6- Cabildo de la Ciudad de Buenos Aires
Bolívar y Av. de Mayo

Hubo varios edificios desde 1711 a 1725, de construcción muy precaria, siendo modificados o a través de una reconstrucción del Cabildo de 1810, realizado por el arq. Mario Buschiazzo, quedando los cimientos y los muros originales. Tenía once arcos, de los cuales se derrumbaron tres de cada lado, para la apertura de la Diagonal Sur y la Avenida de Mayo. La reconstrucción se inaugura en 1940 y es declarado Monumento Histórico Nacional, en el año 1942. En su interior funcionan. el Museo del Cabildo y de la Revolución de Mayo, y la Comisión Nacional de Monumentos, Paseos y Museos Históricos.

 

foto

foto

foto

foto

foto

foto

foto

CABILDO DE LA CIUDAD DE BUENOS AIRES S. XVIII
Calle Bolívar N° 65

Al fundar Buenos Aires en 1580, Juan de Garay, según lo establecían de las Leyes de Indias, destinó para sede del Cabildo y cárcel este solar, en uno de los bordes de la Plaza Mayor. El Cabildo se ocupaba del gobierno de la ciudad y administraba justicia. Sus integrantes eran elegidos anualmente entre los vecinos, por votación pública. Las reuniones ordinarias del Cabildo, celebradas semanalmente en la Sala Capitular, eran convocadas al son de campana tañida. Los cabildos abiertos deliberaban sólo en casos de emergencia pública. A partir de las Invasiones Inglesas de 1806/1807, el Cabildo asumió poder político, como organismo de legitimación de los vecinos frente a un Virrey cuestionado por la opinión general. Desde 1808, la crisis institucional derivada de la ocupación napoleónica en España acentuó su posición de referente autónomo de los sectores locales, e inició el camino de ruptura con el poder monárquico. Ante la disolución de la Junta Central de Sevilla, el Virrey convocó al Cabildo Abierto del 22 de mayo de 1822, en el que se decidió su reemplazo por un nuevo gobierno. Los sucesos del 25 de mayo desembocaron en la constitución de la Primera Junta de Gobierno Patrio, que sesionó en el Cabildo. La Ley de Supresión de los Cabildos de 1821 puso fin a la institución. El edificio original del Cabildo fue demolido en las primeras décadas del siglo XVIII. Lo reemplazó un edificio de dos plantas, proyectado por el Hermano Jesuita Andrés Blanqui, cuya construcción se terminó en 1751. Con doble arquería hacia el frente de la Plaza y una torre central, albergaba en su planta baja una capilla y oficinas, y, en la planta alta, la Sala Capitular. En 1767 se anexó el terreno posterior, donde se construyó una cárcel para hombres, separada del edificio principal por un patio. Desde 1812 en adelante sufrió modificaciones y cambios de uso, que culminaron en 1879 con la remodelación proyectada por Pedro Benoit para adaptar al Cabildo como sede de los Tribunales de Justicia. El edificio quedó sustancialmente modificado, con el techado de los patios internos, el agregado de un cuerpo a la torre y la italianización de la fachada. En 1889, se demolieron tres arcos del sector norte para dar lugar a la apertura de la Avenida de Mayo. En 1931, la apertura de la Diagonal Sur suprimió tres arcos del sector sur, reemplazados por una esquina en ochava. Para entonces, la torre ya había sido demolida, por problemas estructurales. Fue restaurado en 1940 por el Arquitecto Mario Buschiazzo. Sobre la base de fuentes documentales gráficas y escritas, sondeos y cateos en obra, Buschiazzo retrotrajo al Cabildo al aspecto que ofrecía en la época colonial, reconstruyendo la torre, recuperando los tejados a dos aguas, rehaciendo carpinterías y herrería según los referentes de fines del siglo XVIII. Hoy es sede de la Comisión Nacional de Museos y de Monumentos y Lugares Históricos, y del Museo Histórico Nacional del Cabildo de Buenos Aires y de la Revolución de Mayo.

 


Fuente de esta Información:
www.fnartes.org.ar
www.monumentos.org.ar

 

fotofoto

 
temp21.jpg
temp8.jpg
temp9.jpg
temp45.jpg
temp39.jpg
temp2.jpg
temp20.jpg
temp122.jpg
temp123.jpg
temp130.jpg
temp127.jpg
temp133.jpg
temp141.jpg
temp121.jpg