Galicia. Costa Da Morte.

Galicia. Costa Da Morte.

VER GALERIA DE FOTOS

Hacia el Atlántico surge pletórico el otro paisaje gallego. La Costa... poblada de rías y de acantilados apretando las pequeñas playas , puertos naturales de lanchas marisqueras y bateas siempre listas. Y como un símbolo de una tierra que supo ser refugio de vándalos, suavos, visigodos y espíritu celta, la geografía gallega está salpicada de hórreos y cruceiros y, sobre el mar, de mejilloneras y redes de ásperas manos pescadoras.

Los alabeados caminos costeros gallegos, inexorablemente discurren entre viñedos, bosques, rías, playas, pequeñas aldeas y diminutos puertos de pescadores. Una sucesión de paisajes que los ojos del viajero descubre con el placer de la sorpresa. Viejas torres románicas de alguna iglesia, o la presencia de algún cruceiro alzándose en la lomada, constituyen abalorios de una geografía tan cara al visitante.


Haga Clic Para Ampliar

VER GALERIA DE FOTOS (643 Imágenes)

Más Información sobre:
H
órreos. (1)
(2)(3) - Cruceiros. (1)(2) - Costa Da Morte. (1)(2)(3)


Ver Video No 1: Galicia. Espacio Natural. Las Rías. La Leyenda. (00:01:00)
Ver Video No 2: Galicia. Costa Da Morte. La Costa de la Muerte.
El Singular Sentido de la Muerte.
(00:01:16)

Uno de los secretos del gallego es su singular sentido de la muerte, en las antípodas del sentir de las culturas mediterráneas. En estos últimos, la fragilidad de lo material, lo efímero de los cuerpos y sentidos, domina por sobre todo lo demás. En el gallego lo hegemónico es la posibilidad del enfrentamiento con fuerzas del más allá: herencia, quizás celta. Los habitantes de la escabrosa Costa Atlántica, llamada Costa de la Muerte, lo saben. Esta parte de Galicia desde Corcubión a Muros, doblando el Cabo y pasando por Muxia es, al decir de Javier Domingo: "Una de las costas salvajes más bellas del mundo. En días de tempestad adquiere una grandiosidad trágica. Muchos hombres dejaron su vida, náufragos entre sus peñascos, cuando el mar es una maldición y la tierra niega refugio".