Índice:
El Plan Federal de Transportes.
La Deutsche Bahn AG.
Las Carreteras.
La Navegación.
Navegación Fluvial.
La Navegación Aérea.
Correo y Servicios de Mensajería.
Fotos.
 

EL PLAN FEDERAL DE TRANSPORTES. El Primer Plan Nacional de Transportes, aprobado para el periodo 1993-2012, prevé junto a la conservación y renovación de la red de comunicaciones existente, una ampliación integral de la red de ferrocarriles, carreteras y canales. Por primera vez las inversiones en medios de comunicación no contaminantes, es decir, ferrocarriles y navegación fluvial, superan los recursos destinados a las carreteras. Las terminales de transporte combinado que se construirán durante los próximos años potencian la interconexión del transporte de mercancías por ferrocarril y carretera. En el apartado de las carreteras federales se prioriza la construcción de unas mil vías de circunvalación para descongestionar ciudades y localidades de menor tamaño. El desarrollo de nudos intermodales funcionales revestirá especial importancia.

 

ir al inicio de la página
 

LA DEUTSCHE BAHN AG. Los Ferrocarriles Federales Alemanes (DB) se fusionaron en 1994 con los Ferrocarriles del Reich (DR) en una empresa privada con forma de sociedad anónima, la Deutsche Bahn AG. El ferrocarril, en cuanto medio de transporte poco contaminante, sigue siendo imprescindible para el transporte de mercancías, servicios combinados y transporte de personas. En consecuencia, la modernización de las vías férreas seguirá siendo prioritaria. En la parte occidental los Ferrocarriles Federales Alemanes (DB) pusieron en marcha en el año 1991 sus primeras líneas de alta velocidad, en las que los modernos trenes ICE alcanzan velocidades de hasta 250 km/h. Otras líneas con conexiones transeuropeas están en fase de planificación. Los nuevos tramos entre Hannover, Wurzburgo, Mannheim, Stuttgart y Munich resultan especialmente atractivos para los hombres de negocios.

La segunda fase de la reforma de los ferrocarriles prevé la transformación de determinados segmentos en sociedades anónimas: trasporte interurbano de viajeros, transporte de cercanías, transporte de mercancías y vías férreas. Según lo previsto, este proceso concluirá a más tardar a finales de 1999. La regionalización del transporte por ferrocarril, concluida en 1996, ya está dando sus primeros frutos. Paralelamente se realizará la urgente modernización del parque de trenes y de las estaciones («Proyectos 21»). En los próximos años está previsto modernizar o construir un total de 27 estaciones, combinadas con centros comerciales y turísticos. A largo plazo se proyecta convertir las grandes estaciones de cabecera (Stuttgart, Múnich, Francfort del Meno) en estaciones de paso directo (correderas).

En 1994 el Gobierno Federal aprobó la construcción del nuevo tren magnético monorraíl Transrapid entre Berlín y Hamburgo, con escala en Schwerin. La tecnología de los monorraíles magnéticos tiene gran proyección de futuro. En abril de 1998 la industria y el Gobierno Federal firmaron un documento que recoge las líneas maestras del proyecto.
El procedimiento de planificación está en marcha, de modo que el nuevo trazado podrá estar terminado en el año 2005 si se asegura la financiación privada.

Los ferrocarriles también desempeñan una función importante en el transporte público de cercanías en las grandes aglomeraciones urbanas. Con sugestivas ofertas se trata de atraer al mayor número posible de conductores de automóviles; el uso de los transportes públicos contribuye a la protección del medio ambiente. Durante los últimos años el Estado invirtió miles de millones en la ampliación y modernización de los ferrocarriles suburbanos o de cercanías en Berlín y Hamburgo, cuenca del Ruhr, Francfort del Meno, Colonia, Nuremberg, Stuttgart, Múnich y Kassel. Los ferrocarriles suburbanos enlazan con los metropolitanos, tranvías y autobuses. Gran éxito ha tenido la integración de los transportes públicos en casi todas las grandes aglomeraciones urbanas (sistema multimodal), lo cual significa que los usuarios pueden utilizar los diferentes medios de transporte con un solo billete.

 

ir al inicio de la página

 

LAS CARRETERAS. El tráfico en las carreteras alemanas es mayor que nunca. En 1997 estaban matriculados 49,0 millones de vehículos. 41,4 millones eran automóviles. Cada día cambian de propietario o se matriculan por primera vez unos 50.000 automóviles.

La red viaria interurbana tiene una longitud de cerca de 231.000 km, de los cuales más de 11.000 km corresponden a autopistas. Alemania tiene, por detrás de los Estados Unidos, la segunda red de autopistas más larga del mundo. Dejando aparte los nuevos Estados Federados, actualmente no se trata tanto de construir nuevas carreteras, sino de eliminar cuellos de botella y puntos negros, así como de mejorar las vías de comunicación con las regiones más desfavorecidas. En casi todas las carreteras alemanas existe un límite de velocidad escalonado. En las carreteras federales la velocidad máxima es de 100 km/h; en núcleos urbanos de 50 km/h, en zonas residenciales a menudo de sólo 30 km/h. Sólo en algunos tramos de las autopistas no hay límite de velocidad.

Para muchos el automóvil sigue siendo un medio imprescindible para desplazarse al puesto de trabajo; otros lo utilizan más en su tiempo libre. El transporte de mercancías de puerta a puerta no funcionaría sin una buena flota de camiones y camionetas. Así pues, los vehículos de motor seguirán siendo en el futuro un medio de transporte de primer orden. Una de las principales líneas de investigación en el sector de la construcción de automóviles es la reducción del consumo de carburante y de emisiones nocivas a la atmósfera: El objetivo planteado es desarrollar antes del final del milenio automóviles que, alcanzando unas prestaciones adecuadas, no consuman más de tres litros a los cien kilómetros.

En algunos campos se combinan el transporte por carretera y por ferrocarril, mediante el cual los camiones son transportados en vagones especiales por ferrocarril. También el transporte de contenedores, en el que los ferrocarriles son un importante eslabón de la cadena de transporte, compagina el ferrocarril y la red viaria. Lo mismo sucede con los servicios autoexprés.

La movilidad y calidad de vida que ofrece el automóvil tienen su reverso. Los automóviles son junto a la industria y los hogares una de las principales fuentes de contaminación del ambiente atmosférico. Desde hace tiempo los propietarios de automóviles no contaminantes se benefician de ciertas ventajas fiscales. La reforma de los tramos del impuesto de circulación en función de las emisiones de los escapes supone un impulso adicional a los automóviles no contaminantes.

La seguridad vial mejora permanentemente; esto se consigue mediante la modernización de las carreteras, la tecnología viaria, las campañas de sensibilización y los avances técnicos de los vehículos en cuanto a seguridad activa y pasiva. Aunque la movilidad y el parque de automóviles aumentan sin cesar, en Alemania el número de víctimas mortales en accidentes de tráfico alcanzó en 1996 con aproximadamente 8.700 víctimas mortales el nivel más bajo desde la implantación de las estadísticas de mortalidad en carretera en 1953. En los nuevos Estados Federados se ha conseguido invertir la tendencia negativa detectada tras la unificación. La seguridad vial es una tarea permanente.

 

ir al inicio de la página

 

LA NAVEGACIÓN. Como importante país exportador e importador, la República Federal de Alemania dispone también de una marina mercante propia, que es una de las más modernas y seguras del mundo. Dos tercios de los buques no tienen más de diez años. Alemania ocupa una posición puntera en el campo de los buques contenedores y en el transporte roll-on-roll-off.

Los puertos alemanes, entre los que destacan los de Hamburgo, Bremen/Bremerhaven, Wilhelmshaven, Lübeck y Rostock, han consolidado su posición frente a la competencia internacional. Gracias a las ingentes inversiones en infraestructura y a las modernísimas instalaciones de embarque y desembarque, los puertos alemanes son competitivos. Se trata de «puertos rápidos», en los que también los grandes buques pueden cargarse o descargarse en muy poco tiempo.

 

ir al inicio de la página
 

NAVEGACIÓN FLUVIAL. Alemania dispone de una red de vías fluviales federales con una longitud total de cerca de 7.450 kilómetros. Alrededor del 39 % son vías fluviales libres o reguladas, el 38 % vías fluviales reguladas con esclusas y el 23 % canales. Mientras que en los antiguos Estados Federados la red de vías fluviales en buena medida se fue mejorando y ampliando con nuevas conexiones desde la misma fundación de la República Federal, las vías fluviales de los nuevos Estados Federados en su mayoría siguen teniendo las dimensiones de antes de la guerra.

La principal vía de navegación fluvial es el Rin, que concentra prácticamente las dos terceras partes del transporte de mercancías por vía fluvial. Por mercancías transportadas, destacan los productos de las canteras y refinerías, los minerales, las horruras y el carbón, que concentran en total más del 70 % del volumen de transporte por vía fluvial.

 

ir al inicio de la página
 

LA NAVEGACIÓN AÉREA. Las elevadas tasas de crecimiento de la navegación aérea internacional suponen también en Alemania crecientes exigencias para los aeropuertos y la seguridad aérea. En 1997 se registraron en los aeropuertos alemanes 120,4 millones de pasajeros. A esto se suma un total de 2,1 millones de toneladas de carga aérea. El mayor aeropuerto alemán es el de Francfort del Meno, que a la vez es uno de los más importantes de Europa. Los demás aeropuertos civiles internacionales son el de Berlín-Tempelhof, el de Berlín-Tegel, el de Berlín-Schönefeld y los de Bremen, Düsseldorf, Dresde, Erfurt, Hamburgo, Hannover, Colonia/ Bonn, Leipzig, Múnich, Münster/Osnabrück, Nuremberg, Sarrebruck y Stuttgart. Además existen otros aeropuertos de relevancia regional.

La Deutsche Lufthansa es una de las compañías aéreas más importantes del mundo. En 1997 transportó a 44,5 millones de pasajeros. Su flota se compone de unas 220 aeronaves. Cada año cerca de veinticinco millones de pasajeros utilizan las compañías Cóndor, LTU, Hapag-Lloyd, AeroLloyd y otras compañías chárter más pequeñas para sus viajes de vacaciones. Más de 120 compañías aéreas internacionales tienen vuelos regulares a aeropuertos alemanes, desde los cuales existen conexiones directas con cerca de 300 destinos en más de cien países.

Los aeropuertos alemanes son explotados por operadores privados. Desde 1993 las funciones de la seguridad aérea son competencia de la DFS Deutsche Flugsicherung GmbH, entidad privada que sucedió a la Oficina Federal de Seguridad Aérea y de la cual es propietaria única la Federación. Los estándares de seguridad de los aeropuertos y la seguridad de la navegación aérea se actualizan permanentemente en función de la situación del espacio aéreo alemán, muy congestionado. La Deutsche Lufthansa fue privatizada en 1994. Su oferta se ha diversificado notablemente gracias a la cooperación con diversas compañías extranjeras.

 

ir al inicio de la página
 

CORREO Y SERVICIOS DE MENSAJERÍA. La apertura del mercado impulsada a partir de 1995 por el Gobierno Federal en el sector postal, anteriormente monopolístico, ha incrementado notablemente la competencia en este ramo de la economía, dentro del cual Alemania ocupa una posición puntera a nivel europeo. A finales de 1996 ya operaban junto a la Deutsche Post AG más de cien licenciatarios en el mercado de los envíos masivos con indicación de destinatario (impresos personalizados) con un volumen total de cerca de 55 millones, lo cual no sólo incidió positivamente en el mercado laboral, sino que se tradujo en una perceptible rebaja de las tarifas. La nueva Ley Postal, en vigor desde el 1 de enero de 1998, lleva adelante la liberalización del sector postal. La licencia en exclusiva de la Deutsche Post AG establecida en la Ley Postal expira el 31 de diciembre de 2002.

Actualmente el sector postal factura en Alemania un total de 40 millardos de marcos anuales, de los cuales aproximadamente el 50 por ciento se genera en condiciones de competencia. No obstante, el mercado de las cartas y envíos masivos con indicación de destinatario hoy por hoy todavía está dominado en gran parte por la Deutsche Post AG. Con casi 270.000 empleados y una facturación de 27 millardos de marcos se cuenta entre las mayores compañías del sector terciario en Europa. La empresa dispone de una red logística integrada por 83 centros de distribución dotados de los últimos avances tecnológicos. A pesar de la creciente competencia de los medios electrónicos, desde 1991 el número de envíos postales despachados por esta empresa ha aumentado de forma ininterrumpida en cerca de un 25 por ciento, rebasando los 20 millardos de envíos en el año 1997. Este incremento se concentra básicamente en el segmento de los envíos masivos con indicación de destinatario.

En el mercado de los servicios de mensajería, envíos urgentes y paquetería, entre tanto totalmente liberalizado, la cuota de la Deutsche Post AG ronda el 25 por ciento. En estos segmentos compite con empresas como United Parcel Service, Deutscher Paketdienst, Hermes y DHL, entre otras muchas.

Las empresas privadas dedicadas a los servicios de paquetería y mensajería sin contar la Deutsche Post AG han generado hasta la fecha más de 92.000 puestos de trabajo. Desde el año 1990 la competencia en el sector se ha traducido en un notable incremento de la facturación total y en un aumento del empleo.

 

ir al inicio de la página