MINISTERIO DE  ECONOMÍA   

GABINETE DEL MINISTRO   

Intervención del Señor Ministro de Economía   

Ceremonia de Apertura de la Bolsa de Turismo de Lisboa   

FIL, 22 enero de 2003   


El sector del turismo en Portugal tenía un crecimiento fuerte en las últimas décadas. Aun así, cuánto fue hecho no siempre alcanzó el nivel que nosotros querríamos, en los términos de calidad, dimensión y complementariedad de los destinos y de diversidad y coherencia de la oferta instalada.  

Para que el crecimiento pueda generar desarrollo sostenido, la estructuración futura de nuestra oferta debe ser objeto de referencias acordes con nuevas políticas.   

Un destino se construye con relación a una visión integrada y consecuente que acreciente las potencialidades, que estructure la oferta, con la dimensión necesaria y la masa critica, y que afirme su sustentabilidad a través de la promoción apropiada.   

Estamos por trazar un camino para nuestro Turismo, siendo cierto que Portugal presenta ventajas competitivas seguras en comparación con otros destinos.   

La regulación, la reglamentación y la autorización deben pasar de forma rápida y en articulación estrecha con el ordenamiento del Territorio, el  Ambiente y las Autarquías en primera línea, pero también con el Empleo, la Educación, la Formación, y los Transportes. Este es la propuesta del nuevo modelo estratégico para el sector.   

Nosotros queremos ser la síntesis y no sólo la resultante de otra políticas.   

Seremos exigentes, pautaremos objetivos rigurosos y capaces de simplificar los procesos de decisión a fin de que se puedan alcanzar las metas fijadas, suprimiendo bloqueos a la inversión y a la actividad. Nosotros daremos impulso a las ideas buenas, a los buenos proyectos y a  las buenas compañías.   

Portugal tiene productos turísticos consolidados que ya están en la primera línea de los mercados internacionales y tiene óptimas condiciones para extenderse en volumen y aumentar la calidad.   

La prueba cabal que afirmo simplemente se nos ha dado a través de la atribución al Área de Lisboa del Premio destinado a los mejores destinos  de golf del mundo.   

Se trata de un reconocimiento de la  mucha importancia para la región respectiva, pero también para Portugal en su conjunto.   

Hay, sin embargo, productos emergentes de gran significado que tendrán nuestro apoyo: me refiero al turismo de naturaleza, cinegético, ecuestre, deportivo, y al de la persona mayor o de reposo y al étnico.   

Estos son productos calificados, muy diferenciados, y de quien la búsqueda corresponde a los segmentos que claramente interesan al crecimiento sustentable de nuestro turismo.   

Estas líneas de orientación se formularon a la DGT y al IFT y los dos organismos desarrollarán sus actividades en colaboración estrecha con las empresas, las asociaciones y autarquías.   

Esta visión de mediano plazo para el sector, tendrá que ser traducido en un programa integrado y coherente que de a los agentes económicos, una señal inequívoca sobre las grandes opciones de desarrollo del sector en términos del ordenamiento y ambiente; las áreas y los productos prioritarios; política de formación de recursos humanos; infraestructuras de apoyo; transportes; él el política de promoción.   

La elaboración de este programa multidisciplinario es un objetivo del Gobierno, y que lanzaremos en breve, en articulación estrecha con los agentes empresariales privados del sector.   

Tenemos, además, una buena experiencia de un programa pluridisciplinario - PPCE – que será ejecutado al ritmo previsto y que constituye una reforma de mayor alcance.   

Pero los programas de fondo para el Turismo sólo serán eficaces si es asistido por los instrumentos apropiados e instituciones que apoyen la estructuración y calificación de la oferta turística.   

En los últimos ocho meses fueron creándose:   

- Puesta en marcha del Programa de Recalificación del Turismo, con una dotación global de 180 millones de euros.   

- Fue abierta una línea de financiamiento adaptada a las  especificidades del sector y en condiciones especiales en la cantidad de 250 millones de euros.   

- Fueron revistos los sistemas de apoyo en el ámbito del Programa Operacional de Economía (PONE) en consideración explícita de la especificidad de los proyectos del sector del Turismo.   

- Se lazaron los primeros proyectos de señalización turística y de estaciones de bus para Algarve.   

- Se adelantó el programa de expansión de la red de Posadas Históricas.   

- La Reserva Fiscal para la Inversión que se regulará en breve, tendrá aplicación al caso del Turismo.   

- Con la reducción general de la tasa de IRC, fijaremos una tasa de impuesto a las compañías de la Unión europea, lo que constituye un factor poderoso de atracción y de incentivo a la inversión en nuestro país.   

Nosotros tenemos también hoy las instituciones apropiadas. La Agencia Portuguesa para la Inversión será un vehículo poderoso de recepción y acompañamiento de las tan necesarias nuevas inversiones estructurantes en el área de Turismo. Será también instrumento que, no en lo inmediato, volverá la vida más fácil a los inversores, actuando como un agente junto a los numerosos organismos públicos (más de una docena) que intervienen en la autorización de nuevos emprendimientos. Y yo no tengo duda que ésta ha sido una de las razones de peso para marcharse de los buenos inversores nacionales y extranjeros.   

El Instituto de Apoyo y Financiamiento del Turismo pueden, así concentrarse en el apoyo a las también tan necesarias inversiones de pequeña y mediana dimensión, con la misma filosofía hacer la vida fácil a quienes sólo quieren invertir y crear riqueza. Objetivo que el también es hoy central en la misión de la Dirección General de Turismo que deberá contribuir en su papel de reglamentador para activar los procesos de autorización de los emprendimientos,  tanto como al refuerzo de la exigencia de niveles de calidad.   

Yo subrayo, además, que la calidad es la gran prioridad para el sector en varias vertientes: calidad del alojamiento y de los tan necesarios complementos de animación, calidad de los servicios dados, la calidad de las infraestructuras de comunicaciones y transportes, calidad de la ambiente.   

Pero la estructuración indispensable y calificación de la oferta de la que deben orientar el hilo conductor de la política de Turismo no puede hacer olvidar la necesidad de dinamizar el sector de inmediato.     

Contamos con el Turismo para ser uno de los motores de una nueva fase de crecimiento fuerte y sostenido de la economía portuguesa. Por eso nosotros vamos a  cambiar profundamente el modelo promocional.   

Antes que nada, apostando a la diplomacia económica y a la más extrema y eficaz presencia por ese camino en los mercados externos. Entonces, apostando en el desenvolvimiento y en la responsabilidad de los agentes del sector.   

A través del núcleo Ejecutivo de Promoción Turística que congregará el Estado, a través de ICEP, las entidades empresariales privadas y las áreas promocionales del sector. De este modo se unen esfuerzos y se potencia la efectividad de la promoción.   

Este congregación de esfuerzos tendrán que recorrer todos los niveles. Por ejemplo, no es positiva la dispersión actual que resulta de la existencia de un elevado número de Áreas  de Turismo actuando de forma no concentrada. Su agregación en cinco áreas promocionales en el Continente, construidas las bases de una proceso compartido y con refuerzo de las competencias representarán una fuerza y racionalidad crecientes.   

Esas áreas pueden ser polos preferenciales de asociación con el sector privado, en el marco del modelo de público y privado de las sociedades para la promoción que preconizamos.   

Los grandes eventos son los también simultáneamente un factor de atracción y un impulso promocional. Por eso, en Euro 2004 tendrá que ser que un simple evento deportivo, ahora mucho más importante. Nosotros lo aprovecharemos para una gran campaña de promoción de imagen del país, en particular como destino turístico.   

Tal como en el área de Comercio la construcción de marcas portuguesas en el Turismo es un camino a recorrer con prioridad. Empezando por la marca del país, y luego las marcas de regiones y/o de productos que sean efectivamente distintivos de la calidad que nosotros queremos ofrecer.   

Finalmente, la promoción del Turismo, las agencias de viajes tienen un papel fundamental. Reconociendo que algunas viven una situación de constricción financiera que puede comprometer su necesaria fuerza en un momento crucial como éste, promoviendo un acuerdo entre el Instituto de Apoyo y Financiamiento del Turismo y el SPGM para la prestación de garantías a las agencias de viaje en el monto global de 5 millones de euros.   

Deben entenderse la importancia del turismo en sus lados externo e interno. El turismo interior es un factor esencial de estabilización de la actividad y corresponde a un mercado accesible y donde las compañías portuguesas pueden acentuar sus ventajas competitivas.   

Esta apuesta corresponde a la línea más general, ese asumimos, que las compañías portuguesas deben disputar más fuertemente el mercado doméstico. Esta BTL es también una apuesta en el turismo interior.   

En el mismo sentido se celebrará un acuerdo entre RTP, ICEP y ANRET para la emisión de 48 programas bajo el tema Descubrir Portugal   

Yo subrayo también el acuerdo entre FIL y los agentes del Sector en el sentido de involucrarlos y hacerlos responsables en la preparación de la próxima Feria, correspondiente a las invitaciones a asociarse que el propio Gobierno propuso.   

Nosotros podemos afirmar que el sector del Turismo en Portugal resistió relativamente bien a las difíciles condiciones internacionales en 2002. A pesar de un descenso en los números de turistas (3.5%), los réditos aumentaron aproximadamente 2.5%.   

Y, a pesar de la convicción contraria que se cree, el turismo interior creció en 2002: el número de turistas portugueses fuera de casa aumentó 3.7% en Portugal y 8.7% en el extranjero; en fines de semana el aumento era de 7%.   

Las perspectivas para 2003 son excitantes basándonos en la actividad con las reservas del caso.   

Estoy convencido que el Turismo será uno de los primeros sectores para acelerar y "empujar" para la economía portuguesa.   

Con la base de los elementos que hoy tenemos, nosotros estimamos un crecimiento medio del 5 a 6%. Con las nuevas políticas, los nuevos instrumentos y las nuevas acciones de promoción, tenemos buenas razones para admitir que la realidad todavía será.   

Nota: Sólo hace fe de la versión que es leída efectivamente.