EL JUEGO DEL AGUA

 

Paseo de Hellbrunn

El amanerado-prebarroco Palacio de Recreo de Hellbrunn (1612 - 1615) al sur de la Ciudad figura entre las construcciones más hermosas de la Ciudad. El Castillo con su amplio parque y los famosísimos juegos de agua servía ya al Príncipe Arzobispo Markus Sittikus de Hohenems (1612-1619) como lugar de representaciones y festividades. Como aficionado al arte y la cultura italianos, dio la orden al arquitecto de la catedral Santino Solari de construir una Villa suburbana, una sede de verano a imagen de sus prototipos del sur en belleza y generosidad. El interior del castillo está decorado por murales y frescos cuya representación está llena de fantasía y colorido de antiguos ejemplos de arte ilusionista. Especialmente suntuosa fue la sala de fiestas con la representación de doce emperadores romanos y el octógono, sala musical decorada con frescos. 
El agua fue utilizada desde un principio para la creación de algunos elementos específicos del castillo. En el jardín de recreo barroco se encuentran numerosas fuentes, grotas y estanques, esculturas y figuras de la antigua mitología que le brindan la suntuosa presencia de vida efervescente. A través de una visita guiada por los juegos de agua que son únicos en su arte dramatúrgico, los mismos huéspedes del arzobispo solían experimentar sorpresas imprevisibles.
Un paseo por el parque debe realizarse también al teatro de piedra. Es considerado como el escenario más antiguo de Europa (En 1617 se llevó a cabo la primera representación de ópera de habla alemana) y es sede anual de manera especial de la "Fiesta de Hellbrunn".

Castillo y Parque

 

 

La Montaña de Hellbrunn" es coronada por el "castillito del mes" en el que se alberga el museo de arte popular. Detrás de la montaña se halla el Parque Zoológico que existe desde el Siglo XV y fue construído como parte anexa al área de caza arzobispal. Hoy en día se puede observar numerosos tipos de animales locales y exóticos en sus amplias instalaciones. Antes eran excursiones de un día, caza y recepciones dignas lo que llamaba a los huéspedes a Hellbrunn, ahora son los seminarios, los congresos y espléndidos eventos de negocios. Y mientras tanto, este Castillo se haya convertido en escenario para eventos preferidos internacionalmente, es quizá porque precisamente por este motivo fue construído ¡hace 400 años!

 


Pavillón