Introducción al Circuito Avenida de Mayo.

 

“Buenos Aires si canta a la calle Corrientes
 canta al cosmopolismo;
 si a Florida, al snobismo;
 si a la Avenida de Mayo, al civismo"

 Alfonsina Storni


En
1884 nace la Romántica Avenida, cuando el Congreso sancionó la apertura de “una avenida de 30 metros de ancho, desde la Plaza de la Victoria hasta la Calle Entre Ríos”, obra que se llevó a cabo por iniciativa del Intendente Torcuato de Alvear que también hizo demoler la antigua recova que dividía la Plaza de Mayo en dos: por un lado la Plaza Mayor, el sector frente a la Casa de Gobierno y de la Victoria, al Oeste. Se inauguró el 9 de mayo de 1894 con el Intendente Federico Pinedo.
En esa época los porteños que tenían posibilidad de viajar, volvían deParís soñando con la incorporación del estilo art-noveau en Buenos Aires, motivo por el cual la Avenida de Mayo es francesa por “adopción” pero de espíritu netamente español, ya que la colectividad española se había asentado en esa zona.
En
1904 transitan colectivos por la Avenida de Mayo, comienzan las manifestaciones obreras y se inician las obras del Subterráneo Anglo-Argentino (actual linea A), inaugurado el 10 de septiembre de 1913, que cumplía un trayecto que iba desde Plaza de Mayo a Once.
Otro acontecimiento importante fue el 1° de mayo de 1909 en el cual participan las primeras mujeres.
Una fiesta para laAvenida fue la elección del Presidente Hipólito Yrigoyen en 1916 y con tristeza cuando se produjo su caída 14 años más tarde.
El Palacio Barolo, el edificio más importante de la Avenida, se inauguró en el año 1919, en Avenida de Mayo 1370.
El carnaval tuvo un lugar preponderante y la fiesta en la Avenida de Mayo a partir del año 1898, cuando se organiza el llamado “Corso de Flores”. Primero abarcaba desde Bolívar y Lima y luego hasta Luis Sáenz Peña de (18 a 24). Había disfraces, caretas y antifaces, serpentinas, papel picado, pomos con agua perfumada. Las murgas y comparsas estaban formadas por la colectividad española y negros candomberos. El desfile de disfraces a lo largo de la Avenida brindaba un espectáculo total de color y alegría.
Los bares, restaurantes y el tradicional
Teatro Avenida, dedicado al género de la zarzuela definía la caracteística de la gran avenida porteña.
Los poetas y los artistas encontraron el lugar adecuado para su expersión artística y literaria.
El
Café Tortoni, el más antiguo de Buenos Aires, abrió sus puertas sobre la calle Rivadavia, más tarde en Avenida de Mayo 829. Allí funcionó en el sótano la Peña de Artes y Letras, que fue iniciativa de Benito Quinquela Martín , Tomás Allende Yragorri, Pascual de Rogatis y muchos pintores, músicos y poetas.
Una mujer que se destacó fue Alfonsina Storni. En ese memorable sótano tocó el piano Arturo Rubisntein, cantó Lily Pons, actuó Josephine Baker. Se realizaron distintas conferencias, con el poeta italiano Marinelli, el dramaturgo Pirandello, que en su agasajo, cantó Carlos Gardel. También participaron, José Ortega y Gaset, Roberto Arlt, Baldomero Fernandez Moreno, Jorge Luis Borges, Carlos de la Cárcova y muchos otros.

 

“Viejo Tortoni, Refugio Fiel
 de la amistad junto al pocillo de café.
 En ese sótano de hoy, la magia sigue igual
 y un duende nos recibe en el umbral.

 Viejo Tortoni, En tu color
 están Quinquela y el poema de Tuñón.
 Y el tango aquel de Filiberto,
 como vos, no ha muerto,
 vive sin decir adiós”

 Eladia Blázquez.

 

Raúl Gonzales Tuñón, recuerda la presencia del Presidente de la República, Marcelo de Alvear que fue solo, caminando por la Avenida de Mayo a la Peña, a escuchar los poemas de Nicolás Olivari, Carlos de la Púa y al mismo Tuñón, que todavía no eran muy conocidos. Otra peña que funcionó también en la Avenida de Mayo, fue el sótano del Hotel Castelar, llamado “Signo”, integrado por Norah Lange, Oliverio Girondo, Alfonsina Storni y muchos más. Aquí se agasajó a Federico García Lorca en el año 1933, cuando se alojó en ese hotel, durante el período de estreno de su obra “Bodas de Sangre” en el Teatro Avenida.

Avenida de Mayo lleva en su ser la historia de la ciudad y del país.
Es una "arteria" emblemática de Buenos Aires. definida por el arquitecto José María Peña: "francesa por concepción, española por adopción y porteña por convicción."


La Avenida donde están
las agencias del lotero,
los hoteles, los cafés
donde nunca van de acuerdo
los que discuten "sus cosas"
andaluces, madrileños
que la Avenida de Mayo
es como la casa de ellos."

Fornier