temp177.jpg temp179.jpg

Los edificios han sido intervenidos para recuperar las características originales. estas obras son un paso hacia su restauración definitiva

El trabajo de recuperación del complejo edilicio que alberga a Casa FOA 2000 fue hecho con un gran respeto, ante los lugares en los que se enhebraron los primeros sueños de nuestros abuelos en este suelo.
El ex Desembarcadero y el Hotel de Inmigrantes forman parte del patrimonio arquitectónico de nuestra ciudad que debemos preservar
, ya que su historia está ligada a la de muchos argentinos.



Los dos edificios han sido intervenidos con el objetivo de recuperar y preservar las características que tuvieron en su origen. Por tratarse de monumentos históricos, todos los trabajos fueron analizados y evaluados por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos, y fueron realizados de modo tal que estas mejoras sirvan como un aporte a su restauración futura. Entre las obras realizadas en el ex desembarcadero, que pertenece actualmente a la Armada Argentina, se han demolido todas las construcciones existentes sobre la calle histórica, que alteraban el proyecto inicial. Se procedió además a la recuperación de la reja y el portón que comunicaba con las plazas del Hotel de Inmigrantes, con lo cual se integraron visualmente los edificios de este conjunto y se recuperó la visión de río desde el eje de esos espacios verdes. En la fachada sobre Antártida Argentina las tareas estuvieron destinadas a restaurar el diseño original. Se derribó el sector construido por debajo del arco y se colocó un portón de reja con el diseño primitivo. Se rescató el revoque símil piedra, característico de la época en que se construyó el edificio, que estaba cubierto por sucesivas capas de pintura. En el interior se abrieron puertas ventanas hacia el muelle y la calle histórica, copiando las dimensiones y el ritmo que tenían las originales, pero confeccionadas con materiales contemporáneos. Se realizó también la reparación de la cubierta de chapa y se recuperaron las claraboyas con vidrio armado, como las originales. Casa FOA tomó a su cargo obras necesarias para la exposición, como las instalaciones eléctricas, de gas y sanitarias, además de pintura, tabiquerías de durlock y otras, que quedarán como mejoras para la Armada al finalizar la muestra. En la calle histórica se han recuperado el piso adoquinado original y los pilares que separan la misma de las plazas del hotel.

El proyecto de Casa FOA en el Hotel de Inmigrantes tiene un carácter de decoración y a la vez de homenaje, por lo que se ha buscado resaltar y restaurar los elementos arquitectónicos propios del edificio. Fue así que se hizo el mantenimiento y reposición de los pisos calcáreos originales y de los azulejos con sus zócalos y listeles moldurados. Además se colocaron vidrios en las ventanas que se encuentran en las escaleras del hall de entrada. En cuanto a los colores de las paredes, se efectuaron rigurosos cateos para obtener los tonos originales. Se realizó también el hidrolavado de la fachada sur y parte de la que da al oeste. En el terreno del “Ex Tandanor”, donde se construyó un loft, se desarrolló una propuesta de paisajismo frente al río. Las obras consistieron en reparar la fachada, descubrir el adoquinado y las vías existentes, además de colocar barandas en todo el perímetro. Este año, Casa FOA quiere dejar su impronta en este sector de la ciudad. Sobre la avenida Antártida Argentina se construyó la Plaza de los Inmigrantes, gracias al aporte de diversas empresas e instituciones, donde se entronizará la imagen de la Virgen de Medjugorje. Esta propuesta de paisajismo permanecerá para siempre como homenaje a nuestros antepasados inmigrantes, quienes tanto hicieron por esta nación. Nos da una gran satisfacción poder contribuir de esta manera con la recuperación de un lugar fundamental para nuestra memoria colectiva.