y quien fuese bella como nosotras
bellas, si amase amigo,
bajo estos avellanos en flor
vendrá a bailar
Airas Nunes (siglo XIII), poeta
Galicia celebra más de 4.000 fiestas locales al año, además de un sinfín de romerías, fiestas
gastronómicas y otras tradiciones como el carnaval.
La gaita es un símbolo del país por ser el
instrumento más utilizado en la música tradicional.
Johan Gonçalves, que vivía en Monfero en 1374,
es el gaitero más antiguo de nombre conocido.
Los vinos gallegos se elaboran en gran parte con
uvas autóctonas y existen cinco denominaciones
de origen: Ribeiro, Rías Baixas, Ribeira Sacra,
Valdeorras y Monterrei.
En algunos museos de Galicia se conservan
conchas de mariscos consumidos en los castros
hace más de 2.000 años.
La empanada, uno de los platos más apreciados
en la cocina tradicional, está ya representada
en 1188 en el Pórtico de la Gloria de la Catedral
de Santiago de Compostela.
Imagen de fondo: Festa popular, serigrafía de
1970 del pintor Luis Seoane. Sega, Vigo, 1971.
Cruceiro de Melide, siglo XV.
BROTES JOVENES
Las hojas del grelo y del roble son emblemas de la Galicia que se renueva en el invierno y en el verano. Los gallegos somos comedores de patatas, pero los grelos, las hojas que brotan de los nabos entre diciembre y marzo son un manjar que encuentra todo su ser en el caldo, cuando se cuece con la carne de cerdo salada. La hoja de roble es, por el contrario, un símbolo cultural ancestral de las enramadas robledas, los bosques sagrados de la prehistoria, los sitios de reunión en las ferias y la sombra acogedora para las fiestas, el lugar donde la tribu, la parroquia, regresa anualmente para celebrar un encuentro ritual con bailes y comidas propias del lugar. Pero si usted viene a Galicia no deje de probar un poco de todo; en los bares y tabernas encontrará "tapas", cantidades muy pequeñas y de poco coste, que le permitirán un recorrido por la extensa y variada gastronomía del país, antes de hacer su elección en los restaurantes, donde junto a las carnes y los guisos encontrará los productos del mar, entre los que reinan siempre los mil y un sabores de los mariscos atlánticos.