Índice:
Polo Industrial Europeo.
Carbón, Acero y Medios de Comunicación.
Ciencia, Cultura y Tiempo Libre. 
Fotos.
 

POLO INDUSTRIAL EUROPEO. Corazón industrial, moderno centro tecnológico, emporio cultural y mediático, el Land de Renania del Norte-Westfalia, con sus casi 18 millones de habitantes el más poblado del país, ha vivido durante los últimos decenios una profunda reconversión que le ha alejado de la tradicional imagen de las chimeneas humeantes, torretas de extracción y altos hornos. El antiguo país del carbón y del acero es hoy una región donde, junto a estos ramos tradicionales, se han instalado nuevos sectores con gran proyección de futuro y donde se registra una importante actividad inversora, tanto nacional como extranjera, atraída por su excelente infraestructura.

Casi la mitad de la población vive en grandes ciudades de más de 100.000 habitantes; la densidad de población (527 habitantes por kilómetro cuadrado) es de las mayores de Europa. La cuenca del carbón se ha desembarazado de su lastre. Hace tiempo que se ha cumplido la exigencia, planteada en los años sesenta, de acabar con los impactos ambientales. Casi el 52 por ciento de la superficie de Renania del Norte-Westfalia se dedica a la agricultura, el 25 por ciento está cubierto de bosques. De todos modos, la Cuenca del Ruhr sigue siendo la mayor aglomeración industrial de Europa con unos 5,4 millones de habitantes. Numerosas compañías de suministro energético tienen su sede en esta región, que además es un importante emplazamiento de la industria de grandes centrales eléctricas y de la industria química.

La fundación del Estado Federado de Renania del Norte-Westfalia se remonta a los tiempos de la ocupación británica tras la Segunda Guerra Mundial: la potencia de ocupación unió en 1946 la mayor parte de la antigua provincia prusiana de Renania con la provincia de Westfalia, territorios a los que se añadiría posteriormente la región de Lippe-Detmold.

Bonn, a orillas del Rin, fue designada en 1949 capital provisional de la República Federal de Alemania. Tras la unificación de Alemania Berlín pasó a ser definitivamente la capital del país. El traslado de la sede del Parlamento y del Gobierno Federal a la ciudad a orillas del Spree se producirá en torno al año 2000. La «ciudad federal» de Bonn (303.000 habitantes) seguirá desempeñando, no obstante, un importante papel como centro administrativo y científico.

 

ir al inicio de la página
 

CARBÓN, ACERO Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN. Hoy en día la economía de Renania del Norte-Westfalia está muy diversificada. Desde 1960 ha disminuido considerablemente el número de trabajadores en el sector del carbón y del acero; ese año todavía trabajaba en el sector uno de cada ocho trabajadores, hoy ya solo uno de cada veinticinco en la Cuenca del Ruhr ya sólo quedan 14 minas de carbón. Han surgido muchos nuevos puestos de trabajo, por ejemplo en el sector mediático y cultural, que entretanto es el que mayores índices de crecimiento registra anualmente. En 1996 el consorcio mediático norteamericano Time Warner inauguró en Bottrop-Kirchhellen un centro y unos estudios cinematográficos por un valor superior a los 360 millones de marcos, la mayor inversión de la historia del sector en Alemania. La Escuela Superior de Medios de Comunicación de Colonia, el Instituto de Práctica y Transferencia Mediática de la Escuela Superior Folkwang de Essen y la Academia de Perfeccionamiento para las Profesiones Mediáticas, con sede en Siegen, son tan sólo algunos ejemplos de la actividad de este Estado Federado en el campo de los medios de comunicación.

Hoy en día cerca del 66 % de los trabajadores de Renania del Norte-Westfalia está empleado en el sector terciario. El ajuste estructural siempre ha ido paralelo a la renovación ecológica: con las innovadoras empresas activas en el sector de la protección ambiental, el Estado de Renania del Norte-Westfalia se ha convertido en uno de los principales centros de la ecotecnología a nivel europeo.

La pujante actividad económica se basa en una tupida red de autopistas, ferrocarriles y vías fluviales, que comunican entre sí a numerosas grandes ciudades como Colonia (964.000 habitantes), Essen (612.000), Dortmund (597.000), Düsseldorf (571.000), Duisburg (533.000), Bochum (398.000), Wuppertal (380.000), Bielefeld (324.000), Gelsenkirchen (289.000), Mönchengladbach (267.000), Münster (266.000), Krefeld (248.000) y Aquisgrán (248.000). A ello se suman los aeropuertos de Düsseldorf y Colonia-Bonn. Duisburg, a orillas del Rin, tiene el mayor puerto fluvial del mundo.

44 de las 100 mayores empresas alemanas tienen su sede en Renania del Norte-Westfalia. Junto a los gigantes industriales, como Bayer Leverkusen, VEBA AG o el consorcio editorial Bertelsmann, existen alrededor de 600.000 pequeñas y medianas empresas. Düsseldorf es una de las principales plazas financieras de Alemania. En el sector de las compañías de seguros Colonia ocupa una posición puntera a nivel nacional. Düsseldorf, Colonia, Dortmund y Essen son cuatro centros feriales competitivos a escala mundial. Más de la cuarta parte de las exportaciones alemanas procede de Renania del Norte-Westfalia, que a su vez concentra casi la cuarta parte de las importaciones a la República Federal de Alemania.

 

ir al inicio de la página

 

CIENCIA, CULTURA Y TIEMPO LIBRE. A partir de los años setenta Renania del Norte-Westfalia puso en marcha una de las redes de centros de enseñanza superior más amplias y especializadas de Europa: 52 escuelas superiores y técnicas preparan en 70 localizaciones a cerca de 510.000 estudiantes para su futuro profesional. Una red de centros tecnológicos y entidades de transferencia -incluyendo diez institutos de la Sociedad Max Planck, cinco de la Sociedad Fraunhofer y el Centro de Innovación y Tecnología «Zenit» de Mülheim del Ruhrse encarga de facilitar el acceso de la pequeña y mediana empresa al know how de las instituciones docentes e investigadoras.

Más de doce millones de personas visitan anualmente los 570 museos del Estado Federado, como por ejemplo la llamada Milla de los Museos en Bonn, el Museo Wallraf-Richartz y el Museo Ludwig de Colonia, la Colección de Arte del Estado Federado en Düsseldorf o el Museo Folkwang de Essen. Renania del Norte-Westfalia sufraga la conservación de más de 75.000 monumentos. Ningún centro del mundo cuenta con la colaboración de tantos artistas destacados del arte figurativo contemporáneo como las academias de bellas artes de Düsseldorf y Colonia. La formidable densidad de los teatros, con más de 160 salas, asegura la diversidad de la oferta cultural y consolida su fama internacional. Entre las manifestaciones culturales de mayor resonancia cabe mencionar los Festivales del Ruhr, los Encuentros Teatrales de Renania del Norte-Westfalia, las Jornadas Cinematográficas de Oberhausen, dedicadas al cortometraje, el Colegio Europeo de Traductores, con sede en Straelen, y la Escuela de Arte Dramático de Bochum. El Teatro-Danza de Pina Bausch es tan conocido en Nueva York y Tokio como en su ciudad de origen, Wuppertal. Casi trece millones de personas, con un total de 34 millones de pernoctaciones, incluyendo la asistencia a ferias, visitan anualmente Renania del Norte-Westfalia, región que, además de la oferta cultural, conserva parajes de gran belleza que brindan infinidad de posibilidades al turista, como por ejemplo el Münsterland con sus típicos castillos con estanques, el Sauerland, paraíso para esquiadores, o los numerosos pantanos, que ofrecen condiciones ideales para la práctica de los deportes acuáticos.

 

ir al inicio de la página