D

SSIER

de Prensa


 

ALOJAMIENTOS DE TURISMO RURAL
EN GALICIA


    Galicia ofrece un amplio abanico de posibilidades para practicar el Turismo Rural, la nueva forma de descansar y ponerse en contacto con la naturaleza, sobre todo cuando el viajero busca con preferencia la naturaleza intacta y las curiosidades naturales.

    Las características geográficas de Galicia la convierten en un auténtico paraíso para descubrir y practicar nuevas formas de turismo. La variedad y frondosidad de sus paisajes interiores, con los infinitos matices de sus verdes, los innumerables ríos y arroyos, un hábitat diseminado y sin los agobios urbanos, un relieve suavemente accidentado, fiestas y romerías que mantienen antiguas costumbres y tradiciones, muchas de ellas relacionadas con las labores de campo, facilitan el poder ofertar una gama variadísima de posibilidades, y unos alojamientos confortables pero inusuales en las casas de campo y en los pazos (construcciones señoriales típicas de Galicia situadas en el medio rural).

Una oferta original

    El rico patrimonio arquitectónico rural de Galicia es precisamente lo que hace que la oferta gallega de alojamientos de Turismo Rural sea singular y una de las más atractivas de España. Por un módico precio, cualquiera se puede alojar en una construcción del siglo XVIII, en un faro con el horizonte abierto a la inmensidad del Atlántico, en una casa de labranza para participar de las labores agropecuarias propias de la zona o a lo largo de las distintas rutas del Camino de Santiago.

    Los pazos y las casas solariegas forman parte inseparable del paisaje y de la identidad gallega. En su origen fueron morada de la hidalguía rural, que dejó esculpidos en sus fachadas los escudos de armas de su linaje.

    Las casas de labranza, también confortables pero menos lujosas, permiten el contacto directo con la vida del campo y sus gentes, mientras que en el resto de los alojamientos, sus titulares no practican necesariamente este tipo de faenas.

    La Comunidad autónoma gallega cuenta ya con 283 alojamientos de Turismo Rural repartidos por toda su geografía que ofrecen 3.108 plazas. En la provincia de A Coruña, existen 63 establecimientos; en Lugo, 92; en Ourense, 37; y en Pontevedra 91.

    De acuerdo con la catalogación del Turismo Rural en Galicia, existen tres grupos de alojamientos:

    Grupo A -pazos hospedería y pazos residencia-. Comprende pazos, castillos, monasterios, casas grandes, casas rectorales y aquellas otras que por sus singulares características y valores arquitectónicos, son reconocidas como tales por los órganos competentes de la Administración autonómica.

    Grupo B -casas hospedería y casas residencia.- Comprende las casas de aldea situadas en el medio rural que, por su antigüedad y características de construcción, responden a la tipicidad propia de las casas rústicas gallegas.

    Grupo C -casas de labranza.- En este grupo se incluyen las casas de labranza, entendiendo como tales las casas situadas en el medio rural y con habitaciones dedicadas al alojamiento de huéspedes, en las que se desarrollan actividades agropecuarias en las que pueden participar los clientes alojados. Esta forma de turismo es la definida como agroturismo.

Turgalicia dispone de una
Central de Reservas de Turismo Rural
en el teléfono: 981 54 25 27.