---- www.literatura.org ----


CLARIN, Domingo 16 de julio de 2000

 

GUILLERMO MARTINEZ


Delicias y riesgos de sentir voces

A los 38 años, es matemático y autor de las novelas "Acerca de Roderer" y "La mujer del maestro". Hoy Destino reedita "Infierno grande", su primer libro de cuentos.

P: Usted escribió cuentos y después publicó dos novelas. ¿En qué género se siente más cómodo?
R: Noto que concibo y escribo las novelas como si fueran cuentos: todo converge hacia el final. También tacho y corrijo como un cuentista; trato de mantener líneas de suspenso y evitar lo que no es de algún modo necesario. A mí me gustaría que mis novelas, aun si alguna vez consigo escribirlas largas, pudieran leerse de una sentada.

P: ¿Cómo decide si un relato va a ser cuento o novela?
R: Bueno, los psiquiatras dicen que si uno escucha voces tiene que empezar a preocuparse. Yo les hago caso, porque si escucho fragmentos de diálogos sé que es una novela, y que me llevará muchísimo tiempo. También: si lo más importante en la idea es la trama, se trata de un cuento y si lo más importante son los personajes, es una novela.

P: En "La víctima", el protagonista opone la literatura a la realidad, que le resulta "lacónica como un diccionario". ¿Usted comparte esa sensación?
R: En ese cuento la literatura está vinculada al mal. En literatura la maldad es necesaria, pero en el mundo real, no. A su vez, en la realidad las historias aparecen en borrador, mezcladas, confusas, casi siempre sin terminar o con finales aleatorios; la literatura permite volver atrás, separar, iluminar y oscurecer, escribir sobre lo que se perdió.

P: En el libro, como en sus dos novelas, aparecen las figuras del matemático y del escritor, dos vocaciones que son las suyas: ¿qué le aportaron las matemáticas a su escritura?
R: La vinculación del teorema de Gödel con el mito fáustico, en Acerca de Roderer; algunos temas de cuentos, y en la escritura, quizá la idea platonista de que hay una forma ideal inscripta en la historia y que escribir es una manera de descubrirla. También, supongo, una preocupación por la concisión, la precisión, o como quiera llamarse.

P: Varios otros temas recorren el libro: la atracción entre los cuerpos, el pasado horroroso de la Argentina, la desdicha de la gran ciudad y del pequeño pueblo, la tensión entre literatura y vida. ¿Hay otros hilos menos visibles que recorren estos cuentos?
R: Yo creía que eran realmente muy distintos entre sí, pero Piglia me dijo una vez que hay en todos una tensión entre alguna forma de racionalidad y alguna forma caótica de la realidad.

P: Se trata de una reedición, pero usted dice al final del libro que los cuentos son ahora "sutilmente otros": ¿por qué?
R: No hay cambios drásticos pero volví a revisarlos uno por uno: me encontré corrigiendo una multitud de detalles. Y en literatura los detalles cuentan.

 

© Copyright 2000 Clarín Digital. All rights reserved.

GUILLERMO MARTINEZ
ESCRITORES
HOME