LA INDIA OCCIDENTAL

Mumbai, la Puerta de la India

El Cálido Oeste

Viva el vibrante ambiente de Mumbai y la tranquilidad de las suaves playas de Goa. Medite en las cuevas budistas y disfrute en los festivales y ferias de Gujarat. Es difícil elegir entre unas posibilidades tan maravillosas.

Esta próspera ciudad industrial y comercial tiene una gran fuerza vital: ritmo y sonido, hombres de negocios, tráfico, pescadoras de saris brillantes y tiffinwallahs que llevan la comida a las oficinas.
Después de relajarse en la Playa de Chowpatty, bajo el cielo templado de la tarde, bebiendo el agua de coco, empezará a amar Mumbai. Se sentirá dispuesto a visitar el elegante Taj Mahal Hotel, conocido en todo el mundo, para tomar una deliciosa merienda o quizá una copa, al tiempo que contempla la puesta del sol y los barcos del puerto.
Puede planificar el itinerario turístico en el lujoso silencio de la habitación de su hotel. Pasear por los majestuosos Jardines Colgantes, situados junto a las intrigantes Torres del Silencio; intentar ganar un millón de dólares en el bello Hipódromo de Mahalaxmi, uno de los mejores de la India; pasar un día maravilloso visitando los estudios de cine de Mumbai y quizá conversar un rato con una de las estrellas del cine indio. Puede revivir las historias de los dioses hindúes, talladas en las Cuevas de Elefanta, isla célebre en extremo, donde los monos corretean por los senderos y que está tan sólo a unos minutos en barco del más famoso Monumento de Mumbai: la Puerta de la India.
Al partir de esta ciudad de magnates comerciantes, rascacielos y estrellas de cine, prepárese para las aventuras completamente distintas que le esperan nada más traspasar sus lindes.