anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
Un Siglo de Borges
usbarra.gif (253 bytes)
Un Siglo de Borges
 

 

usbarra.gif (253 bytes)
Un Siglo de Borges
Un Siglo de Borges Plaza San Martin
Un Siglo de Borges Plaza Lavalle
Un Siglo de Borges El Rosedal
Un Siglo de Borges Parque Lezama
Un Siglo de Borges Jardin Zoologico
usbarra.gif (253 bytes)
anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
listia.gif (55 bytes)
Plaza San Martin
Un Siglo de Borges Volver Un Siglo de Borges

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

listia.gif (55 bytes)

 

A muy pocos metros de su casa de la calle Maipú, esta plaza -limitada por las calles Florida, avenida Santa Fe, Esmeralda y avenida del Libertador- con sus antiguos árboles y suaves barrancas, fue paseo habitual de Jorge Luis Borges. Aquí le fueron tomadas muchas de las fotografías que ilustraron las numerosas entrevistas que concedió a los periódicos y revistas del país y del extranjero Desde lo alto de la barranca que balconea sobre la avenida Libertador se tiene una vista panorámica que abarca instalaciones del puerto, la Estación Retiro y la Torre de los Ingleses.

El jinete de pesado metal.

SAN MARTIN. Borges caminaba junto al monumento al general San Martín inaugurado en 1862 en esta plaza que lleva su nombre. Su principal originalidad reside en que todo el peso del bronce de la escultura se apoya sobre las patas traseras del caballo. Ese "jinete de pesado metal que proyecta desde lo alto su serie cíclica de sombras". Ante a este monumento, situado frente a la Cancillería argentina, tienen lugar los actos de homenaje al Libertador , del protocolo para las autoridades extranjeras que visitan el país.

Torre de los Ingleses

LA TORRE DE LOS INGLESES. En esta zona hubo una importante Plaza de Toros, en tiempos de la colonia. Posteriormente, en los juveniles años de Borges, un centro de diversiones, llamado Parque Japonés, al que en muchas ocasiones se refiere su obra. Solía acceder a acompañar a sus insistentes admiradores que llegaban de todas partes, y darles el gusto de fotografiarse junto a la Torre. Después de la guerra por las Malvinas, el sector se denomina Fuerza Aérea Argentina (ex Plaza Británica). La torre renacentista, con sus elementos importados de Inglaterra, tiene 70 metros de altura y un reloj de carillón, que en otra época se escuchaba por la mañana, desde el departamento de la calle Maipú, con cinco campanas y un peso total de seis toneladas. La obra fue donada para los festejos del Centenario por los residentes británicos.

La Torre de los Ingleses y una vista desde su interior.

 

ESCLAVOS. Dijo Borges, en una entrevista : "En tiempos de la colonia, el mercado de esclavos estaba en donde está ahora la torre de los ingleses. Y a los negros que no sabían hablar castellano se los llamaba "negros bozales", como si tuvieran un bozal puesto y no pudieran hablar. Y esos eran más baratos, lógicamente. Un negro bozal era más barato. Mi familia era pobre. Los Acevedo tenían seis esclavos, nada más. La gente rica, no sé, los Lezica, los Alvear, tendrían treinta esclavos. Cuanto más esclavos, menos trabajo para cada uno. Y mi tío me decía: vos sos peor que un negro después de las doce. Porque los negros trabajaban hasta las doce, ya después dormían la siesta."

 

anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
listia.gif (55 bytes)
Plaza Lavalle
Un Siglo de Borges Volver Un Siglo de Borges

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

listia.gif (55 bytes)  

Plaza Lavalle

Compuesta por tres manzanas que delimitan las calles Libertad, Talcahuano, la avenida Córdoba y Lavalle, este céntrico paseo porteño, transitado por jueces y abogados, tiene una tradicional pasaje flanqueado por quioscos dedicados a la compraventa y canje de libros usados. Viejos jacarandás, ceibos, magnolías y gomeros son testigos de los cambios y rediseños vividos por estas plazas que fueron escenario de la "revolución del 90". El monumental Palacio de Tribunales, la Escuela Julio Argentino Roca, el Teatro Colón, el Teatro Nacional Cervantes y la sinagoga de Libertad al 700, son algunos de sus edificios vecinos.

ABUELO. "Mi abuelo vivía en la casa en la que nací yo: Tucumán, entre Suipacha y Esmeralda. Eran todas casas bajas, la única casa de altos era el almacén de la esquina. El era presidente del comité radical, era amigo personal de Alem. Y en el año 90, cuando fue la revolución, todos los días, él salía de su casa, iba caminando hasta Plaza Lavalle que se llamaba El Parque entonces, y cumplía con su deber. Y a la hora de comer volvía a su casa, a las siete de la tarde y todo el mundo lo sabía. Una revolución bastante tranquila habrá sido, no? El fue todos los días, hasta que se rindió Alem. El iba y volvía a la hora de comer, y todo el mundo decía "ah, claro, el comisario Acevedo que va a la revolución...". Eran revoluciones sedentarias aquellas, tranquilas...".

Justicia

JUSTICIA. En 1983, al requerírsele una opinión sobre las ciencias jurídicas, en una charla acerca de la novela El Proceso, de Kafka, Borges derivó en una valoración de la actividad de los jueces. Entonces manifestó su impresión de que se trataba de una cosa sumamente difícil. Por esa época estaba planteado el juicio a las juntas militares de la última dictadura, y la cúpula que había resignado el poder pretendía someterse sólo a la justicia castrense, Borges lo consideró absurdo:: "Con ese criterio, los dentistas podrán pretender ser juzgados por los dentistas, o los plomeros por los plomeros", dijo.

 

anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
listia.gif (55 bytes)
El Rosedal
Un Siglo de Borges Volver Un Siglo de Borges

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

listia.gif (55 bytes)

 

El Rosedal

Ubicado en los jardines de Palermo, su nombre oficial es "Parque 3 de Febrero", fecha que conmemora el triunfo del general Urquiza sobre Rosas. Incluye un Patio Andaluz, donación del Ayuntamiento de Sevilla, de 1929. El clima habitualmente templado de Buenos Aires, su firme sol, tanto como sus periódicas lluvias, han posibilitado mantener varios remansos de flores. Tiene una permanente colección de rosales, antiguos árboles, extensiones de verde césped, lagos, monumentos y tranquilos senderos. Quien lo recorra, descubrirá en el Jardín de los poetas, un busto de Borges

Escultura de Borges en El Rosedal.

 

anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
listia.gif (55 bytes)
Parque Lezama
Un Siglo de Borges Volver Un Siglo de Borges

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

listia.gif (55 bytes)  

Escena en la avenida Independencia, en el barrio de San Telmo.

"Y allí -anotó en el siglo XVI, el soldado y cronista alemán Ulrico Schmidl, levantamos una ciudad que se llamó Buenos Aires".

ESPADA. Con sus amigas solía visitar el Parque Lezama, en una de las barrrancas naturales de la ciudad, y recorrerlo cantando. Más tarde, Ernesto Sabato ubicó aquí importantes escenas de su novela Sobre héroes y tumbas. En el poema Cosas, Borges escribe: "Es una espada que ha servido en las guerras y que es menos un arma que una memoria". La espada a la que se refiere perteneció al coronel Borges. El escritor la solía contemplar en el Museo Histórico Nacional del Parque Lezama. El museo del parque, que antiguamente fue la quinta de la familia Lezama, está integrado por documentos y piezas que testimonian los acontecimientos guerreros y políticos vividos en el país, hasta el año 1950. La entrada se encuentra en Defensa al 1600. Actualmente el público puede contemplar un retrato del coronel Borges.

Museo Histórico Nacional en el Parque Lezama.

ESTIRPE. "Soy de estirpe militar y siento la nostalgia del destino épico de mis mayores. Mi culto del valor me llevó, como a tantos otros, a la veneración atolondrada de los hombres del hampa. Así, a lo largo de los años, contribuí, sin saberlo y sin sospecharlo, a la exaltación de la barbarie& La prosa narrativa argentina no rebasaba, por lo común, el alegato, la sátira y la crónica de costumbres. Yo la elevé a lo fantástico."

Parque Lezama

 

anilat.gif (1923 bytes) Un Siglo de Borges
listia.gif (55 bytes)
Jardin Zoologico
Un Siglo de Borges Volver Un Siglo de Borges

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

 

Un Siglo de Borges

 

usbarra.gif (253 bytes)

listia.gif (55 bytes)

 

De niño, cuenta la madre de Borges, no lo podía alejar de la jaula de los tigres. Y debía amenazarlo con no dejarle abrir sus libros, para conseguir sacarlo del zoológico. En sus dibujos infantiles aparece ya la presencia de los tigres y Borges recordaba que él valoraba las enciclopedias que compraba su padre, según la importancia que para la edición tuvieran esas láminas de animales. El zoológico fue uno de los acostumbrados paseos a donde llevó a sus amigas. Algo similar a lo que había hecho anteriormente el escritor Horacio Quiroga. En particular, el cuento de Borges La escritura de Dios, se le ocurrió visitando la jaula de los felinos con Estela Canto. "Pensé que las manchas se parecían a una escritura, y que en ella estaba revelado el secreto del universo". Borges decía que Chesterton, al hablar sobre Blake, sostenía que el tigre es "emblema de terrible elegancia". Eso él lo consideraba de una total perfección para esa fiera ... Tiger, tiger, burning bright in the forest of the night".

 

El Jardín Zoológico a principios de siglo.