Las grandes piedras acarreadas por los ríos de la Costa Sur sirvieron como materia prima para la talla de colosales esculturas que se han encontrado en esta región de Guatemala. Entre ellas, la estela 1 de El Baúl parece ser la más antigua, fechada alrededor del año 50 de nuestra era. Ubicado entre cañaverales, este sitio arqueológico sigue siendo, dos mil años después, un lugar de culto. En las cercanías, en La Democracia y Santa Lucía Cotzumalguapa, pueden observarse impresionantes tallas de caras y personajes sedentes.