Artesanías; Totonicapán y sus alrededores constituyen un importante centro artesanal en el altiplano guatemalteco. Entre las manufacturas regionales se destacan las cerámicas vidriada y pintada, los tejidos en telar de pie, así como los juguetes y cajas de madera. Para conocer los procesos de elaboración de las artesanías, la Casa de la Cultura de Totonicapán organiza interesantes recorridos por los talleres de esta ciudad. Debido a las bajas temperaturas de la región, el trabajo de la lana es muy popular, particularmente en Momostenango, lugar que se ha hecho famoso por sus ponchos o cobijas.
 

En el departamento de Totonicapán se conservan majestuosos ejemplos de la arquitectura, escultura y pintura colonial. Marecen destacarse la iglesia de San Andrés Xecul, por su fachada barroca que recrea los colores y diseños de los huipiles locales; San Cristóbal Totonicapán, con retablos de los siglos XVII y XVIII, y un encantador claustro en su convento; así como San Francisco El Alto, cuyos frescos, recientemente encontrados y puestos en valor, la hacen nicos en su género.