En marzo de 1543, fue fundada la ciudad de Santiago de los Caballeros, hoy Antigua Guatemala, en el Valle de Panchoy, a los pies del volcán de Agua. El Rey Felipe II le confirió el título de Muy Noble y Muy Leal en 1566 y, a partir de entonces, irradiaron en la ciudad las artes y la cultura hacia toda América, particularmente en su edad de oro, comprendida entre 1720 y 1773, cuando fue finalmente destruída por un violento terremoto.
Un romántico recorrido a pie permite conocer la belleza de Antigua, cuyo trazo, fue realizado por el arquitecto italiano Juan Francisco Antonelli en 1542, la convirtió en la primera ciudad planificada en el Nuevo Mundo. En ella, notables arquitectos, entre quienes se destacó Diego de Porres, desarrollaron su espíritu creador en edificios y obras públicas, como la Fuente de las Sirenas en la Plaza Real. La escultura colonial, de contenido religioso, se desarrolló de tal manera que la escuela antigüeña influyó de manera notable en las de México y Quito, donde se aún conservan numerosas piezas talladas en Guatemala.
Si bien el paso del tiempo ha sido inclemente en Antigua, la ciudad conserva todo su encanto colonial. Los edificios públicos, iglesias, conventos y viejas residencias son muestras de la arquitectura barroca y del auge que otrora vivió esta antigua capital, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
En el costado sur de la Plaza Mayor se yergue el Real Palacio de los Capitanes Generales, en cuya portada está labrado en piedra el escudo de la Casa Borbón con el nombre de Carlos III. Renovado sucesivamente durante los siglos XVI, XVII y XVIII, este edificio albergó las oficinas del gobierno colonial y fue la residencia del Capitán General. Cruzando la plaza, al Norte, se encuentra el palacio del Ayuntamiento, de doble arquería, donde funcionó la Sala de Cabildo, la Sala del Tribunal, una cárcel y la policía. Hoy en día parte de este edificio se ha transformado en un museo municipal que conserva colecciones de armas antiguas y pinturas de los siglos XVII y XVIII. La Catedral, situada al Este de la Plaza, fue inaugurada en 1680, pero de ella se conserva únicamente la fachada ya que fue destruída repetidamente por los terremotos.
A un costado de la Catedral, se encuentra el edificio de la Real y Pontificia Universidad de San Carlos de Borromeo, fundada en 1775. Sus aulas están construidas alrededor de un patio grande, rodeado de arcadas de influencia mudéjar, y conservan la colección del Museo de Arte Colonial.
Santiago de los Caballeros de Guatemala llegó a tener 38 templos y conventos suntuosos, 15 oratorios y varias ermitas. Entre estos edificios, el visitante puede apreciar el convento e iglesia de Santa Clara, con una de las más bellas fachadas barrocas. La Iglesia de La Merced, fundada en1767, se distingue también por su fachada, ricamente decorada, donde se aprecia la imagen de Nuestra Señora de las Mercedes, entonces patrona de la ciudad. El Convento de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, fundado por cédula real en 1725, es una de las obras maestras de la arquitectura antigüeña, realizada por Diego de Porres. Otros edificios religiosos sobresalientes en Antigua son la Compañía de Jesus, la Recolección, el templo de San Francisco el Grande y la ermita de la Santa Cruz.
Museo Colonial; Ubicado en el edificio que albergó la tercera universidad fundada en el continente americano, el museo colonial de Antigua atesora en sus salas una interesante colección de imágenes y pinturas religiosas. En algunas de sus antiguas aulas, han sido recreadas escenas de la vida universitaria del siglo XVIII. El patio del edificio es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura colonial.

Artesanías; Antigua es uno de los principales centros productores de cerámica en Guatemala, cuya técnica fue heredada de España desde el siglo XVI. Notables familias como Montiel y Rodenas han mantenido viva la tradición alfarera de Antigua, tanto en cerámica mayólica, como en cerámica pintada. La fabricación de frutas talladas en madera, así como la cerería y la dulcería tradicional son otras de las actividades artesanales que han hecho famosa a esta ciudad colonial.

Fiestas; El ambiente colonial sirve de marco para la celebración de la Semana Santa en Antigua Guatemala, cuando las monumentales procesiones recorren las calles de la ciudad, con la imagen de Jesús Nazareno portando la cruz. Cada día de esta semana es levantada en hombros de los cargadores o cucuruchos una procesión distinta, para cuyo paso los vecinos han preparado desde la víspera las ya célebres alfombras elaboradas con pétalos de flores y aserrín teñido.Esta celebración provino de España en el siglo XVII, pero fue adquiriendo características propias en Antigua con el transcurso del tiempo, una de ellas es la participación de las mujeres, quienes cargan a la Dolorosa.

Hoy en día, la Semana Santa antigueña es considerada la más importante celebración de la pasión de Cristo en el hemisferio.