www.literatura.org

Viaje hacia el infierno
cuento colectivo

(La historia comienza aquí)

Todo había sido demasiado fácil y eso me asustaba. Nunca antes había intentado hacer algo así. Imaginaba que todo seria diferente. Ni una palabra, ni un gesto, ni siquiera un fugaz reflejo en mi mirada que delatase algo.
Cuando llegue a la estación me sudaban las manos de miedo y sentía un continuo escalofrío recorrer mi espalda al acercarme a la taquilla. Y, sin embargo, todo resultó extrañamente sencillo.
-Un billete para Neuquén por favor.
-¿Primera?
-Sí, gracias.
-¿Va de vacaciones?
No tenía muchas ganas de hablar, y mucho menos de dar explicaciones a
aquel horrible jóven que me sonreía desde el otro lado del cristal...
-Sí, voy con mi hija a pasar unos días, murmuré señalando la cuna que
reposaba en el suelo.
Me entregó el billete y con paso ligero me aproximé al andén número siete donde el desvencijado tren ya apuraba sus últimos minutos en Buenos Aires.
Busqué el coche de primera y subí tratando de disimular mi, ahora ya evidente, intranquilidad.
-¿Necesita ayuda?
Sólo pude ver sus ojos, nada más que sus extraños ojos vacíos. 1
¿Es usted? -dije, y creo que la voz me tembló un poco.
-Soy yo- contestó, y me miraba, pero era como si mirase a travéz de mí- soy aquel que debe acompañarla.
Tomó mi valija y dejó que yo cargase a la niña. Se movia con gestos precisos, y extrañamente, mientras caminaba por el pasillo sin aferrarse con sus manos, no trastabilló cuando el tren comenzó a traquetear.
Me cedió el lado de la ventanilla, acomodó la valija, se sentó junto a nosotras. Miré hacia afuera, me sentí aprisionada entre él y la ventanilla, y dirigí mi vista hacia afuera.
La estación pasaba, los andenes, la telaraña de vías, otros trenes, galpones, descampados.
Supuse que debería hablar con él, tarde o temprano debía hablar con él. Volví mi cabeza, y tratando de sonreir, le dije: 2
-¿Cuanto durará el viaje?
Nunca debí hablarle ya que ello me obligó a mirarle de nuevo. Trate de huir de su rostro pero una extraña atracción hacia imposible que retirase mi mirada de él. Su cabello era negro, con esos fugaces reflejos azulados que posee la profunda oscuridad. Su frente era amplia, despejada, dibujada por tres pequeñas arrugas que enmarcaban sus pobladas cejas ... sus vacíos ojos ... esa ceguera absoluta se teñia del destello verde de su muerta mirada. Su nariz era tan perfecta que parecia construida por las hábiles manos de algún prestigioso cirujano plástico mientras que su boca era el complemento perfecto. su sonrisa era tan acogedora que por breves instantes olvidé de quien se trataba y quise abandonarme en ella.
- Sólo el tiempo que estés dispuesta a emplear.
Su voz terminó de embrujarme y me sentí atrapada en ellaberinto de aquel hombre. 3
Era seductor, pero no en una forma sensual. El suyo era como el influjo que un personaje anciano y misterioso, con algo de maligno, ejerce sobre un niño. Así me sentía yo.
-Sólo acepté todo esto por Paulita- repliqué, y desvié mis ojos de los suyos a mi pequeña, que seguía calladita en mi regazo. Verla me sacudió, quise escapar del halo de aquel hombre, mantenerme conciente.
Miré otra vez por la ventanilla. La sorpresa fue como un golpe: ahora pasaban rápidos alambrados y sembradíos, el tren había dejado la ciudad. ¿En cuánto tiempo? Creí cambiar sólo un par de frases con él, pero en ese lapso Buenos Aires había quedado atrás. 4
Sentí que el cielo era extrañamente azul, ni una nube, ni un rayo de sol, ni un fugaz reflejo. Me costaba distinguir el horizonte a través de la ventanilla. Mar y cielo se habían fundido en una espesa liquidez que helaba el paisaje. Inconscientemente agarre la mano de mi compañero buscando en él algún calor que me hiciese sentir que estaba viva, despierta, que aún podía confiar en lo que estaba haciendo.
- No va a ser fácil Silvia, nunca resulta sencillo. Estas sola en esto, recuerdalo a partir de ahora.
Su voz se clavaba en algún espacio del alma que era desconocido para mi. No sólo le escuchaba sino que cada una de sus palabras se iban grabando como si de su posterior recuerdo dependiese el futuro. O el pasado?.
A nuestro alrededor todo comenzaba a disfrazarse de silencio, solo podia sentir la melódica respiración del frágil cuerpo de Paula. Sentia el tacto seguro de aquella mano en la mia y aquel olor que me llenaba de recuerdos. 5
Pero en este momento en que todo indicaba que el me iba a besar, desordenando aún más la situación, la catástrofe se desencadenó. Pasábamos por un túnel cavado en la roca, cuando el tren sencillamente descarriló, sin demasiado fundamento. En dos segundos nos vimos rebotando contra las paredes del vagón, mientras desesperadamente intentaba atajar a mi hija, que ya salía despedida de su cuna.
Luego de veinte herráticos segundos, el tren colisionó contra una pared del túnel, provocando un derrumbe. Me arrojé sobre Paulita, asegurando que mis últimos pensamientos fueran para ella. Finalmente la última piedra cayó, y quedamos sumidos en la más profunda de las oscuridades. 6
La penumbra era eterna y el silencio reinaba en la cabina donde nos econtrábamos. Ni una señal de vida, ni una sola esperanza. Me percaté de Paulita, que luego empezó a sollozar, en mi regazo. Pero no sentí la precencia del hombre que me estaba acompañando. Por un momento me sentí en el infierno. Seguramente lo estaba. Nunca había experimentado tal sensación y me desesperé ¿Había muerto, o todo era una pesadilla?
Pocos minutos más tarde divisé una luz, que se dirigía hacia mí. Era James y su linterna. Cuando se mostró a la luz, lo vi. Sus ojos, su nariz perfecta y su mirada malévola. Pude haberme sentido reoconfortada con su presencia, pero no lo estaba. Su rostro ahora se convertía en la imagen del señor de los infiernos. 7
"Todo lo que nos sucede, esta ahí por algo". esa frase vino a mi mente, recuerdo que mi abuelo me lo decia constantemente, y fueron sus ultimas palabras antes de morir. Entonces pense que todo esto era una extraña leccion de Dios. Que todo sucedia bajo algún tipo de justificativo. Y lo vi, mienstras james se quedaba quieto y riendose frente a mi, Dios juntaba margaritas del mantel, aunque no se si era un angel o un rubí, se que simplemente lo vi.
Pense que el LSD que me habia estado tomando había provocado talez alucinaciones.
-Say no more, say no more - fue lo que me dijo james, y me agarro a la fuerzas, mientras yo sentía su goze, goze que es venganza, venganza que es culminación.
venganza?, venganza?!!!, claro, recorde luego de rescatar a mi bebe, que me había olvidado el libro que tanto amaba "mañana de Carnaval", y en el que decia una de mis frases favoritas "la venganza de Dios es esta puta ciudad", hay! que grande en la inmensidad, esa era Marta.
- hay que correr!!! dijo un hombre muy viejo, desnudo, y todo ensangrentado que corría al lado mio.
- es verdad, el tren va a explotar!!!!!
Entonces miré hacia el vagón de atras, el último. Fue justo cuando un estallido, hizo volar en mil pedazos al dichoso vagón, vi como una niña de siete años se despedazaba por el aire, su madre salia incendiada y a los gritos del fuego, un hombre que perdía el brazo, otro con quemaduras muy profundas...oh! era todo un horror. Era el maldito infierno. Apocalipse now, era un juego de niños al lado de todo esto. James me cogió del brazo, y me hizo correr a su lado, estaba todo oscuro, solo iluminado por el inmenso fuego. No mire mas hacia atras, aunque los gritos hacian que mi mente imaginara lo peor, las explociones, la gente que lloraba, yo solo corria, y corria junto a James. Nos alejamos todo lo que pudimos, y derrepente:
-NO!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!me olvide a mi bebe!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
quize volver, pero ya era tarde, estaban todos muertes, todo era quemado, pisado y adorado por.... 8
De repente, como un fogonazo, y me di cuenta que el tren seguía allí, que me había adormecido, que soñe un horrible accidente, que llamé James a este hombre extraño que en realidad no conocía, que Paulita seguía en mi regazo.
Me alegré, tontamente me sentí feliz que en tren siguiera su marcha y el enviado continuara a mi lado. Hasta recordé, por un momento, un tonto espacio literario en la Web donde me fastidiaba tratar de escribir cuentos colectivos porque los demás participantes me desviaban rotundamente del argumento que yo me imaginaba.
Pero no era un cuento. El estaba allí. Y yo estaba sola, al mismo tiempo, como él había sentenciado.
- El viaje dura lo que tu decisión- su voz era mansa y terrible- yo sólo espero. 9
Desperté, a la oscura noche le sucedía un precioso amanecer. Jamás he llevado una cuenta perfecta del tiempo pero calculó que son las 5 á-eme. Cerré los ojos y dormité unos segundos. Miré hacia Paulita y despertaba, con hambre por supuesto.
"¿necesita esto?", mi absurdo acompañante, con una ligera sonrisa me tendía un biberón hervido, a la temperatura exacta en que yo misma la preparaba. ¿cómo durmió? preguntó él, ¿cuál es su nombre? pregunté, ignorando su cortesía. Girondo, Oliverio Girondo. No se burle, mi madre fue una fanática de la poesía y bueno, el gato familiar lleva por nombre Virginia Woolf. Imagínese la burla de mis compañeritos en la clase de composición. Por un memoento este hombre, este Oliverio, me parecía humano. Al rato se durmió y me dediqué a observarlo: inhalaba, exhalaba, inhalaba, exhalaba. Su rítmico movimiento cardíaco hipnotizaba, ¿qué diablos tenía este hombre? 10
y seguía inhalando y exalando, hasta que derrepente empezo a salir sangre de su nariz, primero una gotita, despues un chorrito, luego una catarata de sangre, lo quize despertar pero estaba eternamente dormido, sangro y sangro y se reía como loca, y asi vio una cruz en la pared, perdon, en la puerta. el hombre sangraba cada vez mas, era una catarata inmensa de sangre, que empezaba a inundar todo el lugar, la sangre ya me llegaba por los tobillos, la verdad que preferia estar de vuelta en el sueño anterior, por que intente despertarlo, y se desperto, me miro y me vomio la cara, una y otra vez, quize romper la ventana, pero mis manos resbalaban contra el vidrio por la sangre, ntonces decidi sacrificar al bebe. Lo agarre le di un beso, y lo estrelle contra la ventana, mala suerte, pr que el bebe salio disparado con los vidrios y fue justo a caer bajo las ruedas, murio pobrecito. pero eso no me preocupaba, me importaba solo mi vida, vida triste y vida inutil. me aspire toda la cocaina que me quedaba de un saque, me inyecte insulina, y me fume dos caños, entonces todo volvio a la normalidad, volvi de vuelta con james, y con el tren en llamas, y me dijo que... 11
-No importa lo que alucines, mujer, el lugar al que vamos no va a cambiar
según lo que sueñes. Va a ser el que debe ser. Todo está diseñado, y es
inexorable. Nada puede modificarlo.
Yo sentía que su voz helada no salía de su boca, sino que estaba en todos
los espacios del vagón. Sin embargo, nadie parecía escucharlo. Tal vez
tampoco lo vieran. Súbitamente, me dijo:
-Mariela, debes estar preparada. Ya faltan dos horas.
¿Por qué me llamaba por mi nombre? Quería hacerle miles de preguntas, pero
estaba inmóvil, muda, paralizada. 12
-Por fin te econtré. Te he buscado por continentes, por tierras, por historias, por tiempos , por siglos, por épocas, por añoranzas, por sueños. Eres lo que el Oráculo me indicó. Tienes ese lunar en forma de luna menguante, el cual era la señal.
- Te suplico, mi sueño, abandona este tren y acompañame a encontrar nuestro destino. Eres la luz del nuevo tiempo. Es mi misión guiarte a tu gente.
Ella se conmueve al sentir en sus entrañas la verdad. Estaba destinada a ser encontrada, a ser descubierta como la luz del nuevo tiempo.
Fernando , sinténdose el profeta y guía de la nueva luz la convence a encontrar una pausa en la ruta el tren y saltar a un lugar donde se aprecia una meceta continuada donde el riesgo al saltar se minimiza.
-Amigo y guía, hermanémonos en este salto hacia una nueva vida, hermanémonos hacia esta nueva misión........saltemos.
La llanura fue considerada ante el salto, los recogió y los recibio.
Empezaron su nueva historia.
Ella lo miro y le dijo.... 13
-No sé porqué te estoy contando esto en tercera persona, si empecé el relato en primera persona - y para mis adentros pensé: debe ser ese caño que fumé, la merca de mala calidad que me proporciona Esquivela.
El caso es que estábamos en mitad de la llanura, y ese enviado del demonio que me acompaña dijo: mirá, no voy a acompañarte, porque soy un demonio urbano y el campo no me gusta- Y se fué caminando de vuelta a la capital por las vías del tren.
YO pensé: Si no llego a Neuquén, menos Al Bolsón, pero puedo intentar mi vida hippie desde este desierto. Y al punto, me puse a elaborar mis artesanías y a exponerlas al público. Lamentablemente pasan muy pocos transeúntes por aquí, y casi no consigo clientes, estimado tío Teófilo, por eso es que con mi laptop a la sombra de un ombú me pongo a escribirte este mail para que te enteres de mis ultimas aventuras. Saludos a la tía, y si no consigo vender nada pronto me tendrás de vuelta en tu casa. Así que por favor no alquiles la piecita del fondo. 14
Y siguen pasando los días, y las ventas son un desastre, un verdadero y angustiante fracaso, aunque no muy sorpresivo que digamos. La compra que le había hecho a Esquivela antes de salir, en la estación, ya estaba prácticamente eliminada, y mi mente, mi cuerpo y mi alma mísma necesitaban un poco más; y justo, como siempre, cuando mis esperanzas ya están tocando fondo y este maldito calor me da la impresión de estarme derritiendo, un pobre hombre llega y me salva: se llama Marcos, es medio pelado, es muy jovén, tiene una ciertamente peculiar cara de estúpido y sí, definitivamente lleva varios días sin bañarse. Comenzamos a charlar, como quienes se encuantran en el medio de la nada y notán que son su mutua redención contra el silencio, el aburrimiento y este maldito calor; me relata su vida, mediocre y pacata en alto grado, aunque para él resulta ser bastante heroíca y hasta algo rebelde, "loca". Saca unas "ramas", me alegro por ello, voy a agarrar una, y zas!, me las quiere vender; dinero no tengo, si le ofrezco un muñequito de ceramica o un portaretrato de paja me va a mandar al demonio; pues bien, es en estos momentos en los cuáles una mujer debe hacer lo que debe hacer: entonces, llevo la nena debajo del abandonado árbol de un vecino, y me desnudo, espero que le alcance.... 15
Marcos comenzó a cobrarse, y.... no para y no para; me parece que un par de buenos momentos me van a costar mucho más de lo que pensé.
Es asqueroso, realmente desagradable; aunque nadie puede negar la mucha energía que tiene; quizá con el tiempo, podamos hacernos amigos.... 16
Es en ese mismo instante, en que creo que podría llegar tolerar a ese repugnante nuevo proveedor de mis vicios, que su cuerpo se desprende del mío, lo escucho gritar y lo veo patalear, y ser lanzado un par de metros adelante por un par de muchachones rubios y fornidos vestidos de overoles y con grandes sombreros aludos
-Levantate, mujer, -farfullan con extraño acento- deja de pecar, toma tu niña y ven con nosotros.
Los obedezco, intimidada, mientras uno de ellos me ayuda a recoger mis cosas y el otro aleja a Marcos del lugar a patadas en el trasero.
- Somos menonitas- me dicen- estás en La Pampa, cerca de una de nuestras colonias, estas son nuestras tierras, y nadie puede hacer actos corruptos en nuestra tierra.
Me llevan a su pueblo, donde las mujeres me se hacen cargo de nosotras, atienden a la pobre Paulita, me bañan, me purifican, me visten con ropas holgadas y oscuras que me tapan del cuello a los pies y me empujan a la reunión del gran consejo, donde, me dán a entender con sus murmullos, decidirán mi destino. 17
Ya me sentía mas alivianada, y creía que todo ese maldito horror que pase, por culpa de las drogas, acabaría de una vez. No deje de maldecir a Castaneda, con su Don Juan, y esas drogas del peyote que hicieron que entrara en todo esto. O al surrealista Artaud, que me hablaba de cuatro pisos, y que se yo.... o a Calamaro, que fue por esa asquerosa canción que hize por primera vez que mi bebe fumara un porro, casi la mato pobre. En relidadd la culpa era de Esquivela, el me vendía siempre esas cosas, y me engañaba, y me hacía vivir historias re-locas gordo.
Basta de maldecir. Me vi enfrentado al consejo, todos vestidos de blancos, y la verdad parecian esa secta del Klu-klux-klan, eso que quemaban los discos de los beatles por que lennon dijo que eran mas famoso que jesus, ja! ja!, realemnte me reí, pero después me asuste. Todos se sacaron la capucha, la pucha que eran extraños. Menos el del medio, que fue el que hablo.
-Mira, nosotros somos el consejo, pero particularmenete no damos consejos, sino advertencias.-respiro profundo, escupio hacia atras una asquerosa mucosidad, y volvio a decir - para poder dejarte ir, debes contestar algunas preguntas, solo así te dejaremos ir libre por tu senda.
- esta bien, ¿nada mas que eso?
- Ahora diras nada mas, después pediras que paremos...JA! JA! JA
Sonaron unas campanas, eran las diez, justo la hora para empezar el ritual de las preguntas.
- y si respondo mal?
- si respondes mal, entraras en un viejo sacrificio...del qe no te dare detalles ahora...
Y asi todos se sentaron y comenzaron las peguntas:
- ¿Que gusto tiene la sal?
- SALADA!!!!
- ¿De que color era el caballo blanco de San Martin?
- BLANCO!!!!
- ¿Quien le enseño a bailar a Elvis Presley de esa forma?
- Forrest Gump!!!
- ¿Como se llama este cuento?
- VIAJE HACIA EL INFIERNO
- Muy bien ahora sigas en la proxima fase: tienes que completar las siguientes frases:
- ok, dale flaco que no tengo todo el dia...
- Aunque me fuersen yo nunca voy a decir...
- que todo tiempo por pasado fue mejor, mañana es mejor!!!
- Sin darme cuenta voy callendo en cruz...
- Hacia el cenit!!!!
- Movidito, movidito...
- juntitos los dos juntios!!!
- Muy bien, la última pregunta... ¿quien es Esquivela?
- es un imbécil, un traidor que me puso una droga de mierda, y me cobró carisimo.

La imbécil era yo, se sacó la máscara, y ¡oh! dios, era Esquivela, me miro y me dijo:
- arrodillate y besame los pies
y por supuesto lo hice
- ahora fumate este caño
y por supuesto lo hice, pero eso me hizo mierda y perdi el conocimiento.
Volvi a despertar alredor de otra gente, les pregunte sus nombres, y cada uno me respondio:
- Yo soy Mariela, soy la que empezo la historia
- Yo soy Abar Ahala, el que seguí la historia
- Yo soy Mariela, la que...ah! no perdon ya me había presentado...
-Yo soy Maximo Paz, soy lo maximo y lucho por la Paz.
-Yo soy Andy Bash, no boludo no soy norteamricano.
-Yo soy Marvin Duran, con mi hermano hicimos Duran Duran...
- Yo soy Alicia Lewis, hija de carl Lewis el corredor.
- Yo soy Tato, y me apellido no es Bores.
- Yo soy Fernando... y nada mas
- Yo soy Ioperfido, el creador de Fido Dido.
termino la presentacion, de cada uno, y todos me contaron que esquivela los trajo engaños con sus drogas hasta aqui, este maldito calabozo, era un traidor, saboteador de historias, ¿era justo lo que nos hizo?
todos decidimos hacer un pacto, tratar de salir de ahí juntos y escaparnos hacia la libertad...que tanto añorabamos. 18
Corrimos sin parar, el campo interminable nos daba la sensación de salvarnos
de algo, cuando de pronto apareció una intensa luz que llegaba del horizonte
para acá, y en un voz que todos pudimos oír con claridad nos dijo:
-Paren,che,que Esquivela murió de sobredosis.
-Al fin, dijo Habar Ahala, ya me tenía un poco podrido.
Los demás comenzamos a respirar cada vez con más normalidad, después de la
loca carrera, y nos fuimos cada uno por su lado. 19
La voz que venía de todos lados exclamó:
-¿Che, nadie me piensa dar bola? 20
si, es verdad Alicia tiene razón- dije con una clama inusual
Y todos paran de correr.
y Alicia volvio a decir:
-pero estamos todos locos, estamos corriendo, pero donde?, si todavia estamos en un calabozo, la alucinacion de la droga que nos dio esquivela nos esta haciendo esto, hay que tranquilizarse...
- Oh! no!!!!!!! maldición, entonces Esquivela sigue vivito y coleando!!! - dijo enfurecido Tato.
- Habar Ahala la bañera nena, habar Ahala - empezo a cantar marvin, de alguna forma, poniendoloe humos a la cosa.
entonces me sente y dije: Bueno chicos, nos ponemos las pilas he intentamos buscar algun plan para salir de aca.
- Mariela, ponete las pilas, vos comenzaste la historia y ahora no se te ocurre nada, dale vieja... - le reprocho Andy Bash
- y vos que carajo hiciste Andy!!!, haber contate algo, ves!!! mucho ruido y pocas nueces!!!!
La conversación se siguio por un par de horas, algunos se durmieron, otros alucinaban, algunos cantaban, y otros bailaban, algunos lloraba, y otros reian, algunos pensaban, y otros besaban. Hasta que... 21

Apareció de entre los arbustos un viejito quien ayudado por un baston se acerco lentamente al grupo de jóvenes.
- ¿van a seguir diciendo sus tonterías o van a seguir con la historia? - dijo muy seriamente el señor al tiempo que agitaba anergicamente su bastón sobre el aire.
Como de rayo Esquivela se levantó muy enojado y le contestó: - ¿quien se creé usted para venir hasta acá y decirnos que hacer, yo no permito que nadie...(PUM) el viejito sueltó un golpe con su bastón sobre la cabeza de Esquivela el cual cayó fulminado e inconciente sobre el húmedo y frío pasto, los jóvenes se incorporaron asustados al tiempo que Alicia y Mariela salian gritando y corriendo por entre las yerbas; Marvin se armó de valor, se paró enfrente del anciano y le dijo -!quien eres tú¡ a lo que el viejo contestó: -Pongamoslo así, soy alguien que vigila que se sigan ciertas reglas, y cuando las rompen aparezco yo-.
En eso Tato, Fernando, Loperfido y Habar comienzaron a..... 22
.. rasgarse las vestiduras y pedir ayuda para salir del entuerto. Como por arte de magia el viejo que le había dado el palazo a Esquivela -Habar Ahala le dió las gracias por eso- ejecutó una especie de pase mágico y trajo de vuelta al demonio de cabello negro con reflejos azulados, nariz de plástico y verde mirada vacía.
-A ver si la reaparición de este personaje les ayuda- masculló, y se fué, porque tenía que controlar el desarrollo de otros cuentos en otros rincones del cybermundo.
Los autores aterrados miraron al renacido individuo y le preguntaron que diablos pretendía que escribieran
- No sé- contestó furibundo- yo al principio esperaba celebrar un pacto diabólico con la protagonista, comprar su alma a cambio de algún favor; algo de lo más tradicional, ortodoxo y bien visto, pero ustedes son poco serios, miren donde fueron a parar, ahora no me pidan que les resuelva el problema ! 23
Y eso fue suficiente para alterar del todo a Alicia que súbitamente se arrojó encima suyo, y comenzó a golpearlo y rasguñarlo desenfrenadamente; Tato corrió en su ayuda -en la de Alicia- sin disimular la atracción que sentía por ella, y Guillermo, celoso quizá, corrió detrás de él. Entre los tres lo molieron a golpes, mientras el resto de los "creativos" se resignaba a observar la escena, y olvidarse de buscar explicaciones al porqué estaban metidos en semejante desbarajuste....
Habar, talvez el único en contra de la golpiza que se estaba desarrollando, no tuvo más remedio que quedarse mudo; y así se fueron los minutos, con las mismas dudas, la misma locura, y con Tato y Esquivela enamorándose en un rincón; al otro día sucedería lo que debía suceder: Fernando se convertía, una vez más, en el salvador.... 24
El problema es que en estas tierras, el salvador, era un personaje realmente malvado.
Mariela como siempre callada pareció ser la primara en recuperar el conociemiento, por que las drogas que le habia suministrado esquivela, los estaba confundiendo a todos los que querían seguir la historia.
Entonces ella dijo: - Paremos de alucinar. si estamos dentro de un calabozo, como carajo va a aparecer un viejo loco detras de un arbusto? Si estamos encerrados!!!. Ademas nos estamos confundiendo, ese tal esquivela no esta con nosotros, tendriamos que leer bien la historia antes de seguirla.
Todos estuvieron de acuerdo, y sabian que no existia la posibilidad de matar o de deshacerse de esquivela, el rey del Consejo, que no da consejos, no sería nada facil.
Luego comento Andy:
-para un poquito?, y de donde carajo salió este Guillermo?
- Mientras ustedes alucinaban a mi esquivela me mando al calabozo, aca con ustedes, por eso no se dieron cuenta cunado entre.- respondio Guille.
Ahora la unica forma de salir del calabozo, era esperar a que otro inquietante autor nos sacara, con una idea que siga una coherencia. 25
Pero en el fondo todos sabíamos que eso era imposible, pues coherencia era algo que habíamos perdido hacía mucho tiempo.
-Y justo esquivela nos pide sensatez?- exclamó alicia, enojada, más perdida que nuca. -Si él fue el turro que nos metió en esto!.
Todos estabamos de acuerdo: había que eliminar a esquivela, de nuestras mentes; eso sí, con coherencia. 26
el problema era hora encontrar la coherencia en algun lugar.
entonces Ioperfido dijo: - miren cuando yo estudia para ser un gran historiador de la cultura argentina, pude descubrir en donde se encontrba la coherencia.
La coherencia es una llave, que se encuentra muy lejos de aqui. Para eso debemos recorrer un largo camino. primero debemos escapar de este calabozo, y tratar que no nos atrape esquivela y sus secuases, ni sus drogas. luego hay que tomar por el camino de la tolerancia, ahí cruzaremos la colina de la vida, si la que hizo leon Gieco, luego entraremos en el bosque de "EL QUE JUZGA NO SALE VIVO DE AQUI", hasta llegar al rio de "SOLO LO CRUZA EL QUE TINE BUENA ONDA", para luego escalar las montañas de "SOLO LOS ORIGINALES LO ESCALAN" hasta que llegamos al valle de "LOS UNICOS QUE AGUANTAN A ESQUIVELA SOBREVIVIRAN". Y ahí gente, encontraremos la llave de la coherencia.
estaban todos de acuerdo, de acuerdo en tratar de cruzar tales abismos de prubas, sabian que seria riesgozo, pero que no arriesga no gana.
- ah! me olvide de decirles, saben por que esta historia se llama "viaje al infierno"?...Por que este vieje es el infierno..JA! JA! JA! - con una risa agonica, Ioperfido, hermano de Loperfido, el radical que esta con De la Rua, puso comienzo al peor de todos los viajes.
Antes de salir, tuvimos el primer inconveniente, Mariela no quería venir, por que ella era maestra, y debía ir a la carpa blanca a ayunar. Hasta que los carceleros nos trajeron el diario, y les mostramos que eso ya había culminado. Fue entonces como tiramos abajo la puerta del calabozo, y nos dirijimos a la primera parte del viaje hacia el infierno: EL CAMINO DE LA TOLERANCIA.
Alicia Lewis corría tan rapido, y claro viene de los genes del viejo, que fue la primera en escapar. Luego salieron, Andy Bash, guillermo, mariela, yo, Ioperfido, Abar ahala, fernando , marvin y por ultimo tato, que gritaba algo asi como : bermú con papas fritas y Good show!!!. Esquivela nos vio alejarnos, y dio la orden de capturarnos. pero tuvimos la suerte de que llegamos al camino de la tolerancia, y habiamos perdido los rastros de Esquivela. Ahora abría que pasar con la mayor tolerancia posible este largo y sinuoso camino.
27
En ese momento Alicia se detuvo y exclamó: No me importa que Loperfido se haya estudiado todo el Billiken y la Historia Nacional. No tengo ganas de ir por el camino de tolerancia porque soy intolerante, ni dejar de juzgar, ni tener buena onda, ni ser original, y, repámpanos y truenos, no tengo ganas de soportar a Esquivela. A mí nadie me dice lo que tengo que hacer.
Y como iba primero, se desvió por un atajo, dejando a los demás atrás. Caminó por una estrecha senda hasta que encontró las vías del tren, y hubo de detenerse porque escuchó el silbato y vió acercarse un convoy. La máquina pasó muy lentamente frente a ella, y en el tercer vagón, vió tras una ventanilla a Silvia con su beba Paula, y junto a ellas de un individuo de frente amplia y despejada surcada por tres arrugas que enmarcaban sus pobladas cejas. 28
Cuando estaba por llegar el tren, Alicia pegó un salto hacia atrás,agarró a
Esquivela de los pelos, le ató las manos con su propio cinturón, le puso piedras
en los bolsillos, le ató los pies con la corbata, y se aseguró de que el cuerpo
estuviera todo cruzado sobre las vías. Cuando se acercaba el tren, un hilillo
de baba corría por su comisura izquierda. El tren llegó, pasó por encima de
Esquivela, y regó por las pampas argentinas cada uno de sus pedazos. Batiendo
palmas, Alicia canturreó: -Andá a venderle merca podrida a la pobre Mariela.
Entonces vio que se iban acercando Mariela,Tato, Habar Ahala,Fernando, Lopérfido
Andy Bush,Máximo, marvin y Guillermo y le coreaban: Gracias, ahora vamos a
poder terminar este cuento de manera coherente, como hubiera querido Mariela
al principio de los tiempos. A lo que Alicia contestó: Yo hacía mucho que no
me divertía tanto escribiendo un cuento. 29
Todos se juntaron, y comezaron a razonar. Abar Ahala dijo entonces:
- Pero al final de todos, para que estamos aca? como llegamos?
- Fue todo por culpa de ese esquivela- dijo enfurecido fernando.
- Fue gracias a esquivela, no querras decir? - comento Andy Bash
-mmmmmmm....Bueno si es verdad gracias a esquivela nos hemos divertido un monton - con ya mejor humos dijo Fernando.
- ademas hay algo que no se puede negar, ese tipo es el mas original que conoci - dijo Guillermo.
- Si realmente nos divertimos mucho - Agragó Ioperfido
- ¿Se imaginan si esto hubiera sido un cuento como todos los demás, qué aburrido hubiera sido? - comentó Máximo Paz
- La verdad si hubieran seguido mi historia ya estaríamos muertos de aburrimiento, ¡¡oh no!! y ¡¡lo matamos!!!! - exclamó mariela y se puso a llorar
Mientras Alicia consolaba a Mariela, Tato decía:
- No importa bermú con papas fritas y Good Show!!

Algunos estaban muy tristes, Esquive aquel héroe los había llevado por el camino más hermoso en el que podemos recorrer la vida...la felicidad. Nadie lo podía comprender, todos se sintieron intolerantes, sabían que ellos no habían sido con esquivela coherentes, y lo juzgaron y no lo soportaron y no tuvieron buena onda, y lo pero de todos lo mataron.
¿Aprendieron la lección del Maestro supremo ESqUIVELA? no se, era imposible descubrir el sentimiento que recorría por sus venas...
Luego de un rato, se escucho gritos de la prensa, sabían de la muerte de un hombre en la vias del tren, llegó la policía, llego todo el mundo. Ellos se declaraban culpables, y realmente lo eran. Le dijieron al investigador que aquel hombre era PABLO ESQuiVELA, ellos investigaban, llamadas telefonicas, etc., etc.
Pero no, Esquivela no estaba muerto, era imposible, por que averiguaron que Esquivela, fue a hacer (E)squi a Bariloche, y VELA a Mar del plata, y que a la noche lo vieron con un amigo intimo, llamado Falucho, un fugitivo de las sorpresas. Entonces quien era este hombre? Un doble, el maestro esquivela los engaño otra vez. No sabían si estar felices o no.
30
Pero al final esquivela como maestro no les había servido de nada. Lo único beneficioso obtenido, era que todos estaban juntos. Cosa que podría haber sucedido en cualquier otra situación. No necesariamente tendria que haber sido esquivela el que los reúna. Por eso decidieron seguir intentando matarlo hasta conseguirlo.
Entre todos reunieron plata, se fueron a Bariloche, a buscar a esquivela. 31
Silvia sintió que el calor asfixiante que sentía provenia de los vacíos ojos de James en los cuales había vivido una alucinación de desiertos, de drogas, de personas como sueños, a veces pesadillas absurdas que le recordaban su pasado más inmediato.
Había vuelto al infierno, a ese tremendo delirio de las drogas que le suministraba Esquivela a cambio de su vida, a cambio de su alma. Todas aquellas personas que habían bailado delante de ella en el macabro carnaval de los ultimos minutos siempre acechaban desde el fondo de su maltrecha mente.
Su decisión era irrevocable, tenía que abandonar aquel camino, el tren debía de llegar a su destino. Neuquen era la solución, llegar hasta allí significaba dejar atras a Esquivela, reencontrarse con la mujer que algún día fui, construir un futuro para Paula.
Ya me advirtió que no iba a ser fácil.Siempre pensé que exageraban, que no podia ser tortuoso el camino ... ¿Acaso nunca iba a conseguir olvidar mi horrible pasado? Ni siquiera podia arrepentirme de todo lo que había hecho. Ni siquiera podia llorar.
James lo sabia y desde el fondo de su mirada me ofrecia de nuevo la entrada a mi infierno.
Estaba preparada para ello. ¿Sería capaz de soportar de nuevo el recuerdo de mis errores? El calor era infinito y sentí que mi piel comenzaba a derretirse. 32
Esquivela, conciente de la necesidad de reconstruir su personalidad, y de encontrar su camino hacia Neuquén, pero a la vez perdida en el marazmo de la ignorancia e indecisión, cae en un letargo.....
al despertar, desde el fondo de sus entrañas, se ilumina con la decisión...
Con la energía que le brinda su nueva visión, se dedica rapidamente a realizarla.
Toma una hipodérmica y se inyecta en la vena de su brazo izquierdo, la droga que el anciano del infierno le había dado.
En la vena de su brazo derecho se implanta una segunda hipodérmica con los cables conectados al Internet.
Empieza a sentir como su temperatura sube, como una sustancia de sensación amarga e hirviente la recorre. Por el cable de Internet siente como su personalidad se recompone.
Siente como entran a su ser Paula, Tato, Andy, James, Fernando y el resto de los demonios que han manipulado su historia y su destino.
Ahora es un SuperSer, tiene la potencia y control que necesita para llegar a Neuquén.....
Tiene la sabiduría del San Andy Bush,
la pasión sexual de Paula,
La maldad de James, el poder literario de Silvia y
el conocimiento sobre tiras cómicas en poder de Habar Ahala.
Con sus nuevos poderes Esquivela empieza su camino.
En eso una de sus personalidades múltiples le dice.... 33
- Ahora sufriras cada cosa de las que sufrió cada uno de nosotros. Seras parte de cada uno de nuestros errores, de cada una de nuestras penas, de cada dolor, de cada accidente. Sentiras el frio diez veces mas, y el calor hasta arder vivo. Cada golpe, sera peor de lo que era antes, cada grito penetrara con mas fueza en tus oidos, sufriras como nunca, la inmensidad se fundira en dolor en tu cuerpo. te condenara todo nuestro pasado, pasado terrible, del cual nadie puede sobrevivir. te volveras loco, nadie te entendera, te encerraran en un manicomio, y ahí te olvidaran. Seras toda la soledad junta, seras la oscuridad, la mas oscura sombra surgida del infierno, seras ambición, intolerancia, perdera el sentido del humor, juzgaraz, te ilusionaras falsamente, nunca sabras tu destino, y ya nadie te entendera.

El viento galopaba sobre los hombres de Esquivela, sus ojos sentían la derrota, la derrota que lo haría preso de el terror, su propio terror, del mundo que el quizo. La soledad lo envolvia, las hojas caían, el sol le basaba con fuerza las mejillas, la tristeza inmudecia todo el cristal. Le daba verguenza mirar hacia atras, mirar hacia atras y ver a Silvia, a Paula, a james, a Mariela, a Guille, a Tato, a Alicia, a Abar Ahala, a Fernando a Andy Bash a Ioperfido, a marvin, A maximo Paz... sus caras, y todo su rencor que caia en cruz sobre su espalda. Un peso imposible de soportar. En la radio del tren sonaba una musica agradable...cantaban algo de "la indomita luz se hizo carne en mi, y lo deje todo por esta soledad.." las palabras caía justo, el mismo instante era descripto por esa canción... el conductor del dicho tren se dió vuelta. Con la cara mas atroz que se puede imaginar y crear, lo miro a Esquivela, se rió y rió. Y esquivela no aguantó, y le preguntó:- y usted quien es?
-Mandinga señor, mandinga el conductor del tren 51- contesto
- falta mucho para llegar a Neuquen? - le pregunte con intranquilidad
- JA! JA! JA!, que iluso, que iluso...
- he señor, le hice una pregunta, falta mucho para llegar a Neuquen?
- JA! JA! JA!...JA! JA! JA! - ese risa ironica me ponía muy nervioso.

Entre mi mirada gris, mis ojos se desviaron frenta al cristal, había comenzado a llover, Dios lloraba, su pena, al verme escapar hacia el terror, su pena vacila, quema, su pena, arde mis venas, su pena, apurate!!! que esta la cena!!! (recordaba a mi madre en los viejos buenos tiempos). Todo era duda, duda la...no!!! basta de estupideces, volque mis ojos sobre la ruta y al mirar al cielo, fue todo miedo, no existía, el rojo y negro se habían adueñado de todo su azul. Livido rojo, livido negro, no desfallecer esquivela, no desfallecer. tal vez el goce en la venganza me hacía sentir, las ganas de vivir, aunque sea en la loca agonía, e vivir a la deriva, sólo mía, sólo mi vida. Luego del miedo, vi un cartel, de fondo negro, y letras sangre, que decía:

-BIENVENIDO AL INFIERNO- 34
La frase estaba como dando paso a quienes irremediablemente debíamos ir
allí. Me acerqué con paso vacilante. Traspuse la entrada. Al mirar para
atrás vi el tren que llevaba -ahora sí- a Silvia y a Paulita a Neuquén,
a cumplir con su destino. Y yo aquí debía cumplir con el mío.
De pronto sentí una voz que me decía en tono amistoso;- Pasá hermano, que
acá tenemos lo que vos querés.
Quién es usted? -casi grité.
Guillote, macho, no me conocés? Vení, tomá de la buena. 35
Crucé la entrada, y allí estaba todo lo que había aborrecido desde siempre:
La censura, la hipocresía, la falsa moral, la autocensura, el temor a decir
lo obvio... 36
Lentamente una sombra enorme se acercó de entre las tinieblas, mientras un séquito de llamas verdosas comenzaban a danzar alrededor. Una bruma espesa y asfixiante envolvió a esquivela al tiempo que lengüetas de fuego rodearon su cuerpo para finalmente elevarlo por los aires y arrastrarlo hasta el interior de la misteriosa sombra, gritos y alaridos se escucharon durante el breve viaje de esquivela a las fauces del demonio, el cual lo desmembró lenta y dolorosamente iniciando por su lengua, la sangre emanaba profusamente, uno a uno los brazos y las piernas fueron arrancados de raíz y un sufrimiento insoportable recorrió el cuerpo del pobre de esquivela. De repente el espectro negro se detuvo y dijo: -¡Aquí no acaba tu suplicio!- soltando el cuerpo agonizante de entre sus brazos tomó una daga la arremetió contra el pecho y extrajo el corazón aún latente , esquivela atónito por lo que veía derramó unas cuantas lágrimas pero al no poder seguir gritando cerró los ojos y esperó su final, pero.... 37
- Aún no ha llegado el momento. Despierta. Vuelve a sentir el dolor que tu has provocado a los demás. Sufre como lo han hecho todos los que han seguido tu camino, todos los que jugaron con tus drogas, todos a los que enganchastes en tu propia decadencia. ¿No recuerdas cuantos han sido? ¿No puedes ver sus rostros desesperados pidiéndote una nueva dosis?
Esa voz le retumbaba en la cabeza. Ni siquiera estaba seguro de estar vivo o muerto. Sentía una extraña ansiedad que se confundia con el agudo dolor que le laceraba el corazón, ese corazón que ya no tenía y que, sin embargo, no había perdido hace unos segundos. Aquello había ocurrido muchos años atrás en el instante en el que conoció a Silvia.
- Aunque quieres alejarte de mi no podrás. Me escucharás por el resto de tu eternidad. Seré la conciencia torturada de todos ellos, de todos los que dejaste en la cuneta, de todos los que un día te suplicaron desde la dignidad perdida, desde el abismo más profundo al que tus drogas les llevaron. ¿Recuerdas la primera vez que vendiste una dosis? Te resultó sencillo, nunca pensaste en que sería el comienzo del fin de aquel hombre ...
Hubiera querido poder escapar de la letania continua que empezó en aquel momento ... nombres, cientos de nombres ... algunos ni los recordaba, otros ni les conocía, solo habían sido unos billetes y unos gramos en alguna sucia esquina.
Pero algunos hacían sangrar su arrancado corazón mientras él miraba incapaz de sentir dolor físico.
- Te ayudaré a recordar ...
38
Estabas en un tren camino a Neuquén... Allí debías investigar que significaba esa carta encontrada al fondo de un cajón en el escritorio de Polonio en el altillo de la casa amarilla. Haciendo una recorrida rutinaria de la casa familiar, encontraste esas palabras espantosas garabateadas en una hoja con fuerte olor a humedad. Querías saber porque te había ocultado tremenda verdad y tomaste el primer tren hacia Neuquén para ir a buscar a Polonio al Bolson. Más no sé de tus intenciones ni de tus motivos, pero si sé que la vida siempre se interpone presentandote oportunidades de reafirmarte en tus decisiones. Sin embargo, tus instintos te llevaron hacia otros rumbos. Y por tu irritante incapacidad de tomar las riendas de tu vida, varias personas murieron y otras quedaron en este estado lamentable en el que los estás viendo. ¿Creés que mi poder sobre ustedes es absoluto? No es así. En realidad, vos me estabas buscando. 39
Si aquel demonio, tenia razón, entonces todo se había acabo,esto era el fin. sin embargo, como esas peliculas que dan vueltas y vueltas, esto no parecía el fin, no por que era ficción, no por que el infierno no tiene fin, no por que no, por que el karma, era siempre justo con todos. Esto era el principio del fin.
LucyFer lo llevó por sus caminos, donde anduvo, donde compuso historias, y donde sobrepasó los limites que Dios acepta, ahí en la vera de la simple maldad y el eterno odio desenfrenado que se transformaba en deseo. Sus limites eran los de cualquier ser humano mal nacido, pero sus limites no fueron respetados. No fue por la merca que le dio a Mariela, ni por la cantidad de anfetas que le vendió a Alicia, ni siquiera por la cocaina que le inyectaba a abar Ahala, ni por la marihuana a Guillermo, ni por lo que le hizo a AMrvin, a tato, ni por lo que les hizo a los demás, El castigo, el sobrepaso de los limites, ocurrió cuando él cambio el rumbo de la historia. Una historia hecha y derecha para silvia, y su pasado, y su bebé. Una historia como cualquier otra, aburrida, pero controlada por los limites de dios. Esquivela no pudo soportar eso, ni un beso, ni en el peso, ni eso que le llaman amor. No soporto, y desde su vanidad, rompió los limites que nadie antes se había atrevido a hacer. Rompió los codigos, fue mas alla de todos, se adueño de la historia, de una historia que creía controlar, pero que ahora tenía su final. Agonizante, manába sangre de su boca, su ser poca cosa, cosa febril, e insignificante.
Por alla, por las eternas sombras de lo miserable, esquivela veía poco a poco, como su ser, y peor, su alma, se consumía en dolor. El karma, era al sur. Al sur, a lo bajo, a lo desagradable, el sur, azul, livido, y pesado.
su rostro llano, lleno de llagas. La llama quemaba, y lo mutilaba. Desangró, y desangrá, hasta el día de hoy. Alguien dijo que todavía sigue allí, cumpliendo sus pecados. Condenado al dolor eterno, eterno como la luz que había ocultado. Osado, no fue mas. Mas no fue nada, que se llegue a comprender. Y ver, ver en realidad si todo ese sacrilegió existió, o si existe, es un misterio. La historia se bifurca aún por todos los surcos de la humanidad. habra miles de finales, y miles de diferencias, habrá historias e historias. habrá todo, todo menos la dulce verdad. Aquella sutil realidad imposible de negar.
Tal vez, sólo tal vez, entenderemos al menos el significado de la vida, pero nunca si es verdad. 40

FIN

EPILOGO:
Desde entonces su espíritu vaga errante, y vagará mientras no encuentre su propósito: mientras no encuentre el significado de la carta de Polonio.
Ese es el espíritu de frustración que se encuentra entremezclado entre cada uno de los nuestros y de los de todos.
Es el epíritu que nos impulsa a seguir andando por el infinito sendero de buscarnos, de buscar un propósito y una razón de ser. Por la muy delgada vereda que aunque llana y sin fin, nos evita caer en los barrancos que lo ladean: a la derecha el despeñadero del infierno de la perdición y a la izquierda hacia la caída en el cuestionable cielo de la resignación. 41

 

colaboradores:

1. Mariela ([email protected]) desde IP el 06/01/00.
2. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp4.dataco30.com.ar el 06/01/00.
3. Mariela ([email protected]) desde IP el 07/01/00.
4. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp2.dataco30.com.ar el 07/01/00.
5. Mariela ([email protected]) desde IP el 07/01/00.
6. Máximo ([email protected]) desde IP el 07/01/00.
7. Andy Bash ([email protected]) desde IP el 07/01/00.
8. Pablo esquivela ([email protected]) desde IP slip-200-0-221-189.ba.ar.ibm.net el 07/01/00.
9. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp11.dataco30.com.ar el 07/01/00.
10. marvin ([email protected]) desde IP el 07/01/00.
11. pablo esquivela ([email protected]) desde IP slip-200-0-221-111.ba.ar.ibm.net el 07/01/00.
12. Alicia Lewis ([email protected]) desde IP line69.comsat.net.ar el 07/01/00.
13. Tato ([email protected]) desde IP modem-digital-03.genet.net.mx el 07/01/00.
14. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp4.dataco30.com.ar el 08/01/00.
15. Fernando ([email protected]) desde IP host049091.arnet.net.ar el 08/01/00.
16. loperfido ([email protected]) desde IP host049091.arnet.net.ar el 08/01/00.
17. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp4.dataco30.com.ar el 08/01/00.
18. Pablo Esquivela ([email protected]) desde IP slip-200-0-221-70.ba.ar.ibm.net el 08/01/00.
19. Alicia Lewis desde IP line65.comsat.net.ar el 08/01/00.
20. Alicia Lewis ([email protected]) desde IP line65.comsat.net.ar el 08/01/00.
21. Pablo esquivela ([email protected]) desde IP slip-200-0-221-124.ba.ar.ibm.net el 09/01/00.
22. Guillermo ([email protected]) desde IP customer-36-35-113.uninet.net.mx el 09/01/00.
23. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp11.dataco30.com.ar el 09/01/00.
24. Fernando ([email protected]) desde IP host049019.arnet.net.ar el 09/01/00.
25. pablo esquivela ([email protected]) desde IP el 09/01/00.
26. Fernando ([email protected]) desde IP host049008.arnet.net.ar el 09/01/00.
27. Pablo esquivela ([email protected]) desde IP el 09/01/00.
28. Habar Ahala ([email protected]) desde IP ppp2.dataco30.com.ar el 09/01/00.
29. Alicia Lewis ([email protected]) desde IP line70.comsat.net.ar el 09/01/00.
30. Pablo esquivela ([email protected]) desde IP slip-200-0-221-142.ba.ar.ibm.net el 09/01/00.
31. Mandinga ([email protected]) desde IP line65.comsat.net.ar el 10/01/00.
32. Mariela ([email protected]) desde IP el 10/01/00.
33. Tato ([email protected]) desde IP el 10/01/00.
34. pABLO ESQUIVELA ([email protected]) desde IP el 10/01/00.
35. Alicia Lewis ([email protected]) desde IP line66.comsat.net.ar el 10/01/00.
36. Alicia Lewis ([email protected]) desde IP line66.comsat.net.ar el 10/01/00.
37. guillermo ([email protected]) desde IP customer-36-35-108.uninet.net.mx el 11/01/00.
38. Mariela ([email protected]imd.es) desde IP el 11/01/00.
39. Mariana ([email protected]) desde IP ppp3.rcac4.retina.ar el 11/01/00.
40. Pablo esquivela ([email protected]) desde IP el 11/01/00.
41. Tato ([email protected]) desde IP el 11/01/00.

 

 

otras historias en las que puede participar...