Historia del
ESCUDO DE LA PROVINCIA DE

TIERRA DEL FUEGO, ANTARTIDA E ISLAS DEL ATLANTICO SUR


HISTORIA

El 21 de octubre de 1520, el marino portugués al servicio de España, D. Hernando de Magallanes, después de doblar el cabo que denominó de las Once Mil Vírgenes, descubrió el tan ansiado paso interoceánico entre el Mar del Norte ( Océano Atlántico) y el Mar del Sur ( Océano Pacífico) al que bautizó Estrecho de Todos los Santos.

Al internarse en el canal, avistó la costa sur que corresponde a la Isla Grande, a la que llamó Tierra de los Fuegos por las hogueras que al anochecer encendían los indígenas, y que eran visibles desde las naves, según refiere en su libro "Primer Viaje en Torno al Globo", el italiano, D. Francisco Antonio Pigafetta, quien participó del viaje.

Al finalizar el cruce, el 28 de noviembre, Magallanes denominó Pacífico al océano hasta entonces conocido como Mar del Sur, por haberlo hallado en calma. El nombre de Estrecho de Todos los Santos no perduró pues los navegantes posteriores le dieron el de su descubridor.

A fines de 1816, los marinos holandeses, Jacobo le Maire y Guillermo Sehouten, descubrieron el estrecho que corre entre la Isla Grande y la que denominaron de los Estados en alusión a los de Holanda. Dicho estrecho desde entonces lleva el nombre de Le Maire. Tras atravesarlo, navegaron hasta el Cabo de Hoorn (Cabo de Hornos), así llamado en homenaje a la ciudad natal de Le Maire, al efectuar su cruce, establecieron el segundo paso de acceso al Pacífico.

El Virreinato del Río de la Plata comprendió a Tierra del Fuego junto con los territorios patagónicos, y la Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782 la incluyó en jurisdicción de la Gobernación Intendencia de Buenos Aires. Cabe destacar que ya una Real Orden del año 1766 había dispuesto que el Gobernador de Buenos Aires, D. Francisco Bucarelli, enviara, previo acuerdo con los superiores de la Orden de Santo Domingo, sacerdotes a catequizar a los indios de Tierra del Fuego.

Nuestro país, heredero del Virreinato, tuvo la posesión de sus territorios y, en 1829, ...declaró el derecho argentino sobre las tierras adyacentes al Cabo de Hornos, incluso la denominada Tierra del Fuego.

 

El descubrimiento de la tercera variante de comunicación entre uno y otro océano fue realizado recién en los años 1826-1836 por una expedición inglesa que navegó por el canal ubicado entre la Isla Grande y las islas e islotes adyacentes al sur de ella, al que llamó Canal de Beagle en honor del barco que realizó la travesía.

El reconocimiento interior del territorio fue iniciado en 1856 y prosiguió hasta 1884 con la labor misionera llevada a cabo entre los indios onas y yaganes, o yamanas, por el Rey, Tomas Bridges, de confesión anglicana, y, a partir de 1875 por la actividad civilizadora de los padres salesianos.(6) En el Siglo XIX balleneros y loberos recorrieron el archipiélago, y arribaron a la Tierra del Fuego buscadores de oro, al tiempo que comenzaba el establecimiento de ganados en su interior. Finalmente, el hallazgo del petróleo, el turismo y, mucho más recientemente, el desarrollo industrial constribuyeron al progreso de la región.

En el proceso de su incorporación efectiva en la Nación, tiene especial relevancia la Ley Nº 28 del 17 de octubre de 1862, que dispuso que Todos los territorios nacionales existentes fuera de los limites o posesión de las provincias son nacionales...A partir de su sanción, otros hitos están constituidos por la Ley 954 del 11 de octubre de 1878 que creó la Gobernación de la Patagonia con capital en Mercedes de Patagones; la Ley Nº 1532 del 16 de octubre de 1884, que organizó los territorios nacionales en gobernaciones, entre ellas la de Tierra del Fuego que comprendía la Isla de los Estados, y el Decreto del 21 de setiembre de 1943 que creó la Gobernación Marítima de Tierra del Fuego, dependiente del Ministerio de Marina.(7) La Ley Nº 14.408 del 15 de Junio de 1955 integró Tierra del Fuego con Santa Cruz en la provincia llamada de la Patagonia, la que fue desmembrada por el Decreto- ley Nº 21.178 del 22 de noviembre de 1956. El Decreto-ley Nº 2191 del 28 de febrero de 1957, restableció el Territorio de la Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, incluyendo a las Malvinas.

Por el Decreto Nº 681 del 3 de abril de 1982, día siguiente al desembarco de las tropas argentinas en las Islas Malvinas, se creó la Gobernación Militar de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur, separándolas del Territorio Nacional de Tierra del Fuego, al que fueron reintegradas el 15 de mayo de 1985 cuando se disolvió dicha Gobernación. Por el Tratado de Paz y Amistad con Chile, ratificado en Roma el 2 de mayo de 1985, se perdieron las Islas Picton, Lennox, Nueva y otras.

Finalmente, la Ley Nacional Nº23.775, del 26 de abril de 1990, le otorgó la categoría de provincia con el nombre de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, que comprende, además de la Tierra del Fuego propiamente dicha: las Islas de Los Estados, Gable, Redonda, Luf, Augusto; Islas Malvinas, Georgias, Orcadas, Sandwich e islas menores, así como el Sector Antártico Argentino.

Su capital, Ushuaia, la ciudad más austral del mundo, fue fundada el 4 de octubre de 1884 en el paraje donde funcionó la misión anglicana del Rev. Bridges, y declarada sede del gobierno el 19 de mayo de 1904.(8)


SU HERÁLDICA

En Tierra del Fuego se usó el Escudo Nacional a partir del establecimiento de las autoridades nacionales en ella, en 1884.

Una vez incorporada como provincia, y siendo unánime el deseo de contar, al igual que las restantes, con su propio blasón, hacia fines de 1992 se llamó a un concurso en cuyas bases se estableció que el escudo y su simbología deberían tener en cuenta el espíritu del pueblo fueguino, su historia, tradición, cultura, ubicación geográfica, soberanía y recursos naturales.

Realizado el concurso, el 17 de diciembre del mismo año, la Legislatura de la Provincia sancionó la Ley Nº61, promulgada el día 24, en la cual se expresa:

Artículo 1º. Téngase como Escudo de la Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, a la obra que acompaña como Anexo I de la presente, cuya autora es la Srta. Rosana Giménez, D:N:I: Nº14.275.683, quien presentara la obra con seudónimo "Klewel".

Artículo 2º. Notificar de la presente al Poder Ejecutivo Nacional, a las Cámaras del Honorable Congreso de la Nación y a los Gobiernos de las Provincias.

Artículo 3º. Comuníquese al Poder Ejecutivo Provincial.

Como se advierte, de la ley no surge la descripción del escudo, y el anexo que lo representa fue impreso en blanco y negro. Por tal motivo, la Secretaría de Gobierno y Trabajo, con fecha 4 de febrero de 1993 emitió, a los fines de esta publicación, una reproducción del Escudo a color y detalló su significado del siguiente modo: "...resalta al ave, tan abundante en la región, en su actitud de vuelo. El fuego, cerrándolo todo, como el elemento que acompaña desde sus orígenes a los habitantes. El Sol, Astro Rey, simboliza la totalidad del hombre. La montaña Nevada, característica de la región cercana a la Cordillera. El Agua, elemento presente en los cuatro puntos cardinales y el Pingüino, como ejemplar representativo de la fauna austral".(9)

Posteriormente, se estableció que el "ave característica" es un albatros.

 

LECTURA HERÁLDICA

Forma de óvalo

Sobre campo de azur-celeste, trae en el centro y jefe, un sol naciente de oro, de diez rayos en forma de barras rígidas irregulares, resaltado, en su base, por una montaña nevada en las cumbres, con laderas de sable, sobre el mar que rodea todos los ámbitos de la provincia, sombreado de sable. En punta cuatro pingüinos emperador de su color natural, dos de ellos mirando a la diestra y dos, a la siniestra. Por ornamento exterior, una corona oval de fuego, con cinco llamas de gales a cada lado, abierta en la base. El todo sobre un albatros de azur, estilizado y contornado, con las alas abiertas en actitud de volar, con el plumaje entreabierto.


BIBLIOGRAFÍA

1) SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, Tomo I (1492-1600), Unión de Editores Latinos, Buenos Aires 1957, pp.168-169 y LENZI, Juan Hilarión, Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Buenos Aires, 1967.

2) SIERRA, Vicente D., Ibídem, Tomo II (1600-1700), pp. 201-202.

3) GÓMEZ, Hernán F. "Los Territorios Nacionales y Límites Internacionales hasta 1862", en Historia de la Nación Argentina publicación de la Academia Nacional de la Historia, El Ateneo, Buenos Aires, 1947, Vol. X, pág. 551.

4) IBÍDEM, pág. 554.

5) BRAUN MENÉNDEZ, Armando, "Historia de Tierra del Fuego", en Historia Argentina Contemporánea, publicación de la Academia Nacional de la Historia, El Ateneo, Buenos Aires, 1967, Vol. IV, Segunda ESección, pág. 501.

6) IBÍDEM, pp. 504-508 y 523.

7) IBÍDEM, pág. 506.

8) ARGENTINA FUTURA, Geografía y Atlas de Argentina y América, Dirección General: AKIAN, Juan Carlos, Editorial Policial, Buenos Aires, 1992.

9) Nota Nº 74 del Subsecretario de Gobierno del Ministerio de Gobierno, Trabajo y Justicia del 4 de febrero de 1993.