PAIS

home: COLOMBIA

HISTORIA:

COLOMBIA. HISTORIA.

Gérmenes Libertarios. Cras Publicas de Cartagena.

 

El abandono de la práctica del mercantilismo por el librecambio, la revolución industrial y las ideas de la ilustración plantearon importantes transformaciones en las relaciones entre los países europeos y sus colonias.

A finales del siglo XVIII y comienzos del XIX, fue la primera vez en la historia de la Nueva Granada que la iniciativa civil y militar sobrepasó con creces a la religiosa, al revitalizarse el comercio y la administración civil. Durante este período se llevaron a cabo numerosas obras, y la burocracia colonial y los criollos ilustrados, demostrando su entusiasmo por las ciencias físicas y naturales, y su afán por el cambio como medio para romper con su pasado tradicional, promueven un poderoso movimiento de reforma educacional, con sentido estatal y secularizante.

Las reformas buscaban excluir a los religiosos de la enseñanza pública y trazar una educación universal y obligatoria en todas las universidades, en cuanto a método e ideas; promovían la enseñanza en la escuela primaria, la creación de las escuelas de artes y oficios para los artesanos y fomentaban la educación para la mujer.

En 1767, cumpliendo la pragmática sanción de Carlos III, la Compañía de Jesús es expulsada del Nuevo Reino de Granada, y sus bienes y propiedades fueron confiscados, entre ellos la imprenta y la biblioteca.

Todo ese ambiente ilustrado favoreció la iniciación de grandes empresas como la Real Expedición Botánica, y las reformas educativas e institucionales que abrieron los ojos al mundo europeo y a las nuevas corrientes de pensamiento, pero a la vez acentúo el descontento de la clase criolla educada, para la que cada día era más contradictorio el carácter de su postura: formar parte de un grupo letrado al servicio de la monarquía española.

INFORMACION GENERAL:

HISTORIA

CIUDADES

ARTE Y CULTURA

SIMBOLOS PATRIOS

 

Gérmenes Libertarios. Cras Publicas de Cartagena.

Batalla de Río Palo. José María Espinosa Prieto. Óleo sobre tela. Colección Museo Nacional de Colombia.
Archivo de Juan Camilo Segura.
Foto Juan Camilo Segura

A lo largo de la segunda mitad del siglo XVIII, los monopolios reales de aguardiente y tabaco fueron las fuentes más importantes de ingresos virreinales y fueron precisamente en estos donde se caldearon, en 1781, los primeros alzamientos en contra de la Corona. Los campesinos de la provincia de Santander (Charalá, Mogotes, Simacota y Socorro), en número superior a veinte mil hombres, marcharon a Santa Fe para protestar por los nuevos tributos impuestos por una agresiva reforma tributaria, destinada a recaudar fondos para cubrir el déficit fiscal. Durante su recorrido, por la gestión del arzobispo Antonio Caballero y Góngora, se detienen en Zipaquirá, donde firman unas capitulaciones que fueron anuladas una vez se dispersó la multitud. Posteriormente, José Antonio Galán, principal líder del movimiento, apoyado por la alta clase criolla de Santa Fe inicia una nueva rebelión, pero traicionado cae en poder de los españoles.
Los primeros mártires de esta Rebelión de los Comuneros fueron fusilados, descuartizados o enviados en galeras a cárceles españolas, muchos años antes de darse el grito de independencia. No obstante, estos hechos, junto con las tertulias organizadas para divulgar los nuevos conocimientos ilustrados, y comentar acontecimientos culturales y políticos que ocurrían en el Nuevo Reino de Granada, así como la traducción y publicación por Antonio Nariño en 1793 de “Los derechos del hombre y del ciudadano”, entre otros, inundaron el Nuevo Reino con ideas independentistas.

Revolución e Independencia

En 1810, mientras las élites criollas promovían reuniones secretas para preparar el cambio de gobierno y de régimen, movimientos campesinos de la población del Socorro, de la provincia de Santander, depusieron el 10 de julio a las autoridades y proclamaron la Independencia. El 20 de julio, el pueblo de Santa Fe, con un pretexto fútil, se levanta contra el Virrey Amar y Borbón y proclama una Junta de Gobierno integrada por los criollos. Un año después, el 11 de noviembre de 1811, la provincia de Cartagena declara la independencia absoluta y rompe los vínculos coloniales con España.
Los primeros años de la independencia se caracterizan por la pugna entre federalistas, encabezados por Camilo Torres, y centralistas, liderados por Antonio Nariño, lo cual genera una verdadera guerra civil por contradicciones y discusiones sobre un prudente centralismo a la criolla o un federalismo avanzado. En 1811, Antonio Nariño publica La Bagatela, primer periódico político, en el cual hace campaña a favor del centralismo y se enfrenta a los federalistas. Estas pugnas manifiestan la indecisión política que caracteriza a los nacientes estados de Hispanoamérica.

La Pola.  Óleo sobre tela. Colección Museo Nacional de Colombia.
Archivo Juan Camilo Segura. Foto Juan Camilo Segura

Después del régimen de terror implantado por Pablo Morillo entre 1815 y 1819, cuando reconquista la Nueva Granada y fusila a más de 2.000 insurgentes como escarmiento a los desleales de la Corona que se sublevaron ante ella, en el año de 1819 se suceden dos grandes batallas que definen la independencia definitiva del territorio que hoy se conoce como República de Colombia: el 25 de julio, después de atravesar el páramo de Pisba, las tropas patriotas enfrentan y derrotan al ejercito realista en la Batalla del Pantano de de Vargas, y el 7 de agosto los patriotas y los españoles libran la Batalla de Boyacá, con victoria patriota.
Luego de firmado el armisticio entre el Pacificador Pablo Morillo y Simón Bolívar, se instala en Cúcuta, en 1821, el Congreso Constituyente, que sesiona por unos meses. Allí se constituye la República de Colombia, integrada por tres departamentos: Cundinamarca, Venezuela y Quito, y se decreta que la capital sea la ciudad de Bogotá. El Congreso de Cúcuta elige como Presidente de Colombia al Libertador Simón Bolívar, y vicepresidente al general Francisco de Paula Santander.
Ese mismo año se reúne el Congreso en Angostura y se fusionan el Virreinato de la Nueva Granada, la Presidencia de Quito y la Capitanía General de Venezuela. La nueva república se dividió en tres departamentos llamados Venezuela, Quito y Cundinamarca, y sus capitales respectivas fueron Caracas, Quito y Bogotá. Como Presidente fue elegido Bolívar.
Este fue un período muy agitado de la historia nacional. La falta de consenso de las élites revolucionarias en la década de 1820 produjo constantes enfrentamientos entre venezolanos y granadinos, militarismo y civilismo, centralismo y federalismo, y pugnas entre los caudillos. Además de estos hechos, la nueva república se vio afectada por la fuerte crisis económica que la obligó, desde sus inicios, a utilizar empréstitos y a formular políticas de apertura económica que debilitaron la economía local.
La Gran Colombia inicia su desintegración en 1826 con la rebelión del General José Antonio Páez, y se consolida en 1828 con el desacuerdo político entre centralismo y federalismo en la Convención de Ocaña.

Fuente: COLOMBIA. Ministerio de Cultura. SINIC. Sistema Nacional de Información Cultural.
Sitio: http://www.sinic.gov.co/OEI/paginas/informe/informe_01.asp
Es Una Contribución de
EL TURISMO Y LA HOSPITALIDAD: Para La Promoción y Difusión del Turismo y La Cultura de COLOMBIA.

Copyright "El Turismo y la Hospitalidad"
Todos los Derechos Reservados
Prohibida su Reproducción Total o Parcial por Cualquier Tipo de Medio.