Rodeada por sitios naturales e históricos, la región de Los Cedros cobra un singular interés para el visitante que sólo le basta media hora para descender de 3.000 a 1 .000 metros de altura y descubrir el Valle de Kadisha. En la región ostenta ríos, manantiales y cascadas. También comprende iglesias, conventos y la tradicional hospitalidad de los aldeanos.


Para obtener mayor información acerca de los conventos, las iglesias y las cavernas de Kadisha, favor de ver el folleto dedicado a "Kadisha", editado por el Ministerio de Turismo.



EN CASO DE QUE TUVIERA TIEMPO, NO SE OLVIDE DE ...
Es posible efectuar una agradable visita a las aldeas colindantes al valle de Kadisha. Partiendo de Knat, se avecina inmediatamente Hadath Al-Yubbe, una aldea cuyo nombre se menciona en muchos textos del Siglo VI d.C., situada al Sur del Valle. La próxima aldea es Diman, residencia del Patriarcado Maronita desde el Siglo XIX. Luego Deir Kannubin, que fuera el centro del Patriarcado, antiguamente. A partir de allí, se puede ir a pie hasta el valle por una pendiente muy abrupta.
A una distancia próxima de Diman se encuentra Hasrún, situada sobre el borde del valle. Esta última se distingue por sus pintorescas casas de tejados rojos al estilo libanés y sus antiguas iglesias y jardines encantados. Un pasaje angosto conduce hacia las iglesias del sitio y las cavernas dentro del valle.


El Museo de Gibrán abre sus puertas diariamente de 9 a 17 hs., excepto los lunes.

Un sendero de Bqorqacha a Bqa-Kafra, situado a 1.600 metros sobre el nivel del mar, conduce al lugar de nacimiento de San Charbel, en 1828.
Por el camino principal se llega a Becharre, pueblo del que fuera oriundo y lugar del mausoleo de Gibrán Khalil Gibrán.
Después de Becharre está Hadchit, situada sobre una quebrada rocosa, conserva todavía el estilo de sus casas y sus viejos barrios. Continuado el curso del camino, se llega hasta el corazón del valle y a numerosas iglesias y eremitas que se remontan a la época medieval.
 
Museo de Gibrán Khalil Gibrán
Para obtener algunos recuerdos tallados en madera de cedro, hay que detenerse en Blauza, cercana a Hadchit. Desde ahí, se puede continuar a Diman o Deir Kannubin.
Un sendero paralelo al camino antiguo que une Becharre con Los Cedros, conduce a la Gruta de Kadisha. Por debajo de la gruta, salta una cascada que tiene su auge en primavera. El interior de la gruta está iluminado para mostrar los contenidos calcáreos.

¿CÓMO ESCALAR EL PICO MÁS ALTO DEL LÍBANO?
Se puede escalar a pie hasta el pico más alto del Líbano, Qornet as-Sauda (El Rincón Negro), a 3.088 metros sobre el nivel del mar, partiendo del centro de ski en Los Cedros. Después de marchar dos horas consecutivas, se llega a una cabaña pequeña y desde allí, dirigiéndose hacia el norte, se llega al pico una hora más tarde. Para llegar hasta el pico en automóvil, se debe partir de la localidad de Dahr el-Qadib, el punto más alto del camino entre Los Cedros y Iammoune, situada en el Valle de la Bekaa.
Una vez en el pico, se puede contemplar toda la costa libanesa, y en un día muy claro, el panorama se extiende hasta la costa de Chipre, inclusive.

Un almuerzo inolvidable
Tal vez, una excurción en verano lo puede llevar más allá del pico Qornet as-Sauda hasta un punto conocido como Oiun Orgosh. En este sitio, situado en el Valle de la Bekaa, abundan los manantiales y fuentes de agua provenientes de los deshielos donde se puede saborear riquísimas truchas preparadas por finos restaurantes.