LOS BARRIOS DE SAN FRANCISCO
Los Especiales de... El Turismo y La Hospitalidad.
Producción Televisiva Realizada en San Francisco en Diciembre de 2004.
Barrio Chino
Barrio Hippie
Little Italy
Distrito Castro
Centro Cívico
En San Francisco cada barrio tiene su propia idiosincrasía. Por los bares, cafés, tiendas y restaurantes de North Beach rondaron beatniks, como Jack Kerouac, que escribieron sobre su desencanto e ira contra la complacencia del pueblo estadounidense tras la Segunda Guerra Mundial.
North Beach alberga una de las librerías más célebres del país. City Lights ha cumplido sus bodas de plata en el mundo literario y mantiene la misma actitud de inconformismo político que atrajo a la 'Generación Beat', llamada así por incorporar a su obra el ritmo del lenguaje coloquial estadounidense y del jazz.
Desde la torre Coit puede hacerse la definitiva foto de la estampa de la ciudad y la bahía.
El cercano Chinatown es el distrito más poblado y colorido, lleno de sabor oriental, como Japantown, con sus teatros y baños. Además de poder pasear por los jardines Yerba Buena o visitar el Museo de Arte Contemporáneo.
La comunidad gay se concentra sobre todo en Castro, una zona llena de vida que alcanza su apogeo con las fiestas del Orgullo el 28 de junio, si bien sus animados residentes llenan de color cualquier celebración, como el Halloween.
Probablemente el barrio más famoso sea Haight Ashbury. De meca hippie durante el "verano del amor" a zona aburguesada, aún conserva cierta rebeldía en sus garitos nocturnos y locales de tatuajes.
San Francisco está edificada en forma de anfiteatro gracias a la presencia de los montes costeros. Los barrios así, descienden de las laderas hasta la misma bahía. La ciudad es una delicia para los ojos, ya que al extenderse, ha escalado casi medio centenar de escarpadas colinas con un manto de colores y formas. Una de las colinas es la de “Nob Hill” que con sus residencias de líneas eclécticas adornan la bahía de la prístina “Yerba Buena”.
El “Japan Town” está situado al este de la calle Fillmose y “Little Italy” en North Beach; la de habla castellana en el distrito de Mission y la negra se concentra en Oakland y Richmond. Todas ellas le otorgan a San Francisco un aire enigmático de dama casi ciudadana del mundo. Por las noches, San Francisco se convierte en una fiesta de diversión, de arte culinario y buen gusto.
 
::Volver a San Francisco::