Si algo conglomera al sur son sus formas de música y danza. Inspiradas en la religión, los pasos de la danza pueden verse tallados en intrincadas actitudes en los frisos del templo o en los fascinantes pasos de las danzas BharatNatyam, Kathakali y Kuchipudi.


El Bharat-Natyam, parte de una antigua herencia de hace 2.000 años, se puede contemplar hoy en su mejor esencia, con todo su encanto clásico, en el Kalakshetra, un centro de las artes de la ciudad de Madrás. Es bastante intrigante que todos los maestros clásicos sean hombres. Ellos no bailan, sno que instruyen verbalmente con movimientos de las manos.

El Kathakali: con sus trajes ,y maquillaje altamente estilizados, es la esmerada danzadrama de Kerala. La representación tradicional se hace siempre al aire libre, bien sea en el atrio del templo o en la plaza del pueblo. El Kuchipudi: la danza-drama de Andra Pradesh, ha sido resucitada en tiempos recientes y se representa con gran vivacidad.

La música es otra herencia del pasado. Y en el sur, sin importar el idioma en que se canten las canciones, los arreglos clásicos de la escala -la raga- son siempre lo mismo. El sur tiene también sus propios instrumentos distintivos. El toque de tambor se marca con el "mridangam" y el "katcheri" o concierto da siempre a todo artista la oportunidad de exhibir su virtuosismo en pasajes de solo. Observe el ghatam, la humilde olla de barro, en la que el músico tamborilea pautas rítmicas, llevando a un clímax su ejecución cuando lanza al aire su olla y la recoge, todo ello sin perder una sola percusión.

El Bharat-Natyam, parte de una antigua herencia de hace 2.000 años, se puede contemplar hoy en su mejor esencia, con todo su encanto clásico, en el Kalakshetra, un centro de las artes de la ciudad de Madrás. Es bastante intrigante que todos los maestros clásicos sean hombres. Ellos no bailan, sno que instruyen verbalmente con movimientos de las manos.

El Kathakali: con sus trajes ,y maquillaje altamente estilizados, es la esmerada danzadrama de Kerala. La representación tradicional se hace siempre al aire libre, bien sea en el atrio del templo o en la plaza del pueblo. El Kuchipudi: la danza-drama de Andra Pradesh, ha sido resucitada en tiempos recientes y se representa con gran vivacidad.

La música es otra herencia del pasado. Y en el sur, sin importar el idioma en que se canten las canciones, los arreglos clásicos de la escala -la raga- son siempre lo mismo. El sur tiene también sus propios instrumentos distintivos. El toque de tambor se marca con el "mridangam" y el "katcheri" o concierto da siempre a todo artista la oportunidad de exhibir su virtuosismo en pasajes de solo. Observe el ghatam, la humilde olla de barro, en la que el músico tamborilea pautas rítmicas, llevando a un clímax su ejecución cuando lanza al aire su olla y la recoge, todo ello sin perder una sola percusión.