Santiago
A Coruña | Lugo | Ourense | Pontevedra | Santiago | Vigo | Ferrol
Si todos los caminos llevan a Roma muchos más caminos llevan a Compostela. La humanidad ha pasado siglos de su historia descubriendo vías para el peregrino que iba a purificarse a Santiago: los caminos de Norte, por el pueblo de Acebo, Fonsagrada o Ribadeo; el "Francés"; "la vía de la Plata"; la entrada de Tui desde Portugal; los "caminos del mar" desde A Coruña o Arousa ... Rutas de fe y misterio que hicieron de Compostela tres cosas: un punto de referencia europea, una de las capitales religiosas del mundo, y una ciudad que parece que no hizo otra cosa que levantar construcciones en busca del cielo.

Eso sí: de tal construcción a lo largo de los siglos ha quedado lo que muchos conocen como "el conjunto arquitectónico más armónico de España". Quizá del mundo. ¿Cómo recorrer Santiago y percibir toda su grandeza? Se puede situar uno en la plaza del Obradoiro. Ahí está mucho: la Catedral, la obra románica cumbre: el Hospital Real (Hostal de Los Reyes Católicos); los Palacios de Raxoi y Gelmírez; el Colegio de San Jerónimo ...

Puede internarse en la Catedral y asombrarse ante el Pórtico de la Gloria, el claustro o la cripta de los restos del Apóstol. Puede bordearse el templo y extasiarse ante las fachadas de Platerías o Azabachería, la Torre Berenguela o del Reloj, la Puerta Santa. Y si el placer de la vista no fuera suficiente, puede escuchar el sonido de las campanas de Compostela.

Y después, todo: monasterios de San Pelaio, San Lorenzo y San Martín Pinario, de grandiosos retablos barrocos; iglesias de San Martín dos Agros, San Benito, Santa María del Camino, Santa María Salomé, Santo Domingo, San Fructuoso, San Fiz de Solovio, Capilla de las Animas, Colegiata de Santa María del Sar; Conventos de San Agustín, San Francisco, Santa Clara; Casas de los Canónigos, del Deán y del Cabildo; Colegios de Fonseca y San Clemente, Universidad; Arco de Mazarelos, resto de la antigua muralla, Palacio de D. Pedro.

Pero Compostela es mucho más que una colección de monumentos grandiosos. Es un compendio de historia. Es un espectáculo humano donde conviven el turista, el universitario y el campesino. Es sentir la placidez de su vida en los soportales. Es entrar en el parque de la Herradura y descubrir un conjunto grandioso. Es recorrer calles y encontrar una tuna y entrar en cualquier bar y descubrir la esencia de la gastronomía gallega. Y es dejarse seducir por las tiendas de artesanía. Y es tener la mar a mano. Y es sentarse en la Plaza de la Quintana o Platerías y dejar pasar las horas. Y es sentir el impulso de un abrazo en cualquier soportal ... Es Santiago: sobran las palabras.


direcciones
y servicios


mapa


restaurantes


hoteles


monumentos


instalaciones
para congresos


copas


Hª artística
de Santiago