Historia del
ESCUDO DE LA PROVINCIA DE

SANTIAGO DEL ESTERO


HISTORIA

En el año 1543, el Capitán Diego de Rojas penetró en la Región del Tucumán dentro de la cual habría de quedar comprendida Santiago del Estero, ciudad fundada el 24 de julio de 1553 por D. Francisco de Aguirre, por traslado a un nuevo emplazamiento de la Ciudad del Barco del Nuevo Maestrazgo de Santiago, que fue despoblada.(1) (2) Santiago del Estero ha sido llamada, con justicia, Madre de Ciudades ya que de ella partieron las corrientes fundadoras de las ciudades de Londres de la Nueva Inglaterra, en 1558; de San Miguel de Tucumán, en 1565; de Córdoba de la Nueva Andalucía, en 1573; de Lerma del Valle de Salta, en 1582; de Todos los Santos de la Nueva Rioja, en 1591; de San Salvador de Jujuy, en 1593, y de San Fernando del Valle de Catamarca, en 1683.

Creado el Virreinato del Río de la Plata por Real Cédula del 12 de agosto de 1776, la región quedó comprendida dentro de él, y la Real Ordenanza de Intendentes del 28 de enero de 1782 ubicó a Santiago del Estero en la Gobernación Intendencia de San Miguel del Tucumán, que abarcaba el obispado de ésta y cabecera en San Miguel.

Al ser suprimida esa Gobernación Intendencia por la Real Ordenanza de Intendentes del 5 de agosto de 1783, se creó la Gobernación Intendencia de Salta del Tucumán que integraron, además de ésta como ciudad cabeza, las Ciudades de Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, Jujuy, con sus respectivas jurisdicciones.(3)

Cuando, desaparecido el Virreinato, el Director Supremo del Estado D. Gervasio A. de Posadas, el 8 de octubre de 1814, dividió la Gobernación Intendencia de Salta y creó la Gobernación Intendencia de Tucumán, Santiago del Estero integró ésta última junto con Catamarca y Tucumán.(4)

Coincidiendo con la crisis política que signó el año 1820, Santiago del Estero proclamó su autonomía el 27 de abril de ese año al separarse de la efímera República de Tucumán que, incluyendo también a Catamarca, había erigido el Gobernador de Tucumán, Bernabé Aráoz.(5)


SU HERÁLDICA

Inicialmente, Santiago del Estero usó el Escudo Real Español hasta que, el 19 de febrero de 1577 el Rey le concedió uno que llevaba un castillo, tres veneras y un río y, en otra Real Cédula del mismo día, le dio el título de muy noble.(6)

El citado escudo, característico del Siglo XVI, sobre un soporte muy ornamentado con rollos de pergamino con veneras estilizadas en sus cuatro ángulos, está  timbrado con casco de caballero empenachado de plumas.(7)

Actualmente sus motivos -castillo, veneras y río- son presentados sobre un escudo de forma "español moderno" timbrado con corona real antigua, que constituye el blasón de la Ciudad de Santiago del Estero.(8)

A partir de 1813 empleó el Escudo Nacional, cambiándolo, como se advierte en documentos de la provincia que presentan sellos de variada disimilitud: en los años 1832 y 1833 el Escudo Nacional aparece con siete rayos rectos en el sol; en 1838-1839 se observan dos tipos distintos, uno en forma de elipse con borde de cadeneta que ostenta en el campo dos ramos cruzados y una pica alzando gorro de la libertad con borla entrelazada con ellos, sobre varias semicurvas que sirven de base. El timbre está dado por un sol naciente de numerosos rayos y el conjunto está  rodeado por la inscripción: "Santiago del Estero" y "Templo de la Paz" a diestra y siniestra respectivamente. En 1864 el Escudo Nacional presenta como variante que el gorro de la libertad cae a la siniestra y el sol ostenta numerosos rayos, dentro de una elipse con nombre de la provincia y "Templo de la Paz". En 1879 aparece el broquel normando en un sello rodeado de la inscripción: Provincia de Santiago del Estero en la parte superior y Contaduría General en la inferior, todo dentro de una elipse, y en 1914 el escudo actual de las cisuras y espiras con la denominación identificatoria de la provincia con dos ramos y un haz de lictores, una tabla de la ley y trofeos diversos, con la inscripción al pie de 1-Un Peso-1 encuadrada, y debajo 1908, al parecer se trata de un valor fiscal.(9)

Tanta variedad, que asombra, llevó a que, aún habiéndose adoptado en la práctica la figura del broquel normando, su representación variara con frecuencia en altura y en proporciones. Ello dio lugar a que el Diputado de la Provincia D. Jorge Fernández presentara, en la Cámara de la que formaba parte, un proyecto de ley para reglamentarlo y lograr así definitivamente la uniformidad en las reproducciones.

Se llegó así a la sanción de la Ley Nº 551, del 27 de octubre de 1915, que hizo su descripción en los siguientes términos:

Artículo 1. Fíjase el escudo de la Provincia en la siguiente forma en términos heráldicos.- Un broquel estilo Normando,con los ángulos diestro y siniestro levantados en figuras de espiras, hacia adentro: Cortado, Azur en los cuarteles superiores y Plata en los inferiores, dos manos derechas movientes y encarnadas, vestidas de azur y encajadas horizontalmente a la altura del Ombligo sostienen una pica de Sable que, enclavada en la punta del escudo ostenta,en el extremo superior, que sobresale del Jefe, un gorro frigio mirando hacia la diestra; un ramo fructífero de olivo a la diestra, y un ramo de laurel florido la siniestra, formando una guirnalda sinople, se unen hacia la base, con un lazo de cinta con los colores patrios (...) (10)

LECTURA HERÁLDICA

Forma: llamada Normanda, es decir de aspecto acorazonado con dos volutas en el jefe que originan dos cisuras o escotaduras.

Cortado de azur y Plata (blanco), trae en el segundo dos antebrazos humanos vestidos de azur, movientes de ambos flancos, que estrechan sus diestras de carnación en el ombligo del mismo, sosteniendo una pica de sable, que alza fuera del cuartel de azur un gorro de la libertad de gules doblado en su base y con la punta caída a la diestra. Completan el ornamento exterior un ramo fructífero de oliva a la diestra y Lino de laurel florido a la siniestra, formando corona abierta de sinople y unidos debajo de la punta por un moño de cinta de azur-celeste, plata (blanco) y azur-celeste.


BIBLIOGRAFÍA

1) SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, Unión de Editores Latinos, Buenos Aires, 1956, Tomo I (1492-1600), pp. 289-293.

2) IBÍDEM, pp. 304-306.

3) IBÍDEM, Tomo III (1700-1800), Buenos Aires, 1959, pp. 455, 457 y 468, 470 y ACEVEDO, Edberto Oscar, La Intendencia de Salta del Tucumán en el Virreinato del Río de la Plata, Universidad Nacional de Córdoba, Facultad de Filosofía y Letras, Mendoza, 1965, pp. 128, 174 y 175.

4) SOLA, Miguel, "Salta" (1810-1921), en Historia de la Nación Argentina, Academia Nacional de la Historia, El Ateneo, Buenos Aires, 1947, Vol. X, pp. 366.

5) GARGARO, Alfredo, "Santiago del Estero" (1810-1862) en Historia de la Nación Argentina, Academia Nacional de la Historia, Buenos Aires, 1947, Vol. IX, pág. 432.

6) SIERRA, Vicente D., Historia de la Argentina, op. cit. Tomo I (1492-1600), pp. 356-357.

7) ÁLVAREZ, Antenor, Santiago del Estero, Ciudad de Invierno, Buenos Aires, 1941, Gerónimo J. Pesce-Impresores, pág. 37.

8) "América 92" (Diario El Liberal, Santiago del Estero, 12 de octubre de 1992).

9) LÁMINA CON EL ESCUDO DE SANTIAGO DEL ESTERO, reproduce al dorso, los distintos escudos enumerados. Impreso en la Honorable Legislatura.

10) RESEÑA HISTÓRICA DEL ESCUDO DE SANTIAGO DEL ESTERO, en el reverso de la lámina mencionada en la Nota 9.