VISTA GENERAL DE BEIRUT

La capital libanesa cuenta con un número importante de periódicos y publicaciones en idioma árabe, inglés, francés y armenio. Las cinco universidades con que cuenta Beirut contribuyen a impartir las distintas ramas de las ciencias e innovar la producción intelectual. El desarrollo de las artes, la cinematografía, la música y las artes plásticas consolidan el acervo cultural que permite experimentar un continuo avance de la ciudad. Entre sus condiciones naturales, la ciudad posibilita conformar el ámbito favorable para las convenciones y los congresos regionales e internacionales.
El Puerto de Beirut fue acondicionado para el anclado de decenas de navíos y embarcaciones. Su ubicación estratégica hace que sea uno de los puertos más seguros de la zona. El proyecto de acondicionamiento y modernización del Puerto fue puesto de manifiesto en el plan de reconstrucción del país.
Otro proyecto de organización, equipamiento y ampliación fue el Aeropuerto Internacional de Beirut que sirviera para el tráfico aéreo de la Línea Aérea Libanesa (MEA) y otras tantas líneas aéreas internacionales.


Breve Reseña del Legado Histórico de la Ciudad
Beirut se enmarca en una historia de más de cinco mil años. Su nombre, tal como apareció escrito en cuneiforme, se remonta al Siglo XIV a.C. para luego convertirse en "Berytus", en la época de los romanos, hacia el siglo primero a.C. Después de un tiempo, fue sede de la Escuela de Leyes que permaneció hasta la época bizantina.
Pero el poder y la gloria de Berytus fueron destruidos por una triple catástrofe de terremoto, maremoto y fuego en 551 D.C. Posteriormente, fue conquistada por los musulmanes durante un siglo hasta l l10, año que cayó en manos de los Cruzados y la gobernaron durante dos siglos hasta que fue tomada por los Mamelucos, en 1291. Cuando los Otomanos vencieron a los Mamelucos en 1516, Beirut permaneció bajo su dominio durante 400 años, hasta fines de la Primera Guerra Mundial. Más tarde, comenzó el mandato francés hasta 1943, año en que el Líbano consiguió la independencia.


Descubriendo el Pasado
Si bien Beirut es considerada como una ciudad milenaria, la mayoría de los descubrimientos arqueológicos fueron meras casualidades. En 1991, a fines de la guerra, hubo oportunidades inmejorables para la investigación de su pasado histórico a través de las excavaciones arqueológicas y las investigaciones científicas.
Por debajo de la ciudad comercial, que se está reconstruyendo, se encuentran depositados restos de los períodos Otomano, Mameluco, Cruzadas, Abasidas, Omeyas, Bizantinos, Romanos, Persas, Fenicios y Cananeos. Con mucha suerte, una parte importante de la historia de esta ciudad ha de revelarse, una vez terminada las obras. 
En 1993, arqueólogos y constructores libaneses y extranjeros iniciaron este proyecto. Los hallazgos serán exhibidos en el Museo Nacional de Beirut, en plazas públicas o dentro de modernas edificaciones en ejecución.