Salvar a Petra: Jordania en la Expo

El visitante que desee entrar al pabellón de Jordania deberá bajar algunos peldaños. El Reino de Jordania celebrará su Día Nacional el 11 de agosto en un pétreo jardín de esculturas. Aquí abajo, el visitante podrá sentirse como un arqueólogo y hacer sus propios descubrimientos. Jordania debe mucho a la arqueología - cabe señalar que anualmente llegan al país más de tres millones de turistas para visitar las ruinas de antiguas ciudades, por ejemplo de Petra. Dos de los Proyectos en todo el Mundo, que Jordania presenta en la EXPO con la ayuda del Programa "One-World" de la política alemana para el desarrollo, están dedicados por esta razón al turismo y a cómo mantener en el futuro su calidad de principal fuente de ingresos de Jordania. El turismo en Jordania está en pleno auge: sólo a la ciudad de Petra llegan anualmente 400.000 visitantes foráneos. Los turistas son una bendición para los jordanos y, al mismo tiempo, una creciente carga. Ello se debe, por una parte, a que los turistas seguirán visitando el país sólo si se conservan los monumentos antiguos. No obstante, la mundialmente famosa Ciudad de Petra se encuentra en un estado alarmante. La Sociedad de Cooperación Técnica (GTZ), la que por encargo del Gobierno Federal alemán presta ayuda para el desarrollo en Jordania, acota al respecto: "Aunque el Reino de Jordania dispone de una amplia gama de monumentos culturales extraordinariamente atractivos, y las ruinas de la ciudad de Petra se cuentan entre los principales monumentos culturales de la humanidad del Oriente Medio, en Jordania no hay una entidad local o nacional dedicada a la mantención de los monumentos. La consecuencia es una creciente ruina de esos monumentos únicos, los que además han sido víctimas de medidas de restauración equivocadas. El daño económico y cultural para el país es enorme, ya que esas construcciones históricas se han convertido en uno de los principales recursos económicos de Jordania, como lo demuestra el rápido incremento del turismo. Por esta causa, este proyecto apoya al país en la organización de un centro de restauración independiente y funcional en Petra. Al término del proyecto, ese centro pasará a manos de personal jordano cualificado. Su labor de restauración de monumentos no solamente beneficia a los beduinos de la región y a otros especialistas jordanos, sino a la población de todo el país, que con el turismo ha obtenido muchas nuevas oportunidades laborales y fuentes de ingresos. Además, la restauración ofrece nuevos campos profesionales a los interesados de todas las capas sociales". El proyecto de conservación de las construcciones de Petra se presenta en el Parque Temático "Humanidad" de la EXPO. También en otro sentido, el porvenir de Jordania está vinculado con la creciente cantidad de turistas, como escribe la GTZ: "Para el futuro del país, el abastecimiento suficiente - tanto en cantidad como en calidad - de agua potable tiene la mayor importancia. La situación en Jordania se caracteriza por una creciente carencia de agua. El abastecimiento necesario de agua potable para una población en aumento y para el expansivo sector del turismo, la puesta a disposición de agua para la industria y para la agricultura, que consume aproximadamente el 70% del agua, están representando un problema cada día mayor". Por esta razón, no solamente la GTZ está trabajando para mejorar el suministro de agua en Jordania, también el Gobierno del Reino fomenta la prospección de las reservas hidrológicas naturales. Así por ejemplo, en el Parque Temático "Basic Needs" se presenta el Programa Badia de Investigación y Desarrollo (BRDP) de Jordania, que investiga las reservas de aguas freáticas en el desierto jordano.