, según la sabia o desacertada dirección que le impongan los gobiernos. Pero lo hará. En aquellas inmensas soledades será el mundo del mañana, asilo de la libertad y escenario de progreso".
“Los Especiales de El Turismo y La Hospitalidad” regresan a ella en busca de un paisaje escondido, de voces y experiencias traspapeladas.
El destino puntual es El Calafate, un país de asombro, de panoramas sorprendentes que atrae una y otra vez a viajeros de todo el mundo, hipnotizados por las escenas cambiantes de un teatro natural brillante.
El Calafate nació hace 78 años, el 7 de diciembre de 1927 a la vera del arroyo Calafate, a 225 metros de altura y a 306 kilómetros de la ciudad de Río Gallegos. El arroyo lo ciñe, como si intentara retenerlo con la magia sinfónica de blancos, verdes y azules. Casas de piedra y madera con techos a dos aguas, sus calles son otro remanso donde la belleza anota día a día las páginas de una seducción que siempre principia.
La avenida del Libertador es el eje de su vida social y comercial. Desde el arroyo, hasta las salidas, hacia Punta Bandera y el camino a las estancias, la arteria es una constante tentación a todos los niveles. Equipada con la mejor hotelería, restaurantes de todos los signos "gourmet" y de elegantes negocios poseedores de fina artesanía y ropa, la avenida subraya lo evidente: que El Calafate es, sin duda, un centro turístico de primer nivel.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Parque Nacional Los Glaciares.

El Parque Nacional Los Glaciares se encuentra en la región de bosques y prados de altura, hacia el oeste de El Calafate. El Parque tiene una superficie de 600.000 hectáreas y fue creado el 11 de mayo de 1937. En la Zona del Hielo Continental Patagónico, es un verdadero campo de hielo y nieve perpetuo que, naciendo en las altas cumbres, se desprende de sus laderas para formar enormes glaciares, los más grandes del país tales como el Viedma, Upsala, Spegazzini, Mayo, Onelli, Ameghino, Frías y Perito Moreno. El Parque Nacional se extiende desde El Chaltén por el norte, hasta el Glaciar Frías en el sur. En 1876, el subteniente de marina Valentín Feilberg llegó hasta el Lago Argentino creyendo haber arribado al Viedma. Un año más tarde arriba el Perito Moreno, quien lo redescubre y lo bautiza como Lago Argentino; nombre que le impone por su semejanza con el colorido de la enseña patria: el azul celeste de sus aguas y el blanco inmaculado de sus ventisqueros. La península de Punta Bandera en el extremo del lago parece ser el asta de donde pende le seda patria. El lago es el mayor espejo de agua del país. Posee una extensión de 1.400 kilómetros con una longitud de 125 kilómetros, siete veces el territorio de la ciudad de Buenos Aires.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Glaciar Perito Moreno.

Desde punta Bandera, a 47 kilómetros de El Calafate, se inicia la excursión que nos llevará al Glaciar Perito Moreno. La imponencia atrapa y asombra. La blanca mole del ventisquero, dueño de una pared de 60 metros se eleva majestuosa. La meseta alba se extiende por cuatro kilómetros para desembocar finalmente en el Canal de los Témpanos. De tanto en tanto el Glaciar desprende ruidosos carámbanos que se precipitan en las heladas aguas, como una demostración del poder de su protagonista. Los glaciares son masas de hielo que descendiendo de las altas cumbres se deslizan por los valles en forma de U que forman y ocupan. Nacidos de la compactación y cristalización nivales, los glaciares de montaña como el Perito Moreno, se estratifican a causa de los intervalos entre precipitaciones provocando las grietas que al fin producen las caídas de grandes bloques de hielo.
Caminar la nieve superficial es una aventura sin par. El contacto directo con la enorme masa Glaciar, el adentrarse en sus espontáneos senderos de hielo siempre cambiantes como un antagónico médano, tomar conciencia de su extensión, da la oportunidad de asistir casi como actor, al milenario espectáculo de un páramo que transita su destino de aguas inquietas y luminosas.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Vegetación.

En la región de bosques y prados de altura, el Parque Nacional es dueño de una vegetación y fauna singulares. Las lengas, habitantes naturales, llegan a tener 35 metros de altura si no superaran los 1.700 metros de altitud.
Curiosamente, de superar esa elevación, se convierte en un árbol achaparrado que apenas alcanza los 20 centímetros de altura. En el Parque también encontramos el coíhue, algunos de hasta 500 años, el raulí y el pehuén. En otoño, las hojas de la lenga y el coíhue se tiñen de dorado, otorgando al paisaje la nota romántica que se anticipa a la nieve.
Amacaes, rosas mosquetas, muticias y aljabas se mezclan en una armonía natural, con las liebres patagónicas, guanacos, huemules y avutardas.

::HACER CLIK SOBRE LAS IMÁGENES PARA AMPLIARLAS::

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Estancias.

La Patagonia ofrece también, como otra sorpresa, el paisaje de sus estancias y de su riqueza pecuaria con predominio de ganado ovino, justificada por el tapiz vegetal dominante.
Las estancias de El Calafate están ubicadas en la estepa semi húmeda donde la cubierta vegetal está formada esencialmente por festuca, una gramínea forrajera entre cuyas variedades sobresale en el sur, la cañuela de oveja.
Con potreros permanentes, las estancias patagónicas de la región semi húmeda poseen enormes extensiones que se han convertido en verdaderas empresas rurales que realizan sus explotaciones con el más alto nivel técnico. Rodeando el lago Argentino, un rosario de estancias delatan con su actividad, su presencia.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro.

Estancia Eolo
El Espíritu de la Patagonia


En la desembocadura del río Centinela en el Lago Argentino, a no más de 25 kilómetros de El Calafate, nos encontramos con la Estancia Eolo, un verdadero emprendimiento agrícola y turístico.
En medio del viento casi permanente, de allí el nombre de Eolo, y de la belleza incomparable de la pre-cordillera patagónica, la estancia es un universo de actividades. Desde ella, la contemplación del Cerro Frías con sus 1.095 metros de altura, por un lado, y del lago, por otro, con sus nieves eternas aquél y sus azules y blancas, éste, conforman una pintura en donde la paleta del Creador da la impresión de haberse entretenido más de la cuenta.
En días diáfanos es posible contemplar desde la frontera, las Torres de Painé, Punta Ciervo hacia el lago y el perfil típico de El Calafate y hasta el Cerro Gualicho.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Caballos.

El caballo es aún un medio insustituible para el trabajo rural en el sur.
El terreno quebrado del oriente patagónico hace necesaria su utilización.
Esta región argentina fue el origen de un animal infatigable que conoció con tehuelches y araucanos épocas de rara excelencia.
El apero actual es de sencilla factura con mullidos cojinillos lanares y estribos de arco artísticamente fabricados.

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Hotel Kosten Aike.

En comarca de rigores como el hermoso Calafate, nada es tan bienvenido como la hospitalidad. Ese saberse homenajeado en cada detalle luego de sorprendentes aventuras entre lagos, bosques, hielos y cerros. El hotel Kosten Aike es poseedor de ese encanto tan especial de saber incorporarse a su entorno adaptándose a cada huésped, aportando su sabiduría en confort, aromas y sabores. Sin perder su esencia, el Kosten Aike es un delicado desfile de armonías, de hogares encendidos dueños de todas las calideces de mesa generosa abriéndose en un abanico de tentaciones, de silencios que tientan al reposo, al descanso reparador.
El encanto superlativo del Kosten Aike es, posiblemente, el haber podido amalgamar la tecnología, el arte de la hospitalidad internacional, con la esencia patagónica. Entre sus maderas y sus comodidades habita ese mítico espíritu del sur argentino, ese modo de ser que día a día convoca a viajeros de todos los puntos cardinales.
Allí, soberbio y cálido, está el Kosten Aike, a un paso del Asombro, dando la bienvenida a los glaciares.

::VER INFORMACIÓN RELACIONADA CON EL HOTEL::

ARGENTINA. Provincia de Santa Cruz. EL CALAFATE. Un Paisaje de Asombro. Final.

La belleza de los cerros empenechados de nieve, coronando los filosos y erizados picos, el aplacable lago de tanto en tanto agitado con el precipitarse de carámbanos astillados. La vegetación exhuberante o achaparrada perfumando la atmósfera espejada, todo compone un pentagrama de sensaciones y emociones intransferibles. El Paisaje del Asombro nos seduce como una vaporosa emoción siempre en retorno. En la quietud del ocaso, cuando las pupilas parecen memorizar luces ya idas, cuando lo sorprendente da paso a lo sereno, embalsamándose con el relente nocturno, es posible que sonriamos, como ahora lo hacemos, fascinados por el embrujo del Paisaje del Asombro.

Entre azules intensos y los pardos y blancos de los cerros lejanos, estallan los colores de las flores silvestres, y el aire se satura de perfumes.
El Glaciar, imperturbable, continúa con su terco camino hacia su término.
El fabuloso espectáculo impresiona los sentidos y ante tanto encanto el viajero sólo atina a callar mientras una sucesión de imágenes se incorporan a él para siempre.
Hemos estado incorporados a un País Sorprendente, en ese del que se habla en un cuchicheo íntimo como en un profundo regocijo.
Acaso una alfombra de flores silvestres sea el mejor saludo que nos puede ofrecer este “Paisaje del Asombro".

Carlos Horacio Bruzera
 

Carlos Horacio Bruzera
Nota Escrita Especialmente para el
PRIMER PORTAL ARGENTINO DE TURISMO MUNDIAL.
Derechos Reservados. Prohibida su Reproducción Total o Parcial
Consultas al Dr. Bruzera al 4522-6855