El País de la Nostalgia

España. Galicia. La Coruña. Santiago de Compostela

La partida de nacimiento de Santiago de Compostela dicen que principió en el Siglo IX, cuando fue descubierto el sepulcro del Apóstol Santiago. Declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO en 1985, la Ciudad Monumental que a través de los siglos ha traído a cientos de miles de peregrinos de toda Europa, se muestra ataviada de misticismo.


VER VIDEO: España. Galicia. Santiago de Compostela

Para descubrirla, Javier Domingo, asesora: “En realidad, el mejor consejo que se puede dar al viajero, es la de caminar por la vieja ciudad, dejándose hundir poco a poco en su tremendo y dulce encanto, entrar en cualquiera de sus múltiples y acogedoras tabernas. El casco antiguo ha sabido conservar su carácter peatonal, el perfecto para quien ame vagar sin rumbo fijo y soñar andando”.
Convertida en la Capital Política de la Comunidad Autónoma, Santiago es una permanente puja entre lo antiguo y lo moderno. La juventud, que se educa en su famosa Universidad, le otorga un tono de porvenir a siglos de historia, que hoy les dan su fuerza. La rua da Raiña, delgada calleja de faroles y mosaicos; la Preza da Fonseca, que recuerda a los tres Alonso gallegos y sacerdotes; la penumbra arcana invadiendo calles y soportales al influjo enigmático de las luces casi indefinidas, convierten al viajero en una admirado cómplice de un mundo místico donde el soñar no cuesta nada.

Detenido ante la Rosa del Caminante, el inolvidable Ramón del Valle Inclán parece hablarnos de Santiago de Compostela, nuestra cita impostergable:   "Álamos fríos en un claro cielo
azul, con timideces de cristal,
sobre el río la bruma como un velo,
y las dos torres de la catedral."