Argentina. Provincia de Buenos Aires. San Isidro. La Ciudad que Nació de un Sueño. Museo Histórico Municipal Brigadier General Juan Martín de Pueyrredón. Juan José Horacio Aranguren. Director.

CHACRA DEL BOSQUE ALEGRE, ACTUAL MUSEO PUEYRREDON

El museo constituye el casco histórico de la famosa quinta Pueyrredón que fue testigo de acontecimientos importantes relacionados con nuestra independencia. La construcción data de 1790 y aún conserva las características que tenía cuando comenzó a habitarla Juan Martín de Pueyrredón a principios del siglo XIX.

El prócer, con frecuencia, atendía entre 1816 y 1819 sus despachos en la "Chacra del Bosque Alegre" (como se llamaba en aquella época), cuando ocupaba el puesto de Director Supremo de las Provincias Unidas. También en este lugar, mantuvo con el General José de San Martín las famosas conferencias en las que se resolvió el plan central de la emancipación sudamericana. A la sombra de un algarrobo que aún existe, San Martín y Pueyrredón hablaron más de una vez sobre temas trascendentes para el nacimiento de la República. Se dice que en sus recorridas por la chacra, llegaban hasta un ombú que estaba cerca del Camino Real (hoy, avenida Santa Fe) para reunirse, y al que bautizaron con el nombre del "Ombú de la esperanza", porque bajo su sombra juraron llevar a cabo la Independencia.

Bosque Alegre conservó por mucho tiempo sus extensiones originales que abarcaban desde el río hasta el Camino del Fondo de la Legua. La chacra estaba atravesada por cuatro caminos: el llamado "De las Chacras" (desde 1899 avenida Manuel Aguirre, hoy Del Libertador), el Camino Real de San Fernando a Buenos Aires (avenida Santa Fe), el Camino del Medio (avenida Fleming) y el "de Afuera", actualmente Diego Carman. El otro paso obligado en esta propiedad era el "camino de fierro" del actual ferrocarril.

A través del tiempo varios fueron sus propietarios desde que Juan de Garay hizo el reparto de las tierras del norte de Buenos Aires en el siglo XVI hasta que en 1808 fue adquirida por Francisco de Tellechea, padre de María Calixta, quien en 1815 contrajo matrimonio con Juan Martín de Pueyrredón. Al heredar de su padre esta propiedad, Pueyrredón decidió comprar el resto de las tierras a sus cuñadas, y allí vivió hasta que en 1835 viajó a Francia. Retornó al país el 11 de enero de 1850 y se instaló nuevamente en la quinta. El 13 de marzo de ese año falleció. Su hijo, Prilidiano Pueyrredón vendió la propiedad a su primo Manuel Aguirre, cuyos herederos siguieron ocupando la finca.

Naturalmente, el predio histórico también sufrió el fraccionamiento que tocó a todas las antiguas chacras de San Isidro, pero el suyo fue un destino muy particular dentro de esta constante, porque si bien una parte de su área se loteó para viviendas, otra fracción se convirtió por donación de Víctor Aguirre en sede del Club Atlético San Isidro y la parte más extensa, que supera las 240 hectáreas, quedó para campo de Jockey Club. De esta forma, la tierra conserva el histórico verde como en sus mejores tiempos.