15. DIVINO BUENOS AYRES

En el lugar donde hoy se encuentra Divino Buenos Ayres, funcionaba un comedor para la gente que trabajaba en el puerto, que había sido donado por Eva Perón. Se decidió respetar el edificio existente.

La idea de crear un lugar comercial atípico a los de Puerto Madero
generó la propuesta de envolver al edificio con una cubierta en forma de velas hinchadas por la acción del viento.
La lectura de estas formas
náuticas no sólo se visualiza en la alzada, sino también en la planta.
Para el diseño se tomó como condicionante la estructura formal del edificio existente; la partición funcional de ésta dio lugar a cuatro Grandes Naves que limitan a un Patio Central al cual vuelcan las distintas actividades. Se logra así una relación visual con el paisaje, que a su vez se relaciona con las Terrazas, base de contemplación del entorno.
Tres propuestas gastronómicas convergen en un salón de usos múltiples, pensado para actuar en forma conjunta o independiente:
  Divino Club & Restaurant que ofrece cocina internacional.
  Medea Restaurant con cocina mediterranea que incluye carnes,
pollos y pescados.
  The Limbo Bar & Restaurant, propone desayunos, salad bar,
pizzas, sandwichs y tragos recreando un living que enmarca divertidos happy hours, pool y cyber café.
Todo esto se suma al Divino Danceclub,
Discoteque con capacidad para 800 personas, y a los 1600 m2 de terrazas lo que hacen del Divino Buenos Ayres un espacio único que además es ideal para reuniones de trabajo, presentaciones, lanzamientos, eventos y fiestas.


FUENTE:


SECRETARIA DE TURISMO
DEL GOBIERNO DE LA CIUDAD
DE BUENOS AIRES

MARZO 2000