Índice:
Centro Económico con Proyección de Futuro.
Unidad Política desde 1945.
Paisajes Bucólicos y Ciudades Bulliciosas.
Industria Moderna con Tradición.
Feria Internacional del Libro y Arte de Vanguardia.
Fotos.
 

CENTRO ECONÓMICO CON PROYECCIÓN DE FUTURO. Hesse es el quinto Estado Federado por número de habitantes (seis millones) y superficie (21.100 kilómetros cuadrados). En la actualidad es uno de los grandes focos económicos de Alemania y se cuenta entre las regiones más dinámicas de Europa. Más conocida que la capital, Wiesbaden, es Francfort, plaza financiera internacional de primer orden con más de 400 bancos y la mayor Bolsa de Alemania; desde el 1 de enero de 1999 es sede del nuevo Banco Central Europeo (BCE), además de seguir albergando la sede del Deutsche Bundesbank (Banco Federal Alemán); la ciudad a orillas del Meno también destaca como emplazamiento de importantes ramos industriales y tecnológicos y sede de numerosas ferias internacionales. El aeropuerto Rin-Meno registra el mayor tráfico de mercancías del continente europeo y es el segundo aeropuerto de Europa en cuanto al número de pasajeros.

 

ir al inicio de la página
 

UNIDAD POLÍTICA DESDE 1945. La Región tiene una agitada historia. La Iglesia de San Pablo de Francfort, donde se reunió en 1848 y 1849 la Asamblea Nacional, el Primer Parlamento Alemán democráticamente legitimado, que a la postre fracasaría aplastado por el poder de los príncipes que por aquel entonces gobernaban en Alemania, es hoy monumento conmemorativo nacional. Antes de las guerras de unificación bismarckianas Hesse estaba dividido en cuatro principados y ducados, un marquesado y la ciudad libre de Francfort, dentro de la disgregación territorial propia de aquella época. Tras la guerra austro-prusiana de 1866, Prusia se anexionó todo el territorio, a excepción del Gran Ducado de Hesse-Darmstadt. Mediante la «Proclama No. 2», del 19 de septiembre de 1945, hecha pública en el edificio de IG Farben en Francfort, el gobierno militar estadounidense fusionó Hesse-Darmstadt con la mayor parte del territorio anteriormente prusiano en el nuevo Estado de Hesse.

 

ir al inicio de la página

 

PAISAJES BUCÓLICOS Y CIUDADES BULLICIOSAS. Si los historiadores se refieren a Hesse como «unidad desde la diversidad», los geógrafos caracterizan la región entre el Diemel y el Weser al Norte y el Neckar al Sur como «enmarañada y pintoresca sucesión de paisajes montañosos y llanos». El Oeste pertenece al Schiefergebirge renano; los yacimientos de hierro del Lahn, Dill y Sieg ya se explotaban antes del Cristianismo. Hesse oriental es geológicamente más reciente; la arenisca abigarrada que predomina en esta región es pobre en minerales e inapropiada para la explotación agrícola; los paisajes son más agrestes y la densidad de población es menor que en otras zonas. Los macizos volcánicos son típicos de esta región: en el Westerwald, en la Rhön, en el Hoher Meissner, en el Kaufunger Wald y en el Knüll se encuentran viejas formaciones. Las ciudades universitarias de Marburgo (77.000 habitantes) y Giessen (74.400 habitantes), así como Wetzlar (53.700 habitantes), famosa por su industria óptica, están enclavadas en espléndidos paisajes. La Bergstrasse y el Rheingau se cuentan entre las mejores zonas vinícolas y frutícolas de Alemania.

En Hesse oriental sobresale la ciudad episcopal de Fulda (61.700 habitantes), famosa por su arquitectura barroca y su rica tradición histórica. La capital del Estado Federado, Wiesbaden (268.000 habitantes), no es únicamente un centro administrativo, sino también un elegante balneario con un muy concurrido casino.

 

ir al inicio de la página

INDUSTRIA MODERNA CON TRADICIÓN. La pujanza económica del Estado Federado de Hesse, cuyo producto interior bruto ronda los 117.000 marcos per cápita, se basa en cuatro ramos industriales, la química, la fabricación de vehículos y de maquinaria y la electrotecnia, y en la fuerza de atracción de Francfort (647.000 habitantes) como centro del sector terciario. Empresas como Hoechst, Degussa y Rütgers en Francfort o Merck en Darmstadt (138.000 habitantes) tienen una fuerte presencia en los mercados mundiales gracias a sus productos químicos, farmacéuticos, esmaltes y pinturas y componentes de equipos informáticos, al igual que los fabricantes de automóviles Opel, que tiene su casa matriz en Rüsselsheim, y Volkswagen en Baunatal o las Thyssen-Henschel-Werke (maquinaria y técnica de transporte) en Kassel (201.000 habitantes). Las zapatas de freno sin amianto de la empresa Teves de Francfort son utilizadas por los fabricantes de vehículos de medio mundo; VDO es el segundo fabricante mundial de salpicaderos de automóvil e instrumentos electrónicos de regulación y control para vehículos. Honeywell, con sede en Offenbach, es una empresa puntera en la fabricación de sistemas electrónicos de medición y regulación en el ramo de la climatización.

El éxito económico de Hesse se debe en buena medida a su estratégica situación geográfica, con importantes encrucijadas en las vías de comunicación aérea, fluvial y por ferrocarril. El aeropuerto Rin-Meno es una de las plataformas más importantes del transporte europeo. Con cerca de 52.000 trabajadores se ha convertido en el mayor centro de trabajo de Alemania, con tendencia al alza. El sector económico, el mundo de la ciencia y el gobierno del Estado Federado cooperan en la Fundación Tecnológica de Hesse con miras a potenciar la innovación y competitividad de la región.

Investigadores e inventores de estas tierras impulsaron con sus revolucionarios descubrimientos e innovaciones la implantación de nuevas industrias y tecnologías. El químico Justus Liebig, natural de Darmstadt, desarrolló en torno a 1840 en la Universidad de Giessen el abono artificial para plantas agrícolas. El físico Gelnhausen Johann Philipp Reis presentó en 1861 el primer teléfono de la historia. La televisión y la técnica de comunicaciones moderna tienen su origen en un invento, la válvula de oscilaciones, del Premio Nobel Karl Ferdinand Braun, natural de Fulda. Konrad Zuse, que vivió mucho tiempo en Bad Hersfeld, construyó la primera computadora.

 

ir al inicio de la pagina
 

FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO Y ARTE DE VANGUARDIA. Francfort, ciudad natal de Johann Wolfgang von Goethe, está muy vinculada al mundo del libro. La Biblioteca Alemana, con sede en Francfort, donde se depositan obligatoriamente todas las publicaciones alemanas desde 1945, es la «estantería más larga de Alemania». Entre los acontecimientos culturales de más resonancia internacional destacan la mayor feria del libro del mundo, que se celebra todos los años en Francfort, y la exposición de arte contemporáneo «documenta» de Kassel. En Bad Hersfeld, Wetzlar, Wiesbaden y en el Rheingau se organizan famosos festivales. El Joven Foro Literario de Hesse promueve la renovación del arte. El Premio Georg Büchner de literatura que concede el Estado Federado es uno de los galardones literarios más prestigiosos de Alemania. Hesse cuenta con infinidad de museos y ofrece exposiciones de gran interés: Además de la conocida ribera de los museos de Francfort y los diversos centros culturales y museos de todo tipo de esta metrópoli, cabe mencionar por ejemplo el Museo del Marfil de Erbach, el Museo de los Hermanos Grimm en Kassel o el Museo al Aire Libre del Hessenpark, donde se pueden visitar casas típicas de la región pertenecientes a distintas épocas y fielmente restauradas. Un museo al aire libre muy especial es la llamada Mathildenhöhe de Darmstadt, famosa colonia de artistas de la época del modernismo.

 

ir al inicio de la página