BEATRIZ SARLO

 

 

    Ensayos con rigor crítico y estilo literario

 

La máquina cultural


de Beatriz Sarlo

Nacionalidad: argentina
Género: ensayo
Primera edición: abril de 1998
Obras anteriores: Escenas de la vida posmoderna, Instantáneas.

Ariel, 292 págs, $14.

JORGE FONDEBRIDER

Cuando un crítico realiza su labor, no necesariamente se convierte en un escritor: muchas veces es apenas un técnico. En la Argentina existen algunos ejemplos de crítica literaria y cultural, pero en su mayoría son narradores o poetas que también son ensayistas.
Mucho más raro es encontrar a críticos puros que puedan ser leídos con placer. En una breve lista de quienes mejor combinan el rigor crítico con la elegancia de un buen estilo hay que sumar a Beatriz Sarlo. En una reciente entrevista, la autora admitió que era contemporánea del proceso de debilitamiento de la separación entre géneros ficcionales y no ficcionales. Y agregó: "No veo una novela en mi futuro, pero quizá sí mucha narración, sobre todo si tengo la suerte de encontrar historias".
Es de suponer que las encontrará. De hecho, lo viene haciendo: en los escenarios de la ciudad contemporánea, en las aficiones de los jóvenes, en los hábitos que determinan nuestros comportamientos actuales, en los despojos de la llamada "cultura popular", en la fragmentación de casi todo, en las vidas ajenas y familiares, en el lugar que les cabe a los intelectuales en este fin de siglo. Con todo ello y una mirada oblicua, Sarlo está componiendo una especie de gran muro de mosaico al cual, libro a libro, va sumando piezas. Podría decirse que ya no se trata de asuntos puntuales de la literatura, como sucede en Ensayos argentinos: de Sarmiento a la vanguardia (1983, en colaboración con Carlos Altamirano) o El imperio de los sentimientos (1985). Tampoco de entregar una idea más o menos acabada del pasado, según se lee en Una modernidad periférica: Buenos Aires 1920 y 1930 (1988) y en La imaginación técnica: sueños modernos de la cultura argentina (1992). Ahora, en La máquina cultural, Sarlo habla del pasado en función del presente inmediato.
La novedad se plantea en la escritura misma de sus nuevos ensayos. Hay en ella una mayor audacia que le permite plantear un relato en primera persona como si se tratara de una ficción, para luego volver a una tercera persona que reconstruye tramas dispersas o hasta ahora perdidas en la memoria de los otros.
Puede que, con el tiempo, la única verdad que perdure en estas páginas, dedicadas a la siempre opinable cultura, se halle en la efectividad del estilo con que fueron escritas. Quizás ese sea su logro mayor. Y no es poco.

 

Diario Perfil, Buenos Aires, 3 de mayo de 1998. © Perfil

 

BEATRIZ SARLO
ESCRITORES
HOME