SALZBURGO
¡CADA RINCÓN ES UN ESCENARIO!

UN PASEO POR LA
CIUDAD DE SALZBURGO

Lo mejor es conocer Salzburgo a través de un paseo romántico. A quien le apetezca un garbeo sin perderse ninguna de las curiosidades principales, se le propone el siguiente paseo: 
Empezaremos en el bellamente construído Jardín de Mirabell, delante del Palacio Barroco de Mirabell que el príncipe arzobispo Wolf Dietrich de Raitenau hizo construir para su amante Salomé Alt en 1606. Merece la pena doblemente echar una mirada al interior del palacio, anteriormente llamado "Altenau". Por una parte, por su escalinata monumental adornada por esculturas y ángeles del famoso artista barroco Georg Raphael Donner (1726) y por otra, por su espléndida sala de mármol, en la cual el joven Mozart supo apasionar con sus conciertos. Hoy en día, es una de las salas nupciales más bonitas del mundo entero. 

Al abandonar el Jardín de Mirabell que secuestra a sus visitantes hacia la mitología griega con sus numerosas estatuas artísticas, llegamos a la Plaza de Makart.



Jardín de Mirabell

A mano derecha se puede ver el Teatro Municipal (1892/93), antigua Sala de Bailes. A la vuelta de la esquina se encuentra el "Mozarteum de Salzburgo" (Universidad de Música), sede de la Fundación Mozarteum. Aquí un buen consejo: no deje de asistir por la noche a una ópera de Mozart magicamente escenificada por el internacionalmente conocido "Teatro de las Marionetas", fundado en el año 1913 por Anton Aicher. El edificio con el número y dirección: Makartplatz 8, se refiere a la Vivienda de Mozart, en la cual el famoso hijo de la ciudad vivió desde 1773 hasta 1780. Después de la reconstrucción en 1996 en su forma original, esta casa puede ser visitada por todo el público. La valiosa exposición en la primera planta de la casa, documenta la vida de la Familia Mozart entre estos muros. En el Museo de Imagen y Sonido de Mozart Ud. encontrará innumerable documentación audiovisual acerca de la obra del gran Mozart de Salzburgo.

Iglesia de la
Santa Trinidad

La espléndida "Iglesia de la Santa Trinidad", la primera creación arquitectónica del arquitecto barroco Fischer de Erlach en Salzburgo (1694-1702),
representa otro centro de interés en la parte frontal de la Plaza de Makart. A través de la calleja de la Santa Trinidad llegamos a la calle "Linzergasse". Siguiendo esta calle comercial preferida se llega a la Iglesia y al Cementerio de San Sebastián (1595-1600), donde yacen numerosas personalidades famosas de Salzburgo, entre ellas, la esposa de Mozart, Constanze y el padre del mismo, Leopoldo. Con la Capilla de San Gabriel, el mausoleo de Wolf

Casa de Mozart

Dietrich de Raitenau, el príncipe arzobispo, se había creado su propia tumba en los años de vida. Otra tumba recuerda al sabio Paracelsus que vivió en los años de 1524 - 25 y 1540 - 41. Después de la visita al cementerio regresamos a la Calle Linzergasse y seguimos a mano izquierda, entrando por el Portal Nº. 14 y subiendo el camino escarpado rodeado por seis capillas barrocas, hacia la montaña de los capuchinos.

Cementerio de San Sebastián

Inmediatamente después de subir Ud.puede ver a la izquierda el Castillito Paschinger pintado de amarillo y en el cual vivió el famoso escritor Stefan Zweig de 1919 a 1934 y poco después a mano derecha el Convento de los Capuchinos, digno de verse. El portal interior del convento cuya puerta gótica del año 1450 proviene de la Catedral Medieval de Salzburgo. Quien así lo desee, puede aprovechar los numerosos caminos a través de la montaña para explorar los territorios por encima de la ciudad que fueron poblados desde hace mucho tiempo. Para acceder de nuevo al centro desde la montaña idílica, se ofrece la Escalera Imberg.