Venga a Austria a Pasar ... las vacaciones de invierno de su vida

El invierno de Austria es especial y, en muchos sentidos, es considerada la estación austríaca por excelencia. Los lagos se congelan y los pueblos se convierten en mundos de cuentos de hadas cubiertos de blanco. Un manto de nieve se extiende suavemente sobre los valles y las montañas parecen espolvoreadas.
Los austríacos prácticamente inventaron el esquí alpino hace más de cien años y desde entonces llevan siempre la delantera en ese deporte. En Austria, casi todo el mundo esquía. El país desarrolló el Método de Esquí Austríaco que aplican tanto los buenos esquiadores amateurs como los campeones olímpicos.
Pero el invierno en Austria es mucho más que tan
sólo practicar esquí alpino. Atraviese raudamente el fresco aire alpino sobre una snowboard y disfrute el descenso cortando la montaña. Relájese tomando una bebida en un bar alpino. Tome sol en las grandes alturas. Opte por una excursión de esquí, para-esquí o práctica de aladeltismo. O pruebe su equilibrio practicando esquí de fondo en medio del paisaje majestuoso del invierno. 

El Lago Neusiedl se transforma en la mayor pista natural de patinaje de Europa y...algo más: ése y otros lagos son perfectos para sentir la emoción de deslizarse sobre el hielo. Cuando las estrellas se graban como cristales helados en el cielo límpido del invierno, se puede dar románticos paseos en trineo a la luz de lasantorchas, gozar de la animada vida nocturna en complejos chic internacionales, como Lech am Arlberg, y pasar veladas festivas en los cálidos pueblitos de montaña.