Deporte

 

En su tiempo libre o para desplazarse hacia el trabajo, muchos holandeses van en bicicleta, conocida también como el medio de transporte nacional. Cuando hay una capa de hielo suficientemente gruesa en los lagos y canales, miles de personas se lanzan a patinar. El deporte desempeña un papel importante en la vida cotidiana de Holanda. Sobre una población de 15,6 millones de habitantes, aproximadamente 4,7 millones de personas están inscritas en alguna de las aproximadamente 35.000 asociaciones deportivas. Además, un número considerable de personas practican el deporte sin pertenecer a algún club. Una amplia mayoría de la población está interesada en deporte. El fútbol es el deporte popular por excelencia. La federación holandesa de fútbol es, con un millón de socios, la mayor organización de deporte del país. Todas las semanas se juega al fútbol a distintos niveles, tanto entre profesionales como entre amateurs. Muchos clubes profesionales disponen de instalaciones deportivas modernas. Los estadios de fútbol Amsterdam ArenA y Gelredome en Arnhem son dos de los estadios más avanzados del mundo. En el estadio Feyenoord de Rotterdam se disputará en el año 2000 el Campeonato de la Liga Europea.

Selección nacional de fútbol.

Holanda, el país del patinaje, dispone de una decena de pistas de hielo artificial, con pistas de 400 metros y canchas de hielo para el hockey sobre hielo, el patinaje artístico y el patinaje de velocidad pista corta. La carrera sobre hielo más famosa es la Carrera de las Once Ciudades en la provincia de Frisia, con un recorrido de 220 kilómetros, que la última vez (en 1997) fue ganada por Henk Angenent, un cultivador de coles de Bruselas. El estadio totalmente cubierto de Thialf de Heerenveen es regularmente el escenario de grandes competiciones internacionales. En el último decenio, el tenis también ha alcanzado una gran popularidad. Con más de 700.000 miembros, la federación holandesa de tenis es en la actualidad la segunda organización deportiva del país. Otros deportes que se practican mucho en Holanda son la natación, la gimnasia, el balonvolea , el ciclismo, el yudo, el hockey sobre hierba, el golf, el balonmano y el korfbal. De antaño, Holanda cuenta con la competición de water polo más grande del mundo. También el golf va ganando terreno.

El Estado subvenciona las organizaciones deportivas, no sólo en el marco de la salud pública, sino también por el significado social del deporte. No obstante, la mayor parte de los ingresos del deporte proceden de las cotizaciones de los socios, la venta de entradas y las recaudaciones de las quinielas. El mundo empresarial patrocina sobre todo el deporte de alta competición. Gran parte de la política de los deportes está en manos del deporte mismo, a través de la confederación del Comité Olímpico Holandés - Federación Holandesa de Deporte (NOC*NSF).

También se ofrece en Holanda la posibilidad de practicar el deporte a grupos de población especiales, como personas ancianas y personas con una minusvalía o enfermedad crónica. Holanda siempre está representado por un equipo cuando se celebran los Juegos Olímpicos para minusválidos, los Juegos Paralímpicos y los Juegos Mundiales. En las grandes ciudades holandesas se organizan actividades deportivas especiales para fomentar la integración de las minorías étnicas. En este contexto desempeñan un papel importante los ídolos de la juventud extranjera, como los futbolistas Clarence Seedorf y Patrick Kluivert, y el boxeador Ohran Delibas.


El Deporte de Alta Competición

Selección nacional femenina de hockey.

El deporte de alta competición holandés prospera ya desde hace bastante tiempo. En el fútbol profesional, el Equipo Nacional Holandés y los equipos como el Ajax, el Feijenoord y el PSV gozan de gran reputación en todo el mundo. Los holandeses destacan también en otros deportes. En el patinaje, Rintje Ritsma, Ids Postma, Annemarie Thomas y Tonny de Jong no hacen sino acumular medallas, el equipo nacional de balonvolea es el actual campeón olímpico, mientras que el equipo de hockey, además de campeón olímpico, también tiene el título mundial. Anky van Grunsven, en la hípica, y Richard Krajicek, en el tenis, han cosechado éxitos internacionales. En 1998 y 1999, Raymond van Barneveld se proclamó campeón del mundo en el juego de dardos. El equipo de remo ‘Holland-acht’ (los ‘Ocho de Holanda’) fue campeón olímpico en 1996. El sector de deporte de alta competición del NOC*NSF se encarga del seguimiento social y médico de los deportistas. El Fondo para el Deportista de Alta Competición ofrece ayuda económica a los deportistas, para que éstos puedan prepararse al máximo para las competiciones importantes.