A Coruña
A Coruña | Lugo | Ourense | Pontevedra | Santiago | Vigo | Ferrol
"A Coruña, ciudad en la que nadie es forastero", decía el clásico eslogan. Si uno se sube a la torre de Hércules, puede descubruir a sus pies el mágico contorno de la ciudad: hecha a medida del mar, con terreno ganado al mar, con la fortaleza de San Antón defendiéndose de los ataques del mar, con arquitectura de galerías para mirar al mar ...

Bien mirada, no hay una Coruña sino tres: la Ciudad Vieja, de calles estrechas de sabor medieval y pequeñas plazas enlosadas; de palacios barrocos, como el de Cornide o la casa de doña Emilia Pardo Bazán; de instalaciones militares, como capitanía general; de pequeñas tascas y pequeñas tiendas; de restos de la vieja muralla con sus tres "Puertas del Mar"; donde se pueden encontrar huellas medievales en el convento de Santa Bárbara; ojivales, en la iglesia de Santiago, la más antigua; románicas, en Santa María del Campo; barrocas en Santo Domingo o en la iglesia de la Venerable Orden Tercera; y con lugares idílicos, como el Jardín de San Carlos.

La segunda Coruña es el centro, de fuerte actividad comercial, en torno al puerto y las playas, con los famosos Cantones, la Marina con sus fachadas acristaladas tan simbólicas como la misma Torre de Hércules, el obelisco, calles de los Olmos y Estrella, lugares de tapeo interminable. Si la ciudad vieja es la paz y la evocación, el centro es el bullicio, con cuatro monumentos notables: las iglesias de San Jorge, San Nicolas y las Capuchinas, y el Palacio Municipal. Y, cómo no, la Plaza de María Pita, moderno centro de la ciudad.

Y la tercera Coruña, el Ensanche, que ha desbordado su antiguo nombre, ya no tiene límites y crece al ritmo de una ciudad pujante, con centros comerciales que han formado nuevas centralidades urbanas, edificios altos, construcciones donde resplandece el cristal como en modernas galerías y urbanizaciones nuevas.

A una distancia máxima de setenta kilómetros se puede encontrar casi todo: una docena de playas, instalaciones deportivas, espléndidos miradores, playas y acantilados, la acrópolis de Elviña, al balneario de Arteixo, el conjunto histórico artístico de Betanzos, Cambre con su Iglesia de Santa María, el Monasterio de Sobrado dos Monxes, las fortalezas de Andrade, la ría del Pasaje y del Burgo, decenas de parajes bucólicos a las orillas de sus ríos y bosques como el que inspiró a Fernández Flórez "El Bosque Animado". Y siempre, la mirada del mar. La llamada del mar. El hechizo del mar.


direcciones
y servicios


mapa


restaurantes


hoteles


monumentos
y museos


instalaciones
para congresos