Portugal


Sintra - Patrimonio de la Humanidad

La Cámara Municipal de Sintra participa del estilo señorial
También en la Sierra y a 8 kilómetros de la Villa, las celdas del Convento, excavadas en la roca y forradas de corteza, reflejan la humildad de vida de los frailes franciscanos. San Pedro de Penaferrim es un pueblo próximo a Sintra, cuya iglesia parroquial, al igual que ocurre con otras construcciones religiosas del país, mezcla varios estilos artísticos, desde una talla gótica de San Pedro al pórtico barroco.

Los atractivos de Sintra no acaban aquí. Camino de Monserrate, a sólo 4 kilómetros de Sintra, dos palacios saludan la carretera. El primero es el de Regaleira, construido a principios del siglo XX pero en estilo neomanuelino y con fuertes connotaciones esotéricas; y el segundo es el palacio de Seteais, de finales del siglo XVIII, transformado en hotel de lujo y que disfruta de unas sensacionales vistas panorámicas que se extienden hasta el océano. Monserrate, cómo no podía ser de otra forma, también cuenta con un palacio, actualmente en recuperación, preñado de toques románticos y rodeado por un embriagador jardín botánico.

El palacio de la Villa de Sintra convergen varios estilos arquitectónicos de distintas épocas

Además de todo esto, seguimos una ruta que mucha gente desconoce: descendemos en un pequeño tranvía desde Sintra hasta Colares, a través de un valle especialmente bello que termina en los viñedos de Colares. Esta villa nos muestra sus casas señoriales, casi ocultas por la arboleda y dispersas por las faldas de la Sierra. En medio de esta naturaleza salvaje, destacan los contrafuertes de pilastras toscanas de la iglesia parroquial, que guarda en su interior importantes tesoros artísticos. Igual que la quinientista iglesia de San Antonio, en la vecina aldea de Varzea de Colares, catalogada como Monumento Nacional.

Página Anterior
4 de 4