Ecuador en la EXPO

Ecuador considera la EXPO un foro para la protección ambiental y el desarrollo sostenible, como lo evidencia ya la planta del pabellón ecuatoriano, donde este país latinoamericano celebrará el 10 de agosto su Día Nacional en la EXPO. Las cuatro grandes regiones geográficas de Ecuador están representadas por los cuatro caminos que conforman la planta del pabellón. Los diversos Proyectos en todo el Mundo de Ecuador, algunos de los cuales han sido apoyados por el Programa "One-World" de la política alemana para el desarrollo, comparten una concepción conjunta: ¡Dadle a la gente una mayor responsabilidad por su entorno natural! Esta idea básica se puede constatar por ejemplo en los dos proyectos mediáticos que Ecuador presenta en el Parque Temático "Saber, Información y Comunicación". PULSAR y CEDEP son estaciones de radio y productoras de televisión alternativas que tratan de hacer radiotelevisión al servicio de los intereses de la gente común y corriente. Estas estaciones realizan producciones independientes que también se dedican a los temas de los pobres, las urgentes necesidades de los campesinos, las demandas de los sindicatos o a la labor de los activistas ecologistas. CEDEP, el Centro de Educación Popular de Quito, forma a los miembros de esos grupos, también para que puedan producir sus propios programas. PULSAR es una agencia de noticias alternativa, y su actividad informativa se centra en las iniciativas democráticas a escala local y que están relacionadas, por ejemplo, con problemas ambientales, los derechos de los indios o con la igualdad de derechos de la mujer. Su objetivo permanente es darles una voz a aquellos que hasta ahora nunca habían tenido un medio propio de expresión pública. O por ejemplo la protección del medio ambiente: desde hace cinco años, el objetivo del proyecto que Ecuador presenta en el Parque Temático "Medio Ambiente, Paisaje, Clima" es la protección de la selva lluviosa de Gran Sumaco. Las selvas lluviosas del curso superior del Amazonas son reservas para una amplia paleta de animales y plantas; es decir, es una zona muy rica que tiene una gran biodiversidad. Sin embargo, también son un espacio económico, tanto para la población local como para la industria exportadora de madera. La Sociedad de Cooperación Técnica (GTZ), la que por encargo del Gobierno Federal alemán presta ayuda para el desarrollo en Ecuador desde hace treinta años, acota en relación con su labor en el Parque Nacional de Gran Samaco: "La concepción del trabajo considera que sin un mejoramientos de la situación social y económica de la población (local) es imposible la protección o la preservación del entorno natural". Esto quiere decir que quien se proponga proteger la selva lluviosa debe ofrecer otra fuente de ingresos a los que viven de su destrucción. Por esta razón, la población local necesita ayuda para la agricultura, el abastecimiento de energía y, sobre todo, para la formación profesional. En contra de la gente que vive en la selva lluviosa no se puede salvarla, ello es posible únicamente cooperando con la población. Literalmente, tiene que valer la pena para ella.