La Lengua Holandesa

 

La lengua holandesa, o neerlandés, es la lengua materna de más de 21 millones de holandeses y flamencos (belgas que hablan neerlandés). Además, en el noroeste de Francia, otras 60.000 personas hablan un dialecto neerlandés. En las Antillas Neerlandesas y Aruba, que forman parte del Reino de los Países Bajos, y en la antigua colonia holandesa Surinám, el neerlandés es utilizado a menudo por la Administración Pública y en la enseñanza. A causa de los lazos históricos, también en Indonesia hablan neerlandés muchos juristas e historiadores. El afrikaans, la lengua que se habla en Sudáfrica, se ha derivado del neerlandés. El neerlandés ha influido también en otros idiomas, sobre todo en la terminología de la navegación, obras hidráulicas y agricultura.

El neerlandés se imparte en unas 250 universidades de todo el mundo. En la región francófona de Bélgica, así como en el norte de Francia y en Alemania, muchos bachilleres escogen el holandés como segunda lengua. En 1980, Holanda y Flandes fundaron la Unión de la Lengua Neerlandesa (Nederlandse Taalunie), una organización que tiene como fin fomentar el neerlandés a nivel mundial y formular normas para la ortografía y la gramática.

En la provincia de Frisia, al norte del país, se habla además una segunda lengua: el frisón. Esta lengua oficial es la lengua materna de unos 400.000 frisones, y muestra semejanzas con el inglés y las lenguas escandinavas. El neerlandés es la lengua oficial en la enseñanza en toda Holanda, es decir, también en la provincia de Frisia.