Gujarat
| Madhya Pradesh | Maharashtra | Mumbai

Goa le sorprenderá. En medio de una experiencia india, se encontrará de repente con que parece que está veraneando por el Mediterráneo. Las pequeñas ciudades están construidas alrededor de iglesias encaladas de blanco y las soleadas plazas resplandecen con las buganvillas. Las calles tienen nombres como Rua del Conde Torres Nove y Avenida Sagrado Coracao de Jesús. Se da por supuesto que todas las tardes se duerme allí la siesta...

La mezcla de las culturas portuguesa e india es evidente en todos los sitios. A los lados de las carreteras los goans cristianos han erigido pequeñas cruces de la misma forma que sus antepasados hindúes erigían altarcitos dondo podían. Las esculturas de los Santos adornan los altares de las catedrales de Goa. El tema es cristiano, aunque los rostros y las expresiones son totalmente indios. Las jóvenes que van a la iglesia en mantilla negra y con abanico, escuchan la misa en su lengua nativa: konkani. Estas mismas jóvenes colocarán en los laterales de las iglesias jazmines de fuertes fragancias que se ofrecen también a la Diosa hindú Shanta Durga. Los portugueses se embelesaron tanto en Goa que la bautizaron como «A Perola de Oriente», la Perla de Oriente.

En el año 1510, la antigua Goa que los historiadores llamaron Govapuri y Govarashtra, fue conquistada por Alburquerque y los portugueses la hicieron su capital de la India. Bajo los portugueses, Goa se convirtió en el centro del catolicismo de oriente. En 1961 Goa pasó a ser parte del territorio de la India.

En los 1000 kilómetros de costa de Goa se encuentran algunas de las playas más bellas del mundo. Las largas extensiones de fina arena bañadas por el dorado sol desde el amanecer al anochecer han atraído a amantes del sol de todo el mundo. La Playa de Calangute, en el Mar Arábigo, es el lugar costero de encuentro por excelencia. A una hora de vuelo de Bombay, Goa nos ofrece su ambiente latino de singulares plazas, tabernitas y gente amable. Visite la antigua Goa, la capital de los portugueses a 9 kilómetros de Panaji, la capital actual, para ver las impresionantes catedrales ricamente adornadas. La más famosa es la Basílica del Bon Jesus donde se encuentra el cuerpo momificado de San Francisco Javier en un ataúd de plata.

En su tiempo Goa también fue un floreciente reino hindú como lo demuestra el complejo de templos que rodean a Ponda, entre los más importantes se encuentran el de Shanta Durga y el de Shri Munguesh construido hace 400 años. El exterior de estos dos templos es como el de otros templos modernos hindúes. Sin embargo, en el interior, el tintineo de las grandes arañas de luces es una característica única que no tienen los templos hindúes de otros lugares pero sí muchas iglesias católicas. Goa cuenta con un aeropuerto internacional donde aterrizan muchos vuelos charter. También hay vuelos directos desde diversas ciudades. Vasco es la estación terminal de ferrocarril. También hay muchos autobuses desde las ciudades cercanas más importantes. La Goa Tourism Development Corporation Office organiza excursiones en Goa.