El templo barroco más grande de Guatemala se encuentra en Esquipulas, centro de peregrinación continental donde se venera al Cristo Negro. El famoso escultor del siglo XVI Quirio Cataño tuvo a su cargo la talla de esta imagen que es hoy venerada por miles de personas en Guatemala, México y Centro América. La ruta hacia Esquipulas conduce igualmente a otros lugares donde fueron levantados hermosas iglesias en la época colonial como San Agustín y San Cristóbal Acasaguastlán.